sábado, 25 mayo 2024

Información y noticias de la provincia de Valencia

La elección de las fallas municipales de València regresa a manos políticas

Los comités de selección de los monumentos, que tendrán un presupuesto de 239.00 euros para la grande y 34.000 euros para la infantil, volverán a ser nombrados por los grupos políticos

La Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de València ha aprobado este viernes las bases del proceso de selección de proyectos para la realización y montaje de las fallas municipales grande e infantil del año 2025, que podrán presentarse bajo lema y tema libres.

Cada uno de los dos comités de selección estará compuesto por nueve miembros, siete de ellos, a propuesta de los grupos políticos municipales según el criterio de proporcionalidad en el pleno del Ayuntamiento (tres vocales del grupo municipal Popular; dos del grupo municipal Compromís; uno del grupo municipal Socialista; y uno del grupo municipal Vox). Presidirá los comités el concejal de Fallas, Santiago Ballester, y como vicepresidenta actuará la concejala de Fiestas y Tradiciones, Mónica Gil, ambos con voz y voto.

Tal como ha explicado el concejal Ballester, “queremos hacer partícipes en la elección de las fallas al resto de grupos políticos de la corporación, o en las personas en quien ellos deleguen, cosa que nunca antes había sucedido”.

Los presupuestos establecidos en las bases prevén un precio máximo de 239.000 € (10% de IVA incluido) para la falla grande, y de 34.000 € (10% de IVA incluido) para la infantil. Dichos presupuestos incluyen el transporte, el montaje, las grúas y maquinaria necesaria, y la decoración ornamental. En ambos casos, el coste de la realización y montaje de los monumentos se imputarán a la aplicación presupuestaria denominada “Otros Gastos Diversos” de los ejercicios presupuestarios de 2024 y 2025.

Materiales sostenibles

Para la selección de las propuestas que se reciban, se tendrá en cuenta la solvencia técnica y artística global del proyecto presentado, así como su originalidad. De manera específica se valorará el carácter satírico de la obra en su conjunto, la claridad conceptual y la singularidad de la idea planteada, la calidad compositiva y espacial, la facilidad de recorrido, accesibilidad y relación visual desde el exterior, y la adecuación de los materiales de construcción a la cremà más limpia y respetuosa posible con el medio ambiente (que minimice en la medida que sea posible la emisión de gases contaminantes derivados de materiales químicos de mala combustión). Para ello, se valorará el uso de materiales naturales, tanto en la construcción de estructuras y soportes como en coberturas, preparaciones y acabados pictóricos.

Condiciones de participación

Podrán participar en cualquiera de los dos concursos artistas que hayan realizado fallas en ejercicios anteriores, así como equipos artísticos multidisciplinares en los que haya una persona artista fallera debidamente acreditada (con la cualificación profesional correspondiente).

Las solicitudes se efectuarán mediante escrito del o la artista, con su debida identificación, indicando si el boceto es para falla grande o infantil de 2025. Los proyectos se presentarán en hojas de 70x 50 cm, a una cara, con el siguiente contenido: boceto general, dos perspectivas de escena de falla, planta de distribución, y una memoria y explicación (que deberá contener medidas en planta y alzado, número de ninots y de escenas, contenido y explicación). Todo ello, en soporte de papel, digitalizado y en formato pen drive.

Toda la documentación se presentará en las dependencias del Servicio de Fiestas y Tradiciones. El plazo de presentación será́ de diez días hábiles a partir de la publicación de las bases.

“Controlar políticamente la fiesta fallera”

Por su parte, el concejal de Compromís Pere Fuset ha denunciado que el “PP quiere controlar políticamente la fiesta fallera de forma descarada” y que “hoy lo demuestra cambiado un jurado de artistas y falleros para escoger las fallas municipales, como el que hay desde el año 2016, por uno de grupos políticos, en el cual ni siquiera se respeta la proporción”.

El Partido Popular y Vox se reservan a 6 miembros para elegir la falla municipal, frente a los 3 que da a la oposición. Pensamos que es intolerable, que incluso podría ser impugnable, y que además es un desprecio al arte fallero, al tratar de politizar su elección en vez de dejarlo en manos de entidades falleras y artísticas, como la interagrupación, como el Círculo de Bellas Artes y como otros que, desde el año 2016, han sido las responsables de elegir, sin interferencia política alguna, la falla municipal.

No sólo se está politizando la fiesta fallera como se hacía hasta 2015 sino que además están tomando a la gente por idiota ya que con esa desproporción al jurado en la práctica el PP está eligiendo a dedo a quien le da un contrato de cientos de miles de euros. Al igual que en un concurso de teatro o de poesía pensamos que las fallas son arte y deben tener un jurado artístico y fallero y no político.

Últimas noticias

Contenido relacionado