jueves, 25 julio 2024

Información y noticias de la provincia de Valencia

Abel Martí: ‘La Pobla de Vallbona no puede limitarse a ser una ciudad dormitorio’

El nuevo alcalde de La Pobla de Vallbona comparte con Actualitat Valenciana los próximos cambios que abordará el nuevo gobierno del Partido Popular tras ocho años en la oposición

Abel Martí comenzó su andadura en política en las Nuevas Generaciones (NNGG) del Partido Popular al cumplir la mayoría de edad en 2010. A lo largo de su trayectoria, Martí ha colaborado también en los niveles provincial y autonómico del Partido Popular hasta que se centró de pleno en el proyecto del PP para La Pobla de Vallbona.

Durante la anterior legislatura, Martí ejerció su mandato como concejal en la oposición siendo número dos del Partido Popular en el municipio. Ahora, a sus 31 años, asume el reto de convertirse en el nuevo alcalde de La Pobla de Vallbona tras la victoria de los populares, en la oposición los pasados ocho años, y un acuerdo de gobierno con los partidos locales CUPO y Centrats.

Pregunta: ¿Cómo ha llegado a convertirse en el nuevo edil de La Pobla de Vallbona?

Respuesta: Se planteó que el cambio que manifestábamos desde el Partido Popular de la Pobla de Vallbona tenía que ser completamente en serio para dar un nuevo impulso a la localidad. Por ello, dimos la imagen de un político joven, del municipio y sin una larga trayectoria en política a diferencia de otras figuras de la localidad.

Esto nos lleva al momento actual, me presenté como candidato y formamos una lista muy renovada con gente joven que ha tenido una buena acogida, ya que hemos sido la lista más votada.

P: Tras ocho años del Partido Popular en la oposición, ¿cómo asumen esta nueva etapa, ahora, al frente del gobierno municipal?

R: La asumimos con ilusión. Enfoco estos próximos cuatro años con una idea de trabajo clara. La gente espera una imagen de estabilidad, buen gobierno y gestión, pero con un nuevo impulso y una nueva necesidad derivada de estos últimos ocho años. Se ha perdido la identidad de municipio. Nuestra idea consiste en que la gente pueda vivir La Pobla de Vallbona, la principal obsesión es que no seamos una ciudad dormitorio. En este sentido, nos hemos acercado a la gente para hacer el programa que ellos demandaban y trabajar en esa línea.

P: ¿A qué atribuye este cambio de ciclo político en La Pobla de Vallbona? Es decir, ¿qué elementos han sido clave para que el PP recupere la confianza de los habitantes de La Pobla?

R: Por un lado, la necesidad de cambio se estaba haciendo patente ante el cansancio o hastío respecto al anterior equipo de gobierno, o mejor dicho, con el anterior alcalde que simboliza la figura del Compromís que ha gobernado en La Pobla de Vallbona, alejado de la gente, lo que ha supuesto que la tendencia en su valoración ha ido progresivamente a peor.

Por otro lado, nosotros ofrecimos un proyecto renovado que podía generar esa nueva ilusión. Creo que esos dos elementos han jugado un factor determinante y han dado el cambio en el Ayuntamiento.

P: ¿Cuáles han sido sus primeras decisiones como nuevo edil?

R: Me hubiese gustado que fuesen decisiones estructurales para plantear un proyecto a largo plazo, pero lo inmediato nos ha absorbido. Había asuntos a medias como la Escuela de Verano, teníamos también problemas presupuestarios, por ejemplo, en el Cuerpo de la Policía Local y, sobre todo, me he sentado con los funcionarios del Ayuntamiento.

Ahora empiezo con reuniones sectoriales, con asociaciones vecinales, deportivas o culturales, que me permitan conocer la problemática que arrastraban estos últimos ocho años. Estoy en la toma de contacto necesaria para tener pronto las herramientas con las que afrontar la toma de decisiones del consistorio y el municipio en la mano.

“Vamos a incentivar un aumento del comercio local de La Pobla de Vallbona, que la oferta sea más atractiva y plural”

P: El arranque de los primeros meses en su nuevo puesto va a coincidir con el periodo estival, ¿qué ofrece el nuevo consistorio a sus habitantes este verano?

