sábado, 25 mayo 2024

Información y noticias de la provincia de Valencia

‘Agredirles es delito’, la campaña de Sanidad para sensibilizar frente a las agresiones a profesionales sanitarios

Entre las causas más frecuentes de la agresiones figuran el estado de embriaguez, consumo de drogas o agitación del agresor, seguido de la demanda de atención inmediata o el desacuerdo con las normas del centro

El conseller de Sanidad, Marciano Gómez, ha anunciado la puesta en marcha de una campaña de sensibilización frente a las agresiones a profesionales del ámbito sanitario bajo el lema ‘Agredirles es delito’. “Con ello pretendemos concienciar a la población y promover el respeto y apoyo a todos los profesionales del sistema sanitario, así como expresar el más rotundo rechazo ante cualquier tipo de agresión”, ha señalado el conseller.

En este sentido, Gómez ha indicado que “el mensaje de la campaña incide en la idea de que las agresiones al personal sanitario son delito y, por tanto, tienen consecuencias en forma de penas, sanciones y multas”.

El conseller ha realizado estas declaraciones durante su visita al Hospital Clínico de València, donde ha informado sobre el lanzamiento de esta iniciativa, que coincide con la conmemoración el 12 de marzo del Día Europeo contra las Agresiones a Médicos y Profesionales Sanitarios.

La campaña incide en la consideración del personal sanitario como autoridad pública, ya que esto supone un agravante en las agresiones cometidas. Las sentencias utilizadas corresponden a condenas reales sobre delitos cometidos contra el personal sanitario. Las imágenes y los nombres son ficticios.

Precisamente, la Conselleria ha optado por un mensaje dirigido a concienciar sobre las repercusiones que tiene agredir al personal sanitario (multas y condenas), con la finalidad de captar la atención y provocar un cambio real en los agresores y posibles agresores.

Junto a la imagen de los agresores se han seleccionado tres condenas por agresiones verbales, puesto que son las más recurrentes y las que presentan un mayor incremento, y una por agresión física, porque también ocurren, aunque en menor medida, y son las que mayores consecuencias acarrean.

Además, los cuatro perfiles de los agredidos son los de los profesionales que más agresiones sufren: médico, enfermero, administrativo y celador.

La campaña se difundirá a través de cartelería en centros sanitarios, banners en prensa digital, spots en televisiones locales y comarcales, cuñas en emisoras de radio, vídeos en las redes sociales (meta, tikTok y Youtube), mupies y vallas en la línea 0 de Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV), en metro y TRAM, hasta el 31 de marzo. Todos los materiales de la campaña están disponibles en la página web de la Conselleria de Sanidad.

El conseller de Sanidad ha recordado que el personal sanitario está reconocido en el Código Penal como autoridad pública, igual que lo es un policía, por lo que una agresión a un sanitario tiene las mismas consecuencias legales en ambos casos. También recoge este reconocimiento la Ley 10/2014, de 29 de diciembre, de Salud de la Comunitat Valenciana.

Cabe destacar que, tras la reforma del Código Penal del año 2015, agredir o intimidar de forma grave a un profesional sanitario se considera delito de atentado. Los agresores podrían cumplir penas de prisión de entre seis meses y tres años, incluso cuando el ataque se produjese fuera de su lugar de trabajo, motivado por su condición de sanitario.

En este sentido, los carteles de la campaña informan de que cualquier insulto, amenaza, vejación o agresión al personal sanitario en la práctica de sus funciones, supondrá el ejercicio inmediato de acciones legales, incluida la vía penal contra los responsables, en el ámbito del Decreto 159/2019, de 2 de octubre, del Consell, por el que se establecen las actuaciones de los órganos de la Conselleria de Sanidad en la prevención y atención de las agresiones a los trabajadores del sector sanitario público de la Generalitat Valenciana.

