martes, 28 mayo 2024

Información y noticias de la provincia de Valencia

La AVL pide ‘lealtad institucional’ para que el valenciano siga avanzando

Recuerda que los nuevos criterios de Educación deben ajustarse a su normativa: 'Hay mucho donde elegir para que todos se sientan representados'

La presidenta de la Acadèmia Valenciana de la Llengua (AVL), Verònica Cantó, ha inaugurado este jueves el curso académico 2023-2024 acompañada de los académicos de la institución.

El acto institucional se ha celebrado en el salón de actos del monasterio de Sant Miquel dels Reis y ha empezado con la lectura de la memoria, a cargo de la secretaria de la AVL, Immaculada Cerdà.

Seguidamente, Verònica Cantó ha recordado que el 16 de septiembre de hace 25 años se creó por ley la AVL, aunque no fue hasta tres años después, en julio de 2001, cuando finalmente se estableció la institución.

“Con la reforma del Estatuto de Autonomía, en 2006, la AVL fue reconocida como institución estatutaria y así se incorporó a las instituciones de autogobierno”, ha destacado Cantó antes de insistir en la defensa del uso de la lengua en todos los ámbitos y registros.

Además, ha añadido que “despreciar” el valenciano es despreciar un símbolo cultural propio, lo que provoca un “ataque directo” a la autonomía de la Comunidad Valenciana.

El discurso de la presidenta ha enfatizado la importancia de consolidar la lengua propia para un autogobierno eficaz. “Debilitar el valenciano nos condena a ser un pueblo subalterno”, ha declarado Cantó.

En concreto, la dirigente de la AVL ha reafirmado que emplear y potenciar el uso del valenciano no se basa en opiniones sectarias ni intervenciones que se alejan del rigor académico, histórico y real.

Amar el valenciano es un acto de voluntad y generosidad. No reclama rebajas, no discrimina según el lugar de nacimiento o de vivienda, ni tampoco entiende de intereses partidistas”, ha incidido Cantó. 

25 años velando por la lengua

Verònica Cantó ha aprovechado la efeméride para recordar que la Academia es la institución que se encarga de determinar y crear la normativa lingüística del valenciano, y a la vez velar por su establecimiento.

Así mismo, tiene otorgada la competencia legal de fijar las formas lingüísticamente correctas de la toponimia y la onomástica oficial de la Comunitat Valenciana. La presidenta ha indicado que este recordatorio no es gratuito.

“Muchas veces el ruido exterior, las intrigas, las imposturas o los mensajes lanzados desde el desconocimiento, además de intentar promover una deslegitimación institucional, amenazan con hacer olvidar lo que es importante, nuestra lengua”, ha advertido.

La presidenta ha asegurado que la institución ha trabajado con criterios científicos y desde el rigor académico, la integración, el diálogo y el consenso y ha insistido en que el “valencianismo de éxito” es el de la AVL.

Lo hacemos desde un valencianismo convencido, que implica, entre otras muchas cosas, tener una visión extensa del territorio y de la riqueza de nuestro patrimonio lingüístico”, ha señalado.

Actualmente se habla y se escribe mejor que nunca. No oscurecemos el mensaje de esperanza en el futuro, porque convertiremos el valenciano en una lengua irrelevante», ha asegurado. Con esto, Cantó también ha pedido la colaboración de los gobernantes para evitar la desaparición de la lengua.

Homenaje con medalla para Emili Rodríguez-Bernabeu

Durante el acto de inauguración también se ha celebrado la entrega de la medalla de la institución al poeta alicantino Emili Rodríguez-Bernabeu. La académica Maria Àngels Francés ha sido la encargada de la laudatio, en la que ha destacado la extraordinaria figura de uno de los intelectuales que mejor ha sabido literaturizar el sur “de nuestro extendido país y de dar voz a nuestra literatura desde Alicante”.

En declaraciones de Francés, otorgar la medalla de la AVL a Rodríguez-Bernabeu es “reconocer la importancia de su papel primordial en la resiliencia de nuestra cultura en las comarcas del sur en contextos tremendamente hostiles, reivindicar la lengua allá donde dicen que no se habla, defender una manera determinada, enriquecedora, plural, firme y natural de ser alicantino, evidenciar una trayectoria sólida, densa, en poesía y pensamiento ensayístico, y agradecer la tarea cívica y simbólica para toda una generación de creadores del sur que encontraron cobijo y modelo”. 

El autor de los libros Poemes a la fi, La platja, La ciutat de la platja, La catacumba, Viatge al teu nom, Teoria del somni, “Domini del sol, El rostre de l’amant, Escandinàvia i Alacant (1998), entre otros, ha agradecido el reconocimiento de la Academia y ha recordado las dificultades de vivir y escribir en valenciano en el sur del territorio.

He tenido la suerte de convivir en un ambiente familiar arraigado a nuestra lengua y desde niño he tenido claro el panorama que representaba“, ha concluido el escritor.

Rodríguez-Bernabeu ha manifestado que, desde que empezó a escribir en valenciano, fue consciente de la necesidad de un estándar lingüístico, que pudiese coexistir con las demás variantes, a pesar de mantener las características genuinas de la variante propia.

Todas las vacilaciones tendrían que desaparecer con la nueva legalidad basada en la ciencia. Tenemos un estándar lingüístico, absolutamente necesario para cualquier lengua. Ya no tienen cabida los diletantes, aunque cada cual hable como quiera o pueda”, ha concluido el poeta.

Últimas noticias

Contenido relacionado