sábado, 18 mayo 2024

Información y noticias de la provincia de Valencia

Desarticulada una red criminal dedicada al tráfico internacional de drogas

Se han aprendido 130 kilogramos de marihuana, de los cuales 40 estaban envasados y preparados para su transporte y comercialización fuera del territorio nacional

La Guardia Civil de Valencia, en el marco de la operación Giardinos, ha detenido a seis personas (cinco hombres y una mujer) de entre 23 y 44 años y nacionalidades albanesa, española y venezolana, además de investigar a una mujer de 36 años y nacionalidad colombiana por los delitos de tráfico de drogas, organización criminal y defraudación de fluido eléctrico.

La investigación comenzó a mediados de noviembre de 2022, cuando una patrulla alerta a los investigadores acerca de un inmueble sospechoso en la que se encuentran varios indicios que hacen pensar a los agentes que podría estar utilizándose para la producción de marihuana.

Los agentes, durante el desarrollo de la operación, detectan tres puntos críticos de lo que resulta ser la organización criminal. En primer lugar, ubicaciones dedicadas al cultivo, conocidas en el argot delincuencial como “jardinerías”. En esos lugares se encuentra una persona que no sale del domicilio y que se encarga del mantenimiento, cuidado y recolección de las plantas de marihuana.

Otro grupo de personas se encarga de las gestiones logísticas, como suministrar a los “jardineros” (que viven de forma precaria) los víveres para su subsistencia, además de los materiales necesarios para la actividad delictiva. Controlan también las plantaciones y su desarrollo. Además, se encargan de recoger la droga una vez el cultivo ha llegado a su madurez y transportarlo al segundo punto crítico: las “guarderías”.

Se utilizan lugares que tienen la función de almacenar la droga, protegerla de posibles robos por otros delincuentes, prepararla, adulterarla y envasarla para su distribución. Las “guarderías” centralizan la recolección de las diferentes “jardinerías” y establecen envíos de grandes cantidades. En este caso, además, se preparaban varios envíos fuera del territorio nacional.

Caracterizaba a esta organización un gran poder adquisitivo por parte de la élite, tercer elemento crítico, que llevaba un elevado nivel de vida y suponía el escalón de dirección. Coordinaba principalmente viviendas y vehículos, empleando datos de terceras personas, muchas veces ilocalizables, para poder actuar de forma aparentemente impune e irrastreable.

La pericia de los investigadores permitió localizar los seis puntos en los que se desarrollaban todas las actividades: “jardinerías”, “guardería” y “dirección”. Se encontraban sitos en las localidades de Beniparrell, Bétera, Ribarroja del Turia y Náquera.

Por ello, cuando llegó el momento y justo antes de que realizaran un envío que estaba listo para salir fuera del territorio nacional, se efectuaron entradas y registros en todos ellos. Se pudo incautar unos 130 kilogramos de marihuana, de los cuales unos 40 se encontraban envasados y listos para su transporte fuera de nuestro país.

Además, durante los registros se encontraron con que esta organización criminal utilizaba los medios tecnológicos más punteros para la producción de marihuana de alto valor en el mercado negro. Contaban con sistemas de producción y logística de empaquetado y envasado de gran valor económico.

Les fueron aprehendidos diversos efectos que permitían acreditar la actividad ilícita y que describía a la perfección el modus operandi desarrollado por la banda para su actividad delictiva. Igualmente se aprehendieron dos turismos y dos motocicletas empleados por la organización durante su actividad ilícita.

Por último, se procedió a la detención de seis personas (cinco hombres y una mujer) de edades comprendidas entre los 23 y los 44 años, de nacionalidades albanesa, española y venezolana. También se investigó por su implicación en los hechos a una mujer de 36 años y nacionalidad colombiana.

A todos ellos se les imputan los delitos contra la salud pública (tráfico de drogas), pertenencia a organización criminal y defraudaciones de fluido eléctrico.

Las diligencias han sido entregadas en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Número 5 de los de Llíria.

En la investigación y los operativos han participado agentes del equipo ROCA de Llíria, componentes de la Guardia Civil de Chelva, la Unidad de Seguridad Ciudadana de Comandancia y otras unidades de la Compañía de Llíria.

Últimas noticias

Contenido relacionado