sábado, 18 mayo 2024

Información y noticias de la provincia de Valencia

Bomberos, UME y Julián, portero del edificio de Campanar, entre las Medallas al Mérito de Protección Civil

El Gobierno concede este reconocimiento a todos los participantes en las labores de extinción y rescate en el incendio de València

El Consejo de Ministros, a propuesta del Ministerio del Interior, ha aprobado la concesión de diez medallas al Mérito de la Protección Civil a personas, servicios de emergencia y Fuerzas de Seguridad como reconocimiento por su destacada actuación durante el incendio ocurrido en el barrio de Campanar (València) el pasado 22 de febrero. Entre los premiados destacan el portero de edificio siniestrado y los bomberos del ayuntamiento valenciano.

La delegada del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Pilar Bernabé, ha destacado “la necesidad de reconocer por parte del Gobierno el gran trabajo realizado por todos los cuerpos de seguridad y emergencias y la heroicidad demostrada por todos aquellos que arriesgaron sus vidas para salvar a los vecinos y vecinas”.

En su reunión de este martes, el Consejo de Ministros ha valorado que todos los premiados son merecedores de unos galardones que distinguen acciones de protección de personas y bienes en casos de grave riesgo como las que desarrollaron en las labores de extinción del incendio y rescate de las víctimas y residentes en el inmueble afectado por el incendio de Campanar.

La Medalla de Oro al Mérito de la Protección Civil con distintivo rojo distingue a quienes dieron muestras de heroísmo al arriesgar sus propias vidas para proteger a los vecinos del inmueble y rescatarlos del siniestro. Ha sido concedida a:

  • Julián García García-Antón, portero de la finca siniestrada. Desde que constató el inicio del incendio avisó en todas las viviendas del inmueble ante la posibilidad de que no hubieran tenido conocimiento de la gravedad del hecho. Ayudó además a sacar a varias personas, incluidas algunas de edad avanzada y otras que tenían dificultades para moverse. Pese al avance del fuego, no cesó en su intento hasta que las llamas, ya por el interior del edificio, le impidieron continuar. Su valiente actuación salvó muchas vidas.
  • Bomberos del Ayuntamiento de València, encargados de dirigir la emergencia por tratarse de un incendio urbano declarado en un edificio de viviendas dentro del término municipal. Durante las horas que estuvo activa la emergencia, los 300 profesionales del Cuerpo Municipal de Bomberos que trabajaron en las tareas de extinción y salvamento salvaron la vida a decenas de personas con su profesionalidad y valor. Siete de ellos sufrieron lesiones de consideración por intoxicación, falta de oxígeno y golpes y traumatismos y tuvieron que ser evacuados a un centro hospitalario para recibir tratamiento específico. De ellos, dos tuvieron que ser tratados en la UCI y su alta hospitalaria se dilató unos días.
  • El Consorcio Provincial de Bomberos de Valencia, dependiente de la Diputación, aportó cien efectivos para colaborar con el dispositivo desplegado por el Cuerpo Municipal de Bomberos de la Ciudad de València, que se integraron tanto en el operativo de las unidades de intervención directa como en el Puesto de Mando Avanzado donde, en el transcurso del incendio, se fueron incorporando el resto de agencias.

Medallas de plata

La Medalla de Plata al Mérito de la Protección Civil con distintivo rojo, por la ejemplaridad extrema y el alto nivel de eficacia demostrado tanto en el salvamento de las vidas de los vecinos del inmueble siniestrado como en la posterior atención y cuidado de los afectados, ha sido concedida a:

  • Tercer Batallón de Intervención en Emergencias de la Unidad Militar de Emergencias (BIEM III), movilizado a petición de la comunidad autónoma tras la activación de la Situación 2 del Plan Territorial de Emergencias de la Comunitat Valenciana. Intervinieron 107 de sus efectivos, reforzados con unidades de drones y de intervención en emergencias tecnológicas desplegados desde Madrid, con más de cuarenta vehículos, incluidos ocho camiones autobombas, unidades móviles de comunicación, camiones logísticos y ambulancias.
  • Jefatura Superior de Policía de la Comunidad Valenciana, que desplegó 529 efectivos integrados en muy distintas unidades: Puesto de Mando Avanzado, Unidad de Intervención Policial (UIP), Unidad de Prevención y Reacción (UPR), Grupo de Atención al Ciudadano (GAC), Grupos Operativos de Respuesta (GOR), Policía Científica y Policía Judicial. Entre los medios que emplearon destacan las cámaras y los sistemas de escucha del Grupo de Sistemas Especiales, idóneos para la localización de víctimas en lugares de difícil acceso. Su trabajo fue fundamental en la localización y posterior identificación de las víctimas mortales.
  • La Policía Local de València apoyó las labores de emergencia con el despliegue de 255 agentes que prestaron 996 servicios, sobre todo para la perimetración y el control de accesos a la zona de seguridad en el entorno de los edificios siniestrados.
  • Los miembros de la Agrupación de Voluntarios de Protección Civil de València estuvieron en todo momento a disposición de los requerimientos de la dirección de la emergencia, apoyaron en tareas de control del tráfico rodado y de viandantes por la zona afectada y como soporte. También ofrecieron ayuda logística en cuantas actuaciones se desarrollaron durante la operación.
  • La Agencia Valenciana de Seguridad y Respuesta a las Emergencias, dependiente de la Generalitat Valenciana con competencias en materia de protección civil, coordinó las actuaciones necesarias para abordar la emergencia, primero, y restituir la normalidad, después. Fue el departamento del Gobierno valenciano encargado de coordinar la actuación del resto de servicios, como el sanitario o la prestación de ayuda psicológica a través de Cruz Roja.
  • El Equipo de Respuesta Inmediata de Intervención Psicosocial (ERIE) de la Cruz Roja prestó asistencia psicológica a las víctimas y a familiares de los residentes en el inmueble, labor fundamental para aliviar la ansiedad que generan momentos de tanta tensión y dolor como los que se vivieron en esta emergencia, labor dirigida y llevada a cabo por facultativos experimentados de Cruz Roja Española.
  • El Servicio de Emergencias Sanitarias de la Generalitat Valenciana, integrado dentro del plan de emergencias como unidad básica sanitaria, movilizó los recursos sanitarios necesarios para atender a las víctimas del incendio, así como los recursos que pudiesen ser útiles en función del volumen de personas que hubiera que atender. Hasta la zona se desplazaron ambulancias SAMU, SVB, el Vehículo de Emergencias de Múltiples Víctimas y dos hospitales de campaña.

Últimas noticias

Contenido relacionado