jueves, 20 junio 2024

Información y noticias de la provincia de Valencia

El detenido acusado de atropellar a un niño de 8 pasa este sábado a disposición judicial

El hombre, detenido por presuntamente atropellar a un niño de 8 años, se entregó este jueves a laComisaría Central de Policía Local de València.

El joven de 22 años detenido por presuntamente atropellar el domingo a un niño de 8 años que quedó gravemente herido permanece en calabozos de la Policía Nacional y está previsto que pase este sábado a disposición judicial, según han confirmado a Europa Press fuentes de la investigación.

El joven, de origen español y con antecedentes penales, se entregó este jueves en la Comisaría Central de Policía Local de València puesto que sabía que se le estaba buscando como propietario del vehículo implicado en el accidente con el menor.

Seguidamente, y sin prestar declaración, el joven fue trasladado a dependencias del Cuerpo Nacional de Policía, puesto que será el órgano encargado de continuar con la investigación. Ha pasado la noche en los calabozos y está previsto que este sábado sea a puesto a disposición del Juzgado de Instrucción número 16 de València.

Ante el juez, el joven podría acogerse a su derecho a no prestar declaración, confesar que era él quién conducía el coche cuando atropelló al menor o, por el contrario, negar su participación en el accidente.

Los hechos ocurrieron el pasado domingo, cuando el conductor de un BMW huyó tras atropellar y dejar gravemente herido a un niño de ocho años que cruzaba un paso de peatones en la avenida Hermanos Machado con camino de Moncada, junto a un familiar.

El conductor del BMW se saltó un semáforo en rojo y adelantó temerariamente a otros vehículos que estaban parados en la línea de detención cuando atropelló al menor, que permanece grave aunque estable.

Los agentes imputan al joven los delitos de lesiones, contra la seguridad vial y abandono del lugar del accidente, así como un delito de violencia de género. También le constan cuatro requisitorias en vigor, siendo una de ellas una reclamación judicial para su ingreso en prisión.

Los investigadores del Grupo de Homicidios de la Policía Nacional analizan también desde ayer el turismo con el que presuntamente se habría producido el atropello, tras lograr averiguar la placa de matrícula del mismo el pasado lunes. El detenido es su propietario y conductor habitual.

El coche se encontraba estacionado en el interior de un garaje de una localidad de la comarca de La Costera, donde el arrestado tiene uno de sus domicilios.

En la tarde de ayer, agentes de la Brigada Provincial de Policía Científica de Valencia realizaron la oportuna inspección ocular técnico policial tanto del exterior como del interior del vehículo, y obtuvieron indicios lofoscópicos y biológicos. Tras finalizar la misma, el turismo fue trasladado a dependencias de la Policía Nacional, donde se encuentra custodiado.

Asimismo, los investigadores del Grupo de Homicidios registraron el domicilio del joven, que también fue inspeccionado por Policía Científica, y hallaron indicios biológicos.

Condena previa

El joven ya fue condenado en 2022 a un año y medio de prisión por un delito cometido con ocasión del ejercicio de los derechos fundamentales y de las libertades públicas garantizados por la Constitución y de dos delitos de amenazas pero se le suspendió la entrada en la cárcel al no contar con antecedentes y ante la promesa de no volver a delinquir en tres años, plazo que se agotaría este mes de octubre.

El joven se enfrentaba a una petición de pena de tres años y nueve meses de prisión pero finalmente reconoció los hechos y llegó a un acuerdo con el ministerio público por el que se le rebajó la pena hasta el año y medio de prisión. La misma condena se le impuso a otro joven con el que compartió banquillo por la misma causa.

La sentencia dejó como probado que el joven y otro chico insultaron y amenazaron a dos transexuales en València a los que dijeron: “Hay que matar a gente como vosotros. ¿No os da vergüenza por vuestra familia?”.

Hubo dos incidentes. El primero, el 23 de noviembre de 2019 sobre las 3.45 horas en la calle Joaquín Ballester de València. Los jóvenes, quienes circulaban en un vehículo, abordaron a un hombre y le gritaron que iban a “culear a un maricón”. La víctima les contestó y los condenados hicieron amago de ir a atropellarle con el vehículo, al tiempo que le asustaban mostrándole una cadena y haciendo gestos de que le agredirían con ella. El hombre se refugió en un establecimiento cercano.

El segundo incidente se produjo después, mientras los jóvenes continuaban a bordo del vehículo y se acercaron a dos hombres, ambos transexuales, y les preguntaron con insistencia cuánto cobraban. A continuación, comenzaron a gritarles: “Maricones, travestis de mierda”; “Hay que matar a gente como vosotros, ¿No os da vergüenza por vuestra familia?”.

A reglón seguido, las víctimas se metieron en su propio coche con el que trataron de huir de la zona pero fueron perseguidos por los condenados con su vehículo, con el que chirriaban ruedas con intención de amedrentarles. Al mismo tiempo, les decían que iban a matarles y a rociarles con gasolina y prenderles fuego. En todo momento fueron esgrimiendo la cadena que portaban y que ya les habían mostrado.

Últimas noticias

Contenido relacionado