sábado, 25 mayo 2024

Información y noticias de la provincia de Valencia

Compromís propone una tasa progresiva a los pisos turísticos para frenar su proliferación en València

La formación valencianista plantea un plan de choque ‘a favor de la vivienda y los precios asequibles’ y hace un llamamiento a todos los grupos a sumarse a su moción

La ciudad de València cuenta actualmente con cerca de 10.000 apartamentos turísticos, 6.000 de ellos irregulares. De hecho, solo en la principal plataforma de apartamentos, AirBnB, hay 8.810 establecimientos turísticos en viviendas de uso residencial.

Así lo ha dado a conocer este viernes la portavoz de Compromís, Papi Robles, en una rueda de prensa en la que también ha detallado que 2 de cada 3 de estas viviendas pertenecen a grandes tenedores, “a menudo enmascarados detrás de nombres comunes, como si se tratara de un vecino”. “Este negocio no genera riqueza en nuestra ciudad y nos roba a los vecinos la posibilidad de escoger nuestro hogar”.

En este sentido, la dirigente valencianista ha señalado que “todos estos establecimientos podrían ser vivienda de compra o alquiler, pero que se ceden a la ocupación turística y esto tiene como consecuencia que estamos en un proceso de sustitución poblacional evidente”. “Tenemos una turistificación muy elevada, ayer no podía andar por el centro de la ciudad y mi barrio estaba totalmente colapsado”, ha precisado.

Por ello, desde Compromís han anunciado que llevarán una moción con una batería de propuestas al pleno del próximo martes para controlar “de forma drástica” la proliferación de estos establecimientos turísticos, unas propuestas que espera que salgan adelante tras las declaraciones del PSPV y la alcaldesa de València en las que se han mostrado abiertos a tomar medidas. “Estamos super convencidos de que esta moción saldrá hacia delante”, ha precisado.

“Catalá en agosto dijo que declaraba la guerra a los apartamentos turísticos, pero ha pasado el tiempo y no ha hecho nada pero la ciudad está aún peor que cuando ella llegó al gobierno. Ésta es una buena oportunidad, y le extendemos la mano para trabajar conjuntamente, para frenar esta lacra que está impidiendo el acceso a una vivienda en nuestra ciudad y está expulsando a los vecinos y vecinas de los barrios”, ha manifestado la dirigente valencianista.

Este “plan de choque AirBnb” contempla una ordenanza municipal que establezca una moratoria de licencias de apartamentos turísticos mientras València esté catalogada como ciudad tensionada por la Ley de la Vivienda; establecer un régimen sancionador para los apartamentos turísticos irregulares; crear un registro municipal obligatorio para los propietarios de viviendas turísticas; o la modificación del PGOU para establecer edificios libres de apartamentos turísticos y un máximo del 5% por manzana de edificios para que “no continúen invadiendo los barrios”.

Una tasa progresiva

Del mismo modo, reclaman a la Generalitat que ponga en marcha una tasa progresiva a las viviendas de uso turístico con el objetivo de “desincentivar la inversión” que está “invadiendo la ciudad de forma bestial”: “Quien más tiene, que más pague por ellas” ha manifestado Robles. Se trataría de un impuesto estándar para las tres primeras viviendas de un propietario, que aumente en un 50% para las 3 siguientes, que aumente un 100% para las tres siguientes y así progresivamente.

El objetivo, como explica Robles, es “que ser poseedor de un gran número de viviendas turísticas no resulte rentable para el propietario y apueste por sacar estas viviendas a alquiler residencial o venta. Así de sencillo”.

Por otro lado, Robles ha lamentado que el gobierno municipal diga que “Compromís no hizo nada” cuando “durante los últimos años propuso soluciones consensuadas” para atajar este aumento de precios y “se pusieron en marcha cerca de 900 viviendas de protección pública que “están apunto de ser inauguradas por Catalá”. “La señora Catalá inaugurará muchos pisos, pero es gracias a la gestión que hizo Compromís en los últimos años”, ha añadido.

“Desde 2015 el precio de la vivienda ha subido 7,5 euros el metro cuadrado y el 57% de esta subida se ha dado en los últimos dos años” ha resaltado Robles, que ha vinculado este “disparo de forma desorbitada” a la “extrema turistificación de la ciudad y la implantación descontrolada de apartamentos turísticos en nuestros barrios”.

Últimas noticias

Contenido relacionado