jueves, 18 julio 2024

Información y noticias de la provincia de Valencia

Cullera se manifiesta contra los recortes sanitarios de este verano

Jordi Mayor: “Cullera no va a tolerar el colapso de su sanidad y responsabilizaré al presidente de la Generalitat y al conseller de cualquier hecho que pueda producirse por los recortes”

Cullera ha dicho “NO” a les recortes sanitarios que ha anunciado la Generalitat Valenciana para este verano. Más de 200 vecinos y vecinas de Cullera se han manifestado esta mañana frente al Palau de la Generalitat para exigir al Consell que paralice los recortes y ponga médicos en el centro de salud del Raval y el consultorio del Faro.

Se trata de la tercera movilización de la ciudadanía de Cullera en a penas una semana contra el recorte de servicios sanitarios que la Conselleria de Sanidad ha anunciado para este verano.

Y es que Cullera tendrá menos atención sanitaria que nunca este verano, ya que la Generalitat ha dejado por primera vez sin médicos el centro de salud del Raval, un barrio con cerca de 4.000 persones, la mayoría de ellos de edad avanzada, personas que necesitan atención todas las semanas e incluso gente con enfermedades crónicas; y también ha quitado dos días de atención en el consultorio del Faro, una zona que en verano quintuplica su población.

“Nos manifestamos para que se paralicen los recortes, se devuelva la dignidad a la sanidad pública y se resuelva el caos sanitario que se ha provocado en Cullera”, ha defendido el alcalde de Cullera, Jordi Mayor.

Mayor también ha alertado sobre el colapso sanitario que sufrirán otros centros sanitarios, como el de la Diagonal, en unos meses en los que el municipio por su condición turística aumenta exponencialmente su población. “Estos recortes significan que a miles de ciudadanos y ciudadanas de Cullera se les quita el derecho a una asistencia médica de proximidad, sobre todo a personas mayores y dependientes, lo que supone un abandono a la calidad de vida y la salud de nuestro vecindario”.

“Cullera no va a tolerar el colapso de su sanidad”

A su vez, el alcalde de Cullera, Jordi Mayor, junto a la concejala de Sanidad, Susi Meliá, la alcaldesa pedánea el Faro, Juana Mas, y vecinos de Cullera han presentado en el registro del entrada de la Presidencia Generalitat un escrito con más de 1.400 firmas en contra de la eliminación de médicos en el Raval y contra la reducción horaria en el Faro. A estas se le añaden las 800 que se han registrado también a través de la plataforma change.org, lo que supone un total de 2.200 firmas contra los recortes.

Los vecinos y vecinas han reivindicado un servicio público sanitario digno y de calidad, y han exigido responsabilidad, conciencia y dignidad. “Porque esto no va de política, va de la salud de los vecinos de Cullera”, ha indico Mayor.

Precisamente, el alcalde ha defendido que cada uno tiene que asumir sus competencias y esta corresponde a la Generalitat Valenciana. De hecho, Mayor ha insistido que “Cullera no va a tolerar el colapso de su sanidad, y como alcalde responsabilizaré al presidente de la Generalitat y al conseller de cualquier hecho que pueda producirse por los recortes de este verano”.

Mayor también ha criticado que “la sanidad privada no está cerrando hospitales y ambulatorios, quién está cerrando ambulatorios es la sanidad pública y eso es competencia del presidente Mazón y del conseller Gómez”.

Exigir soluciones

El Ayuntamiento también ha denunciado que los recortes se han producido una vez el verano ya ha empezado y sin ningún tipo de planificación. Como todos los veranos, Cullera multiplica por cinco su población y necesita un refuerzo sanitario. Un refuerzo que el consistorio ha estado preguntando desde abril como iba a sucederse y que “han esperado a que se celebren las elecciones para anunciar el peor recorte de la historia de la sanidad pública de Cullera”, explica Mayor.

La concentración de este martes se produce también después de que el conseller de Sanidad, Marciano Gómez, cancelara la reunión de ayer que tenía agendada con el alcalde, Jordi Mayor. A tan solo dos horas del encuentro, el titular de la Conselleria alegó cambios de última hora en su agenda que le impedían recibir al alcalde, quien preveía asistir con representantes vecinales pero también se le denegó. Se trataba de una reunión por petición del ayuntamiento para abordar y revertir esta situación de abandono a la sanidad cullerense.

De hecho, para evitar el cierre de la atención médica en el centro de salud del Raval, que según alega Sanidad es por unas obras de 11.000 euros, el alcalde ha puesto a disposición de la Conselleria de Sanidad un espacio municipal (el Centro Cultural del Raval) con el fin de habilitarlo para ofrecer atención médica. Una solicitud que sigue sin respuesta por parte del conseller.

Últimas noticias

Contenido relacionado