Cifras de agresiones a profesionales

Durante su intervención, Marciano Gómez ha lamentado el aumento gradual de estas agresiones desde que se tienen registros (2010), siendo más acusado a partir de la pandemia de la COVID-19 y situándose en 2023 en un total de 1.192 agresiones a personal sanitario en la Comunitat Valenciana, según los datos recogidos en el Registro de Agresiones a Personal Sanitario de la Conselleria de Sanidad.

En comparación con 2022, año en el que se produjeron 975 agresiones, se ha producido un incremento del 22,25 %. Este aumento se ha producido, principalmente por el aumento de las agresiones verbales, ya que mientras el número de agresiones físicas se ha mantenido relativamente estable, las verbales han pasado de 29 en el 2010 a 1.031 en 2023, suponiendo un 86,5 % de las agresiones totales.

Por provincias, en Alicante se registraron durante el pasado ejercicio 411 agresiones (34,50 %), 659 en Valencia (55,25 %) y 122 en Castellón (10,25 %).

En cuanto a la tipología, 161 agresiones fueron físicas (13,50 %) y 1.031 verbales (86,49 %). Por sexos, tres de cada cuatro agresiones se produjeron a mujeres, con 912 casos (76,51 %), frente a 280 a hombres (23,48 %). La tasa de incidencia es de 17,77 sobre más de 67.000 trabajadores, de los cuales 50.829 son mujeres y 16.245 son hombres.

En Atención Especializada, la mayor tasa de incidencia de agresiones se da contra profesionales de enfermería, seguida de celadores y personal técnico en cuidados auxiliares de enfermería. En Atención Primaria, el riesgo es mayor en personal administrativo y celadores, seguido por el personal facultativo.

Entre las causas más frecuentes de la agresiones registradas figuran el estado de embriaguez, consumo de drogas o agitación del agresor, seguido de  la demanda de atención inmediata, el desacuerdo con las normas del centro (horarios, organización) y la disconformidad con la información recibida o trámites burocráticos, así como la demanda de atención sin cita o fuera de cita.

Renovación Código Alerta

Con respecto a las medidas de seguridad implantadas en todos los departamentos de salud, cabe destacar, además de la red de vigilantes de seguridad en centros sanitarios, la aplicación informática Código Alerta, en cuya actualización y mejora se está trabajando actualmente.

Instalada en los ordenadores de todos los puestos de trabajo de los centros sanitarios dependientes de la Conselleria de Sanidad, la herramienta informática Código Alerta permite mejorar la seguridad de los profesionales sanitarios ante posibles agresiones físicas, emitiendo un mensaje de alerta a tantos ordenadores como se desee y avisando del lugar de la agresión.

El mensaje de alarma se activa haciendo doble clic sobre el icono de la aplicación La recepción de los mensajes es instantánea y, automáticamente, sale una pantalla que indica a todos los usuarios dónde se está produciendo la agresión para que puedan acudir inmediatamente y ayuden a su compañero.

Con la modernización de esta herramienta se persigue incrementar las posibilidades de auxilio, ya que el aviso se realizará emitiendo un sonido. De esta manera los compañeros serán alertados, aunque no estén delante del ordenador.

Formación y concienciación

Con objeto de reforzar la información, formación, capacitación y desarrollo de habilidades comunicativas y de afrontamiento de situaciones de violencia, la Conselleria de Sanidad ha ofertado para todos los profesionales la actualización del curso on line en prevención de agresiones.

A través de este curso específico sobre prevención de agresiones, los profesionales adquieren técnicas para el manejo de situaciones conflictivas, así como procedimientos para el apoyo, asesoramiento y asistencia a la persona agredida. En el año 2023, se han realizado seis ediciones de este curso con 1.436 participantes; así como 107 talleres teorico-prácticos, con 1.952 participantes.

Plan Integral de Prevención

La Generalitat cuenta con un Plan Integral de Prevención de las Agresiones en el Entorno Sanitario, cuyo objetivo es la prevención y asistencia de las agresiones que pueda sufrir todo el personal gestionado por la Conselleria de Sanidad, cualquiera que sea su relación jurídica, plaza o puesto que ocupe y que la agresión se haya producido con ocasión o como consecuencia del desempeño de su cargo, función o empleo.

