16:02 - sábado, 24 febrero 2024

Información y noticias de la provincia de Valencia

Antimilitaristes ve ‘disparatados’ los cargos contra los activistas que mancharon un tanque con pintura rosa

La Policía detuvo y puso en libertad con cargos a un hombre y una mujer por un delito de daños y contra las instituciones del Estado

El colectivo Antimilitaristes-MOC València considera “desproporcionados y disparatados” los cargos formulados contra la pareja de activistas que derramaron pintura rosa contra un vehíuclo militar en Expojove.

En un comunicado, esta entidad atribuye esa acusación a “la gran irritación que habría causado entre altos mandos militares la acción sobre el blindado de combate, así como a la reacción de algunos representantes del consistorio, como el portavoz municipal de Vox, Juan Manuel Bádenas, o la propia alcaldesa de València, María José Catalá”.

La Policía Nacional detuvo ayer a las dos personas que el pasado 26 de diciembre arrojaron pintura de color rosa sobre un vehículo de Reconocimiento y Combate de Caballería (VRCC) del Ejército y causaron daños en el mismo en la Feria Expojove de València.

Los detenidos como presuntos autores de los delitos de Daños y Contra las Instituciones del Estado son un hombre de 54 años y una mujer de 40, ambos de nacionalidad española, según han informado este jueves fuentes policiales.

El suceso se produjo cuando dos antimilitaristas vestidos de payaso se subieron a un tanque del Ejército y lo mancharon de pintura rosa como signo de protesta y mientras exhibían carteles con los lemas “La guerra no es un juego” y “Las armas no educan”.

Antimilitaristes-MOC València recuerda que “se ha asistido a todas las inauguraciones para denunciar la presencia de instituciones militares en la feria de la infancia y la juventud”, y que en otra ocasión “se le hizo entrega de una cesta con carbón al entonces concejal de Cultura Festiva, Pere Fuset”.

“Antimilitaristes-MOC València siempre ha actuado, desde que se comenzó con la objeción de conciencia al servicio militar en los años 70 y la insumisión en los 90, promoviendo la cultura de paz y no violencia desde la desobediencia civil“, indican.

En este año 2023, dado el mantenimiento de la presencia del Ejército, el aumento de su espacio, y la presencia de armamento real y vehículos de combate, Antimilitarista-MOC “decidió elevar el tono de su protesta mediante una acción de desobediencia que ha consistido en un gag en que un payaso y una payasa. No se trataba de una pintura cualquiera, sino de una pintura al agua ecológica, no tóxica y fácilmente lavable, como se pudo comprobar pocos minutos después”.

Por todo ello Antimilitaristes insiste en que “la cultura democrática consiste en aceptar la protesta social como parte de una sociedad plural e inclusiva. Y que la desobediencia civil y las acciones directas noviolentas forman parte de la historia de las democracias occidentales, siendo una herramienta de participación social y política radicalmente democrática”.

Últimas noticias

Contenido relacionado