domingo, 14 julio 2024

Información y noticias de la provincia de Valencia

La actividad hostelera incrementa su facturación un 30% con respecto a las Fallas de 2022

La Coordinadora de Hostelería de los Barrios de Valencia asegura que 'bares, restaurantes y locales de ocio de las zonas con gran tradición y actividad fallera hablan de recaudación récord y de las mejores de los últimos años'

Las Fallas de 2023 “han sido una las mejores de los últimos años para la actividad hostelera en los barrios donde se concentra mayor actividad y actos falleros, especialmente en zonas como el centro histórico, el Eixample o zonas con Fallas de Sección Especial o gran tradición fallera”.

Este es el primer balance que hacen lo hosteleros, según datos recopilados por la Coordinadora de Hostelería de los Barrios de Valencia.

De hecho, “a nivel de clientes y económico han sido unas fiestas de récord”, como ya avanzó el colectivo hace una semana, y se han superado las previsiones más optimistas.

El primer avance es que la facturación ha sido un 30% superior a la de las Fallas de 2022 y un 10% superior a las precovid en 2019.

Desde la Coordinadora subrayan que “este balance positivo no solo refleja los días de la semana fallera, puesto que este año han acumulado tres fines de semana de intensa actividad, y desde el día 9 de marzo de forma interrumpida, con un público muy volcado en la fiesta tras tres años marcados por restricciones. Y esto, insisten, ha provocado una recaudación récord”.

Además, resaltan el impacto sobre el sector de la gran afluencia de turistas y visitantes, sobre todo al coincidir con el fin de semana el calendario de los días grandes de las fiestas josefinas.

En este sentido, desde la Coordinadora, señalan que a nivel turístico los estudiantes Erasmus se han convertido en los principales embajadores de las fiestas, ya que, cada año, atraen a un mayor número de amigos o amigas y familiares desde  los cuatro puntos cardinales de Europa.

A esto, puntualizan, se suma que el puente de Madrid de este año, que ha provocado una afluencia masiva de madrileños, que han alargado su estancia hasta hoy lunes, y eso, además, se nota todavía en el centro, especialmente en la plaza de la Virgen, y en la zona marítima como reclamo.

De la misma manera, la Coordinadora de Hostelería de los Barrios de Valencia también hace un balance positivo sobre el comportamiento del público. “Lo más importante es que a pesar del récord de público no ha habido ningún incidente grave reseñable”, indican.

Mejoras y la mirada puesta ya en las Fallas 2024

Por otra parte, y sobre los aspectos negativos y que necesitan mejorar, mencionan “la instalación de mercadillos y puestos de buñuelos, que este año se ha desbordado y, en muchos casos, han impedido prácticamente la actividad de los negocios tradicionales y habituales de los barrios“.

Asimismo, consideran que también “urge conseguir prohibir la venta de petardos borrachos que generan un peligro para los niños y familias de vecinos y, especialmente de los visitantes poco familiarizados con la pirotécnica”.

De la misma forma, piden “incrementar y mejorar la presión sobre las tiendas 24 horas, que siguen manteniendo activa la venta de alcohol al llegar la madrugada, provocando que haya más intoxicaciones etílicas y conductas incívicas”.

Por último, también remarcan que, a nivel económico, “la ciudad sufre un profundo desequilibrio, ya que en las zonas donde no hay actividad fallera retrocede la facturación en de los bares y restaurantes con respecto a cualquier semana”.

Últimas noticias

Contenido relacionado