martes, 18 junio 2024

Información y noticias de la provincia de Valencia

Colectivos LGTBI+ llaman a celebrar el día del Orgullo sin ‘blanquear’ las ‘políticas del retroceso’ del Consell

Diputados y concejales del PSPV y Compromís se concentran frente a Les Corts en apoyo al colectivo y piden el cese de los responsable de igualdad y diversidad de la Generalitat y el Ayuntamiento de València

Colectivos LGTBI+, sindicatos, PSPV, Compromís y el Gobierno de España, representado por la delegada en la Comunitat Pilar Bernabé, se han concentrado este viernes a las puertas de Les Corts, coincidiendo con el día de la LGTBIfóbia, para denunciar “el retroceso” que aseguran están observando en las políticas LGTBI+ tras la llegada de PP y Vox al Consell y al Ayuntamiento de València.

Una acción protesta que llega después de que el colectivo Lambda anunciase que celebraría la manifestación del Orgullo sin la posterior fiesta por “injerencias” de la Generalitat. No obstante, durante la sesión de control al Consell la vicepresidenta segunda del Consell y consellera de Igualdad, Susana Camerero, negó estas acusaciones y aseguró que esta asociación “amiga de Compromís” estaba “perdiendo sus privilegios y monopolio” y que se mostraban “molestos” porque se estaba “fiscalizando el dinero de las ayudas”.

En este sentido, el coordinador de Lambda, Fran Fernández, ha cargado contra la vicepresidenta por poner “una diana en el pecho y de señalar” a la asociación tras “llevar la contraría” al gobierno valenciano. Asimismo, ha lamentado el “discurso de odio” que surge del Consell porque “alienta las agresiones que han sufrido, sufren y sufrirán”. “Cuando nos agredan, qué sucederá, ya saben a quién tienen que pedirle responsabilidades, al Consell de la Generalitat Valenciana”, ha manifestado.

Igualmente, ha defendido que el colectivo al que representa es “más antiguo” que el Partido Popular y que Compromís por lo que “difícilmente pueden haber surgido de ningún partido”, aunque ha resaltado que “lo extraño sería que después de hacer activismo sociales, se formará parte de un político que niega los derechos”. “Si te quieres involucrar en la política social, lo normal es hacerlo alrededor de partidos progresistas”, ha añadido.

Del mismo modo, Fernández ha vuelto a denunciar las “políticas muy graves” que les han llevado a cancelar la organización de la fiesta del Orgullo como “la censura de libros infantiles como si fuesen pornografía, con el voto a favor del Consell; o que se ponga a dedo a un político a representar a las personas trans, cuando lo único que tiene de trans es ser un transfuga de Ciudadanos”.

Igualmente ha criticado la cancelación de “servicios fundamentales para la juventud” como el servicio Infosex del Ayuntamiento de València o el único programa que hacía atención a prevenir el acoso por LGTBI-fobia de la Diputación; así como que se les haya “arrinconado” en la organización de los Gay Game para que “queden como un anuncio de Benetton, para dar diversidad”.

“No es gratuito que estemos toda la ciudadanía de espaldas a este palacio porque ellos y ellas nos han dado la espalda. Es por ello que animamos a que la ciudadanía salga el 28 de junio a manifestarse festivamente, pero ningún blanqueamiento a las políticas del retroceso, nada de pinkwashing, que para eso no cuenten con los colectivos”.

“Roto el consenso”

Por su parte, la delegada del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Pilar Bernabé, que también ha participado esta concentración, ha trasladado su solidaridad y apoyo a Lambda “por su trayectoria histórica en la defensa de los derechos del colectivo LGTBI” y ha lamentado que “ahora se haya roto el consenso” pese a que “durante años ha habido un apoyo unánime a este colectivo”.

“Lo que se espera- ha señalado-, de un gobierno responsable es que ponga en marcha todos los mecanismos para defender al colectivo LGTBI que ha sentido la discriminación. El Gobierno de España pone en marcha esos mecanismos para que nadie se quede atrás y se sienta discriminada”, ha indicado Bernabé.

Hoy, ha señalado, “es el día para celebrar la igualdad y luchar contra el odio, y los discursos del odio que son la antesala el delito”, pero también “es una jornada triste porque la reivindicación debería ser de todos y todas y es solo de una parte”.

