sábado, 25 mayo 2024

Información y noticias de la provincia de Valencia

Confecomerç lanza una campaña para promover el relevo generacional en el pequeño comercio

La patronal del pequeño comercio estima que más del 60% de los establecimientos que cerrarán en los próximos años será por 'falta de relevo'

La Confederació d’Empresaris del Comerç, Servicis i Autònoms de la Comunitat Valenciana (Confecomerç) ha presentado hoy su nueva campaña de comunicación, “El Trabajo de Mi Vida”, con la que persigue poner en valor el potencial del pequeño comercio como “un sector en el que se puede crecer profesional y personalmente, desarrollando una carrera y compatibilizándola con la familia, aficiones o estudios”.

Esta iniciativa, que cuenta con el apoyo de Cámara Valencia y de la Conselleria de Innovación, Industria, Comercio y Turismo, busca atraer talento al sector y luchar contra “un problema que es especialmente acuciante en el pequeño comercio: la falta de relevo generacional”, según ha señalado el presidente de Confecomerç, Rafael Torres, en la rueda de prensa de presentación, en la que ha estado acompañado por el presidente de la Comisión de Comercio Interior de Cámara Valencia, Borja Ávila.

Para Torres, esta campaña, basada en testimonios reales de comerciantes y de trabajadores del pequeño comercio, rompe con muchos de los mitos que existen en torno a este sector y lo presenta como lo que es, “una actividad que nos ofrece la oportunidad de dirigir un proyecto y hacerlo crecer sin dejar de ser uno mismo”.

El presidente de la Confederación ha recordado que en la Comunitat Valenciana el comercio minorista está formado en un 98,5% por micropymes de hasta 10 trabajadores y autónomos y que, hoy por hoy, es el que “más empleo genera en nuestro territorio después de la Administración Pública”. Pese al tamaño más reducido de sus estructuras, también es la segunda actividad que más contribuye a la economía, después de la Industria y por delante de la Construcción o la Hostelería. Lo hace con el 13,7% del Valor Añadido Bruto (VAB).

Por ello, Torres ha instado a “romper con ciertos clichés y dar respuesta al problema de falta de relevo generacional en un sector estratégico para nuestra economía y nuestra sociedad como es el comercio minorista, no sólo es una responsabilidad, sino una obligación”.

El reto del relevo

Así pues, uno de los “principales retos” a los que se enfrenta el pequeño comercio es el relevo generacional, como resalta Torres, que también evidencia que “cuanto más pequeño es el tamaño de un comercio, la edad media de los trabajadores es mayor” y que “en la Comunitat hay 55.013 comercios con menos de 10 trabajadores, el 96,2% del total”.

Además, según datos de la Confederación, aproximadamente una cuarta parte de los trabajadores del sector se jubilarán en la próxima década. Un 44,6% tiene más de 45 años y sólo un 7% tiene más de 60. Cerca del 20% de los trabajadores son menores de 30 años, lo que hace de este un sector “más joven” que otros, ha puntualizado Torres.

Del total de estas jubilaciones, Confecomerç estima que más del 60%, acaban en cierre del establecimiento por falta de relevo. Y eso, a pesar de que muchos de estos negocios son rentables, cuentan con una clientela fiel y dan respuesta a la demanda del mercado.

Según ha explicado el también presidente de la Confederación Española de Comercio (CEC), el problema no se circunscribe exclusivamente a los establecimientos más pequeños, también “faltan perfiles profesionales para cubrir diferentes puestos en los comercios, algunos más especializados, como carniceros, panaderos o perfiles digitales, y otros más genéricos, como transportistas y montadores”.

“Rotación baja”

“Curiosamente, la rotación en el pequeño comercio es muy baja“, ha afirmado Torres, quien ha señalado que más de un tercio de las personas trabajadoras del sector lleva más de 20 años trabajando en el mismo establecimiento. La clave, para él, está en preguntarse: “¿Dónde voy a ser más feliz? ¿Dónde me voy a sentir más realizado/a? Esto es lo que pasa en el pequeño comercio, porque vemos personas y no números y cuanto más feliz es el trabajador, más crece la empresa”.

Uno de los objetivos de la campaña es dar a conocer cuáles son los beneficios que encuentran todas esas personas que han decidido ganarse la vida cerca de su casa y mostrar el atractivo de este sector, que va a ser fundamental en los próximos años para dar servicio a una población cada vez más envejecida y necesitada de comercio de proximidad.

En esa línea, Confecomerç trabaja desde diferentes ejes. Por un lado, impulsado la mejora profesional de los comerciantes y acompañándolos en su proceso de transformación digital; por otro, revisando y trabajando en la actualización de los planes de formación profesional para atraer nuevos trabajadores al sector que respondan a las demandas actuales; y por último, dando a conocer el pequeño comercio y sus “bondades” con acciones como esta.

Por su parte, según ha explicado el presidente de la Comisión de Comercio Interior de Cámara Valencia, la institución también cuenta con programas formativos, tanto para perfiles jóvenes como para mayores de 45 años, que persiguen adecuar las competencias profesionales a las necesidades actuales de los comercios. También es un instrumento para impulsar el emprendimiento y favorecer la creación de empresas lideradas por mujeres, que cada vez tienen mayor peso en el sector del pequeño comercio.

Muchas veces pensamos que un negocio, por ser pequeño, ofrece pocas oportunidades. Pero el potencial de crecimiento (personal y empresarial) es mucho más grande. A diferencia de lo que ocurre en multinacionales o en otros formatos comerciales, un pequeño comercio te permite vivir la ‘experiencia total de negocio’, conociendo y participando en todas las áreas, como la gestión, marketing, compras, ventas, canal offline y online”, ha apuntado Ávila, para quien este es un sector donde “se construyen verdaderas relaciones de confianza y amistad, tanto dentro de las plantillas como con los clientes, y donde la conciliación puede ser una realidad, gracias a una mayor flexibilidad”.

Para el también vocal de la Junta Directiva de Confecomerç y presidente de la Asociación de Comerciantes del Centro Histórico de Valencia, está acción “da en el clavo con una necesidad latente del comercio, como es la falta de relevo y de perfiles profesionales y pone en el centro a las personas, las auténticas protagonistas del pequeño comercio y un factor clave para el crecimiento de la empresa”.

Últimas noticias

Contenido relacionado