lunes, 24 junio 2024

Información y noticias de la provincia de Valencia

Entidades feministas afean por carta a Mazón que no tenga ‘autoridad’ para frenar la ‘deriva negacionista’ de Vox

Los colectivos feministas le piden demostrar su compromiso con los derechos de las mujeres

Una veintena de asociaciones y colectivos feministas, entre ellos la Coordinadora Feminista de València, Alanna, UGT PV o el Front Abolicionista, han enviado una carta al ‘president’ de la Generalitat, Carlos Mazón, en la que le afean que no tenga “ninguna autoridad” para frenar la “deriva negacionista” de Vox en el Consell y le instan a demostrar que “estima a las mujeres”.

Los colectivos feministas, en una “carta abierta” al ‘president’, censuran que el ejecutivo autonómico gobierna “sin un criterio unánime” en materia de igualdad, algo que se “demuestra” cuando Mazón “habla de líneas rojas”, mientras que a la vez Vox “va abriendo el camino negacionista”.

Por ello, reconocen sentir “miedo” de que tanto Mazón como la vicepresidenta segunda y consellera de Servicios Sociales, Igualdad y Vivienda, Susana Camarero, sean “incapaces de parar a su socio” y que sean precisamente el vicepresidente primero y conseller de Cultura y Deporte, Vicente Barrera, y la titular de Justicia e Interior, Elisa Núñez, ambos de Vox, quienes “llevan adelante su agenda contra los derechos de las mujeres sin ninguna traba”.

En este contexto, en la misiva, las entidades feministas denuncian la inscripción en el registro autonómico de fundaciones de la Fundación para la Defensa de los Hombres Maltratados, un colectivo que, a su juicio, pretende “hacer creer que la violencia femenina tiene las mismas raíces que la masculina”.

Una situación que, según exponen en la misiva, provocó que varias asociaciones de mujeres solicitaran reunirse con Camarero, “quien se declara firmemente feminista”, para exigirle un “gesto contundente” en “defensa de los consensos mínimos” sobre “qué es y cómo se combate la violencia de género” y la importancia que tiene en su erradicación “respetar la credibilidad de las mujeres”.

La respuesta de Camarero, según los colectivos feministas, fue “inmediata”, cosa que les hizo “concebir la esperanza que compartía” esta preocupación por la “deriva negacionista” que Vox “está introduciendo en el Consell de la Generalitat”. Sin embargo, han lamentado que ha resultado ser “nada más lejos de los hechos, que poco tienen que ver con las palabras”.

“Nos recibió con actitud ofendida, como si su declaración de feminismo le tuviera que mantener por encima de las críticas a sus actos o a su inacción”, han criticado, al tiempo que han acusado a la vicepresidenta segunda de intentar utilizar el asociacionismo de las mujeres para “disimular su parálisis” sobre cuestiones “tan urgentes” como la renovación del Pacto Valenciano contra la Violencia Machista, además de “infantilizar” a estos colectivos al “afirmar que lo que genera incertidumbre a las víctimas es que desde la oposición se haga la imprescindible tarea de control al gobierno”.

“Sin un criterio unánime”

En este punto, han mostrado su “inquietud” al comprobar que el Consell gobierna “sin un criterio unánime” y que tanto Mazón como Camarero “no tienen ninguna autoridad respecto a su socio de ultraderecha”, en referencia a Vox.

“Usted lo tiene que saber: la diferencia entre la violencia de las mujeres y la de los hombres es estadísticamente demasiado significativa como para que no se tenga en cuenta. La de las mujeres es individual, pero la que ejercen los hombres es de origen social. De ahí la obligación constitucional de los gobiernos de remover el origen de esa violencia, además de ayudar a sus víctimas para superar el daño que se les ha infligido”, exponen al ‘president’.

Asimismo, han recalcado que la violencia contra las mujeres “no es solo un delito individual, como lo es la puntual violencia de una mujer respecto a un hombre”, sino que es “una violencia estructural de la que toda la sociedad, y no solo los agresores, es corresponsable”.

Para las entidades feministas, estas cuestiones son “una obviedad”, pero han lamentado que no tienen “más remedio” que “recordárselo al Gobierno valenciano” porque, al parecer, el ejecutivo que preside Mazón “no conoce esa esencial distinción, corroborada por agobiantes datos y no por opiniones interesadas”.

“No nos vale la afirmación rotunda de Camarero de que ni un euro de su Conselleria irá a financiar la fundación –de hombres maltratados–. Esto lo tenemos claro, no está en sus competencias directas y no lo prevé ninguna línea presupuestaria de su departamento. Lo que nosotros le pedíamos en la reunión que tuvimos es que ejerciera de vicepresidenta con competencia en igualdad de mujeres y hombres de manera transversal. Pero, o no lo entiende, o no tiene capacidad de maniobra o los socios de gobierno nunca permitirán que pase de las buenas palabras a los hechos”, han argumentado.

Por todo ello, han interpelado al ‘president’ de la Generalitat para saber si está “tan atado de manos como su vicepresidenta segunda” porque, en caso de ser así, a las valencianas “nos esperan días muy negros” y las feministas “tendremos que estar frente a un gobierno que no solo niega a la mitad de la población, sino que nos deja a los pies de unos caballos misóginos desbocados”.

Últimas noticias

Contenido relacionado