R: La programación estaba hecha por el anterior gobierno, estaba contratada o con los créditos ya sujetos a los pagos previstos, de manera que no ha podido ser susceptible de mucho cambio. Además, hemos querido respetar a las empresas que ofrecen sus servicios para que no sean perjudicadas.

Con todo, uno de los asuntos importantes en los que sí que hemos podido contribuir a su mejora ha sido la Escuela de Verano. Estaba prevista con una perspectiva muy escasa, más de la mitad de los solicitantes iban a quedar fuera y no tenía suficiente dotación presupuestaria. Ante el problema, ofrecimos un aumento de 120 plazas sufragadas a coste del Ayuntamiento, es decir, manteniendo ese carácter gratuito previsto pero con mayor capacidad. También hemos tenido que reajustar espacios, ante la falta de espacio para las Escuelas de Verano municipales.

P: De cara a estos próximos cuatro años de legislatura, ¿qué proyectos o iniciativas plantea el nuevo gobierno para La Pobla de Vallbona?

R: Nuestro proyecto principal es crear un modelo de municipio que pueda ser vivido por nuestros vecinos. Vamos a incentivar un aumento del comercio local de La Pobla de Vallbona, que la oferta sea más atractiva y plural, a través de bonos al consumo e, incluso, con ayudas directas a comerciantes o emprendedores.

Todo ello unido a una programación que permita que la gente opte por seguir disfrutando del municipio y no se marchen a los pueblos colindantes. La Pobla de Vallbona no puede limitarse a ser una ciudad dormitorio, no puede permitirse que los jóvenes y los mayores se tengan que marchar.

P: ¿En qué materias se centrarán sus principales acciones?

R: Nosotros tenemos en mente, ante los grandes problemas de inundaciones que se han evidenciado estos últimos días en La Pobla Vallbona, dar inicio a un proceso de preparación del municipio para poder evacuar las zonas más peligrosas. Va a ser muy absorbente y requerirá mucha inversión por lo que iremos por fases para atender los problemas más inmediatos. Esta es una de las cosas que también tengo en mente pedir a Generalitat.

Urbanísticamente hay que remodelar la Calle Colón, arreglar la carretera Poeta Llorente y tenemos que reivindicar, definitivamente, que llegue el Centro de Salud de Especialidades. Estos proyectos no se han hecho realidad a pesar de su anuncio, como es el caso del segundo Instituto que necesita más que una maqueta.

P: En poco tiempo, Carlos Mazón será president de la Generalitat Valenciana. Más allá del segundo Instituto y el Centro de Salud de Especialidades, ¿tenéis alguna demanda más?

R: Hay muchas cosas, de carácter inmediato, que se mezclan con la Diputación. En ese sentido, no sabemos qué capacidad vamos a tener. Por ejemplo, tenemos carreteras de conexión a L’Eliana y Riba-roja que necesitan ejecutarse.

Por tanto, las demandas se centran en el Instituto y el Centro de Salud de Especialidades, este último requiere un esfuerzo importante porque cabe buscar el espacio y un punto accesible para los vecinos. Asimismo, en el pacto tenemos previsto, en torno a las personas mayores, requerir a Conselleria un espacio para la gimnasia saludable de los más mayores. Cuando Carlos Mazón se siente en la silla veremos cómo jugamos las cartas. Somos conscientes de que hay que ir paso a paso.

P: Sobre carreteras. ¿Tenéis pensado mantener un frente común con Vilamarxant y Benaguasil por la demanda histórica de la CV-50?

R: Vamos a tender la mano en toda colaboración que sirva para que la CV-50 sea una realidad porque es positivo para el municipio. Nosotros podemos conectarnos fácilmente con la A-7 y si llega la CV-50 permitirá una conexión también fácil con la A3, las dos vías principales que tenemos para conectarnos con el resto del mundo. La CV-50 sería una maravilla porque nos enclavaría aún más en una mejor posición.  

Por tanto, si estos reclamos se materializan en esta legislatura estaremos contentos con la Generalitat Valenciana.

