sábado, 13 julio 2024

Información y noticias de la provincia de Valencia

Ford Almussafes quiere ejecutar los despidos en menos de tres meses

UGT pide bajar la edad de prejubilación por debajo de los 55 años para alcanzar un acuerdo con el ERE y 'conseguir el máximo de voluntariedades'

La dirección de Ford Almussafes y los representantes de los trabajadores se han vuelto a reunir este jueves con el objetivo de alcanzar un acuerdo en la negociación del Expediente de Regulación de Empleo (ERE) tras el anuncio de los 1.144 empleados que propone despedir la multinacional de la planta de valenciana, 960 en la planta de vehículos, 140 en la de motores y 20 en el aréa de oficinas. 

Sin embargo, tal y como adelantaban los sindicatos la negociación se prevé complicada y “mucho”, ya que los planteamientos de la dirección no convencen a los representantes sindicales. Este mismo jueves en la comisión negociadora, la dirección ha comunicado la intención de ejecutar el ERE en un trimestre, aunque fuentes sindicales señalan que “la empresa dice que le sobran ya empleados” y que esto es “inasumible dada la magnitud del excedente de personal”.

Igualmente, desde UGT, sindicato mayoritario, han criticado que la dirección pretende alcanzar una acuerdo a la baja con respecto a pactos anteriores firmados y que otros sindicatos, como STM, en 25 años no hayan firmado “ni un solo convenio ni acuerdo” y ahora “parece que tienen mucha ganas de firmar un acuerdo, sin precisar a qué se refiere”.

“La empresa deberá moverse de sus planteamientos iniciales y mostrarse dispuesta a ampliar el abanico de posibilidades, ofertando unas condiciones que sean lo suficientemente atractivas con el fin de conseguir el máximo de voluntariedades” manifiestan en un comunicado desde UGT.

Bajar la edad de prejubilación

Por otra parte, el sindicato ha propuesto bajar la edad de prejubilación por debajo de los 55 años para poder alcanzar un acuerdo, ya que la población mayor de esta franja existente en la planta valenciana es de alrededor 600 personas, unas cifras que se alejan de las pretensiones de la empresa para los despidos voluntarios.

Aunque, según fuentes de STM, en la reunión se ha vuelto a hablar sobre la voluntariedad, y “la que la empresa ha puesto de manifiesto que no se va a tener en cuenta la antigüedad como premisa, sino que va a estar acotada por las necesidades de la Empresa“.

Del mismo modo, desde STM ha indicado que en la reunión de hoy “no se ha avanzado mucho y estamos en tiempo muerto” y ha defendido que la dirección debe reducir el número tan terrorífico de despidos” planteado, ya que la empresa ha recibido una serie de beneficios y subvenciones del erario público, y, por tanto, “tiene una responsabilidad no solo hacia la plantilla sino hacia la sociedad española y valenciana”.

Además, STM ha propuesto varias opciones alternativas al ERE como trasladar plantilla a líneas “sobrecargadas de trabajo” en las que hay empleados que, por la “presión y el estrés, ven perjudicadas su salud mental y musculoesquelética”, pero esta ha sido rechazada. Asimismo ha pedido a la dirección el listado de la plantilla por franjas de edad para “tener más información sobre la afectación del expediente”.

Condicionar las ayudas públicas

Por otra parte, la vicepresidenta y portavoz del Consell, Aitana Mas, al ser preguntada por este ERE y la negociación con los sindicatos, se ha mostrado partidaria de condicionar las ayudas públicas, al igual que la ministra de Industria Reyes Maroto, y ha recordado que es una cuestión que “viene reivindicando una parte del Gobierno”. “Podríamos incluso plantearnos las ayudas de cara a un tercer Botánic”.

Es incongruente dar subvenciones para que pueda salir adelante un sector productivo como es el del automóvil y que después podamos tener desacuerdos en el marco de una transición que requiere una menor mano de obra” ha explicado Mas.

Últimas noticias

Contenido relacionado