martes, 28 mayo 2024

Información y noticias de la provincia de Valencia

Dos detenidos por explotar a sus trabajadores en un taller de textil clandestino

Realizaban largas jornadas de trabajo a cambio de salarios que rondaban los 600 euros mensuales

Agentes de la Policía Nacional, en colaboración con la Inspección de Trabajo y Seguridad Social de Valencia, han desarticulado en la localidad valenciana de Aldaia un taller de costura clandestino donde se empleaba a trabajadores extranjeros de forma irregular.

Se ha detenido a sus dos propietarios, un matrimonio de entre 45 y 47 años, de origen boliviano.

Los trabajadores habitaban en condiciones insalubres, distribuidos en varias estancias de la nave adaptadas a modo de dormitorios. Realizaban largas jornadas de trabajo a cambio de salarios que rondaban los 600 euros mensuales.

Las labores de investigación se iniciaron en septiembre del pasado año cuando los agentes de la Brigada Local de Extranjería y Fronteras de la Comisaría de Policía Nacional de Xirivella-Aldaia-Alaquás, procedieron a la inspección de una nave industrial situada en la localidad de Aldaia, en colaboración con la Inspección de Trabajo y Seguridad Social de Valencia, al objeto de detectar la posible existencia de trabajadores en situación irregular.

Una vez accedieron al interior, se descubrió un taller clandestino dedicado a la confección textil, identificando a 14 trabajadores de origen latinoamericano, todos ellos en situación irregular, sin contratos de trabajo ni el alta en la Seguridad Social.

El taller mostraba apariencia de lugar abandonado

Las instalaciones se albergaban en una nave industrial de grandes dimensiones que mostraba una apariencia exterior propia de un lugar abandonado, tratando de este modo ocultar la verdadera actividad que allí se desarrollaba. Allí se disponían 32 puestos de trabajo distribuidos en dos grandes salas, las cuales se encontraban adaptadas a modo de dormitorios donde los trabajadores habitaban en condiciones insalubres y sin suministro eléctrico durante la noche.

Algunos de los trabajadores identificados manifestaron que realizaban largas jornadas laborales a cambio de salarios que rondaban los 600 euros al mes, viéndose obligados a aceptar dichas condiciones por su situación de irregularidad en España.

Los detenidos captaban a los trabajadores mediante redes sociales

Asimismo, los investigadores averiguaron que los dueños del taller captaban a trabajadores irregulares a través de redes sociales y mediante anuncios en páginas web. Ante tales hechos, el operativo se saldó con la detención de los propietarios, un varón y su mujer, como presuntos autores de los delitos de trata de seres humanos con fines de explotación laboral y contra los derechos de los trabajadores.

Últimas noticias

Contenido relacionado