P: Compromís puso en marcha proyectos como un segundo Instituto que, ahora, finalizarán con su gobierno. En este sentido, ¿qué tendencias mantendrán con respecto al anterior gobierno?

R: Todo proyecto que la población necesita y demanda no tiene color político, no podemos perder esa perspectiva. En ese sentido, estamos visitando muchos proyectos que estaban ya en marcha, todos los que nosotros hemos apoyado desde la oposición durante la legislatura van a seguir adelante.

La Pobla de Vallbona está situada como una localidad de referencia por población, pero en servicios nos falta mucho por ofrecer. Por ello, todos los pasos que se dan, ya sea nivel educativo, cultural, sanitario o de bienestar, como el Centro de Día, van a seguir adelante. No tiene sentido “cerrar el grifo” a inversiones que son necesarias para la población.

Un ejemplo de ello es la Casa Bernal, un elemento patrimonial que ampliará la oferta cultural. Ese gran espacio en el centro del pueblo lo adquirieron en dos fases gobiernos del Partido Popular, con Vicente Alba y María Carmen Contelles. El anterior Gobierno ha iniciado el proyecto de obras y este lo va a continuar y finalizar.

‘El principal elemento de cambio no se centra en inversiones sino en el trato a la gente’

Abel Martí

P: Por otra parte, ¿con qué desean romper?

R: El principal elemento de cambio no se centra en inversiones sino en el trato a la gente y la cercanía a las asociaciones. Tenemos un tejido asociativo muy amplio y variado que tiene ganas de participar de la vida social de la Pobla de Vallbona y nosotros de que participen. Eso nos permitirá contar con especialistas en cada materia que ofrecerán la mejor calidad en sus servicios y nosotros podremos dar un amplio abanico a la ciudadanía de posibilidades.

P: A diferencia de otros municipios de la Comunitat Valenciana, el PP no ha tenido que pactar con VOX en La Pobla gracias al apoyo de los partidos locales Centrats y CUPO, ¿cómo se gestaron estos acuerdos de investidura?

R: Desde el primer momento con los resultados en la mano, iniciamos una ronda de contactos donde CUPO y Centrats nos manifestaron que querían ir de forma conjunta. A partir de ahí, tenían claro que VOX no entraba en la ecuación y, a nosotros, numéricamente, tampoco nos daba por separado. No había más opción que dejar esa vía, que podía ser estéril, y centrarnos en trabajar con aquellos que nos permitían dar con la llave de gobierno. A partir de ahí, se fueron dando las conversaciones sobre el contenido de ese pacto y proyecto para el municipio hasta que cristalizó.

P: Con todo, el apoyo de Centrats y CUPO a la formación de su gobierno ha generado descontento entre la oposición, ¿a qué se debe?

R: Es una opinión muy personal. Yo creo que tenían en mente que CUPO y Centrats eran parte de sus propios partidos y que no podían actuar de forma independiente. No han asumido que son partidos en sí mismos, con su propia identidad y que tienen capacidad de decidir qué es lo que quiere o necesita el municipio.

De hecho, si vemos los resultados electorales, ni CUPO ni Centrats han salido perjudicados, han mejorado sus resultados. Se ha castigado en las urnas a Compromís y al PSPV, han bajado sus resultados y han obtenido el mismo número de concejales juntos que el Partido Popular en solitario.

P: Ante los resultados electorales en La Pobla donde VOX logró 3 concejales, ¿se planteó la posibilidad de llegar a un acuerdo con esta formación para lograr formar gobierno?  

R: Antes de las elecciones no teníamos en mente pactar con nadie, buscábamos ser mayoría absoluta como ya hizo el Partido Popular en otros tiempos. Era difícil de alcanzar por la gran cantidad de partidos que hay en La Pobla de Vallbona, pero ese era nuestro trabajo. Solo a partir de los resultados hablaríamos con unos agentes políticos u otros. Así lo enfocamos, no dio para mantener conversaciones de gobierno con VOX, pero sí con CUPO y Centrats.

Últimas noticias

Contenido relacionado