Además de la prevención de las agresiones, el plan tiene como eje fundamental la atención integral a la víctima de la agresión a través del asesoramiento y asistencia jurídica, el apoyo institucional y la asistencia sanitaria y psicológica. Así, cuando existe una denuncia de agresión, el asesoramiento legal y la asistencia jurídica a los profesionales del sistema sanitario está cubierta a través del departamento de salud, en coordinación con los servicios jurídicos de la Conselleria de Sanidad.

Por otra parte, el plan designa en cada departamento de salud a una persona interlocutora que coordine los canales de comunicación entre el departamento y los interlocutores policiales. Además, estos interlocutores colaborarán en la evaluación de la seguridad de los centros sanitarios, formación, vigilancia y protección de centros sanitarios, e intercambio de información.

UGT exige a la Conselleria constituir ya el observatorio de las agresiones al personal sanitario

Por su parte, la Federación de Serveis Públics de UGT-PV ha exigido a la Conselleria de Sanidad que cumpla las medidas aprobadas en ámbito de Mesa Sectorial por el anterior Gobierno para prevenir y luchar contra las agresiones al personal sanitario.

En concreto, el sector de Salud, Sociosanitario y Dependencia del sindicato considera “necesario” la constitución de un observatorio sobre agresiones con recursos y personal especializado que aborde este grave problema que tiene la sanidad valenciana.

Este 12 de marzo, día europeo contra las agresiones al personal sanitario, UGT subraya que “hace justo un año se firmó el acuerdo con la mayoría con cuestiones claves sobre condiciones de trabajo y, en particular, para la seguridad de las trabajadoras y trabajadores que han quedado suspendidas y sin aplicación“. En concreto, “al menos una decena de medidas están en el aire, entre ellas la creación del citado observatorio“.

UGT Serveis Públics recuerda que la Conselleria de Sanidad presentó en noviembre un mapa de riesgos que supone una radiografía de la situación (dos de cada cinco puntos de atención sanitaria han sufrido algún tipo de incidente violento) y “evidencia la necesidad de planificar medidas preventivas”.

El sindicato considera que “de nada sirve un diagnóstico si este no lleva consigo medidas y recuerda su propuesta el 26 de julio 2023, UGT registró un escrito sobre la necesidad de establecer personal y sistemas de seguridad y vigilancia 24h en los centros de salud y PAC/PAS”.

El acuerdo del 8 de marzo incluía también asegurar que “los desplazamientos en zonas de acción preferente se realicen por un profesional acompañado (ya sea por otro miembro del equipo o por el conductor de la TNA)”. Además, “es urgente asignar una persona responsable en cada Departamento de Salud para el apoyo y asesoramiento jurídico a la víctima de la agresión y realizar formación adecuada y campañas de sensibilización“.

Por otra parte, desde UGT Serveis Públics PV se está trabajando para solucionar el problema que tienen muchas trabajadoras y trabajadores sanitarios a la hora de denunciar agresiones, lo que explica también que muchos incidentes no queden registrados y exista una infrarrepresentación de las agresiones en los distintos informes.

En concreto, parte de la plantilla “carece de un número de identificación para hacer constar en la denuncia en lugar de los datos personales que se requieren para formalizarla“. Es el caso, de técnicos de emergencias sanitarias, técnicos/as de cuidados de auxiliar de enfermería (TCAES), etc, que, por ejemplo, carecen de número de colegiado o colegiada.

El sindicato pide que estos profesionales (que en muchas ocasiones son la primera línea de atención al paciente) “puedan disponer de un código de identificación que facilite la formulación de la denuncia respetando la confidencialidad de los datos personales. Es necesaria una adecuada coordinación con la Policía Nacional, de manera que la denuncia reúna los requisitos necesarios, pero pueda protegerse en un primer momento a la persona trabajadora denunciante“.   

Últimas noticias

Contenido relacionado