El PSPV pide la dimisión del director general de diversidad

El síndic del PSPV-PSOE, José Muñoz, que ha asegurado que hoy la Comunitat Valenciana es “menos segura para el colectivo LGTBI” y ha lamentado “la persecución” que asegura está haciendo el gobierno valenciano a “todo aquel que no piense como Carlos Mazón”. “Empieza a ser insoportable” insistido Muñoz, que ha puesto como ejemplo lo que ocurrió ayer en el pleno de Les Corts cuando la consellera “señaló directamente a LAMBDA”, un colectivo “que lo que merece es el mayor reconocimiento por haber hecho posible una de las mayores aperturas en nuestra sociedad”.

Estamos viviendo una emergencia democrática en la Comunitat”, ha manifestado el dirigente socialista, que, por ello, ha pedido el “cese” fulminante del director general de diversidad de la Generalitat, Stephane Soriano, por “las coacciones que está haciendo al colectivo LGTBI”. “La extrema derecha ya ha contaminado el president de la Generalitat. Es insoportable e intolerable, pero el PSPV no va a dar ni un paso atrás en defensa de los derechos de los colectivos LGTBI y de memoria democrática, que hemos conseguido con mucho esfuerzo y sufrimiento”, ha finalizado.

El síndic de Compromís, Joan Baldoví, ha criticado que “algunos creen que cuando llegan a las instituciones son suyas y esta casa es la casa de todos. Hoy la gente LGTBI deberían estar dentro porque también es su casa, pero están aquí fuera por el gobierno”.

“Tenemos una vicepresidenta que ayer señalaba a una entidad y un vicepresidente que está negando la violencia contra el colectivo LGTBI. Esto no lo podemos normalizar, no lo podemos consentir“, ha manifestado el dirigente valencianista, que también ha insistido en que el “PP está comprando la agenda de Vox”, pero que desde Compromís darán todo el apoyo y cariño al colectivo.

“Pinkwashing” y cese de competencias de Rocío Gil

Una protesta que también ha contado con los concejales de Compromis y el PSPV en el Ayuntamiento de València, que han censurado las políticas y la actitud del gobierno municipal dirigido por Maria José Catalá con los colectivos LGTBI.

La portavoz de Compromís, Papi Robles, ha calificado de “pinkwashing” –blanqueamiento- la colocación de “un cartelito” en la fachada del Ayuntamiento para “dejar ver que defienden los intereses de las personas LGTBI” porque “la realidad es que está expulsando a las entidades de la organización de los Gay Games, eliminando los servicios municipales de Infosex y mantiene en su gobierno a una concejala que fomenta el odio a las personas LGTBI en sus redes sociales“.

Es intolerable lo que está haciendo Catalá desde el Ayuntamiento. Está apoyando a personas que odian directamente a las personas LGTBI. Y le decimos que no vamos a dar ni un paso atrás ante estas políticas que demuestran claramente su LGTBIfobia” ha asegurado Roles, que también ha insistido en que defenderán los derechos de las personas LGBI “dentro de las instituciones y en las calles”.

Por su parte, la portavoz del PSPV en València, Sandra Gómez, ha instado a la alcaldesa Maria José Catalá a retirar las competencias de Igualdad a la concejala de Igualdad Rocío Gil por “atacar, señalar y mentir” a las entidades LGTBI sobre la ocupación de la plaza del Ayuntamiento y con una “reunión falsa” con “el único interés de arremeter contra los colectivos LGTBI”.

En este sentido, Gómez ha felicitado a Catalá por “tener a una concejala abiertamente racista en su gobierno, que señala a las personas inmigrantes, y a otra de su propio grupo municipal, como es la concejala responsable de Igualdad, que señala a las entidades LGTBI”. “Pido a Catalá que sea valiente y que si realmente quiere representar a todos los valencianos y valencianas que cese a Cecilia Herrero y retire las competencias de Rocio Gil”, ha añadido.

Como anécdota, y en un día con tanta carga simbólica, los partidos políticos no han podido bajar los dos escalones que separan la plaza de Sant Llorenç, es decir, la puerta principal de Les Corts de la calle Mur de Santa Ana -que pasa por delante del parlamento valenciano-. Una sutil diferenciación de espacios que han condicionado que el colectivo LGTBI y los partidos presenten no hayan podido concentrarse bajo, pero sí realizar las declaraciones como diputados y representantes, e incluso sacar luego las banderas arco iris. 

Últimas noticias

Contenido relacionado