sábado, 15 junio 2024

Información y noticias de la provincia de Valencia

El cine valenciano pasa a la acción

El sector audiovisual valenciano ha dejado atrás la crisis provocada por la pandemia y despliega ahora una actividad creciente

El cine que se produce en la Comunidad Valenciana vive una época de clara expansión. Un panorama prometedor, según Pedro Pastor, uno de los principales productores audiovisuales valencianos. “Hay muchas posibilidades de hacer cosas, de acometer nuevos rodajes, tanto de largometrajes como de documentales o series de televisión”.

Hasta el punto de que hay verdaderos problemas para contratar equipos de rodaje. Una escasez que como dice Pedro Pastor “está haciendo que suban los precios de producción”.  En el mismo sentido se pronuncia Kiko Martínez, Presidente de la asociación Productores Audiovisuales Valencianos (PAV): “Necesitamos capital humano, una red de técnicos, de trabajadores especializados en el sector audiovisual, en todos los oficios, que permitan mantener los rodajes y la postproducción”. Para ambos productores es imprescindible un plan de formación que permita cubrir a corto y medio plazo las necesidades laborales de la industria audiovisual.

A pesar de estas carencias, la Comunidad Valenciana es ahora un gran plató de cine. Varias superproducciones han elegido algunas localizaciones de la región para llevar a cabo sus rodajes. Es el caso de la serie de “ObiWan Kenobi”, dentro del universo de Stars Wars, protagonizada por Ewan McGregor, que ya ha instalado sus carpas en La Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia, o “Camino a Belén”, el musical que se ha rodado hace poco en Alicante con la colaboración de Antonio Banderas. Benidorm, Peñíscola o Villajoyosa se han convertido también en escenarios para largometrajes, series de televisión y platós de publicidad.

Este crecimiento que ahora demuestra el audiovisual valenciano debe aprovecharse de forma inteligente y sostenida, según Kiko Martínez. “El sector audiovisual es un sector estratégico, de carácter global, tenemos que ser competitivos a nivel internacional, salir del ecosistema valenciano, viajar y conseguir socios y coproducciones en otros lugares del mundo”.

Una gran oportunidad de colaboración se abre con el interés que están mostrando las plataformas audiovisuales en la producción valenciana. Pedro Pastor asegura que “las plataformas buscan contenidos locales con proyección global. Una historia que ocurre en Benidorm, en Valencia o en Peñíscola puede interesar a Netflix, HBO o Filmin, y por eso están comprando derechos y financiando producciones”.

El impulso del sector audiovisual valenciano se debe también, en parte, a las diferentes ayudas que provienen de los organismos públicos. Para Pedro Pastor, “esas ayudas, tanto las del IVC (Instituto Valenciano de Cultura), como las del ICAA (Instituto de la Cinematografía y las Artes Audiovisuales), deberían aumentar desde el punto de vista cuantitativo, pero sobre todo deberían coordinarse y acoplarse al calendario de producción”. Kiko Martínez asegura, por su parte, que “los incentivos están bien, pero hay comunidades autónomas con condiciones mucho más atractivas. También es imprescindible que funcione cuanto antes una Film Comission de la Comunidad Valenciana que atraiga rodajes, clarifique las ayudas y facilite las labores de producción”.

Un valor añadido para la industria audiovisual valenciana es la puesta en marcha de nuevo de los Estudios de Cine de Ciudad de la Luz, unas instalaciones de gran nivel que vuelven a estar disponibles tras el levantamiento de la sanción por parte de la Comisión Europea.

“Lo importante es el modelo de gestión de esos estudios”, según Pedro Pastor. “Si queremos seguir buscando grandes producciones internacionales, reproduciremos los mismos errores del pasado, hay que apostar por coproducciones nacionales, y contar con el sector audiovisual valenciano”. Para Kiko Martínez, “Ciudad de la Luz debe ser un gran polo de atracción, el ingrediente que haga realmente competitivos los rodajes en la Comunidad Valenciana”

Pero además de acoger rodajes y de ofrecer considerables ventajas a la hora de atraer nuevas producciones audiovisuales, nuestra región también consume mucho cine. Según datos de la Asociación Valenciana de Empresarios de Cine, la asistencia a las salas subió de forma significativa el año pasado, y Valencia con un 6,5%, y Alicante con un 4,1%, ocupan el tercer y cuarto puesto respectivamente de asistencia a salas de cine a nivel nacional. No todo es rodar, también hay que contemplar lo que se rueda, y en ese aspecto, los espectadores de la Comunidad Valenciana también responden.

Últimas noticias

Contenido relacionado