jueves, 18 abril 2024

Información y noticias de la provincia de Valencia

Ford extiende el ERTE en Almussafes hasta el 19 de abril y amplía los trabajadores afectados hasta los 700 diarios

Las jornadas de ERTE serán los días 27 y 28 de marzo, así como el 8, 15 y 19 de abril, mientras que en mecanizados serán los días 28 de marzo y 13, 14, 15 y 19 de abril

La dirección de Ford y UGT, el sindicato mayoritario en la fábrica de Almussafes (Valencia), han acordado ampliar el Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) hasta el próximo 19 de abril, que afectará a un máximo de 700 personas al día en las plantas de vehículos, debido a que el lanzamiento del modelo Kuga no aumentará su producción por “problemas de proveedores” hasta ese día. A ello se suma que el 17 de ese mes será el último día de producción de la furgoneta Transit.

En una reunión de la comisión consultiva celebrada este jueves, la dirección de la empresa ha solicitado a UGT extender el actual ERTE con una propuesta que pasa por añadir cinco días de paradas en la planta de motores, incluyendo el área de mecanizados, según ha detallado el sindicato.

De esta manera, en la planta de montaje-motor, las jornadas de ERTE serán los días 27 y 28 de marzo, así como el 8, 15 y 19 de abril, mientras que en mecanizados serán los días 28 de marzo y 13, 14, 15 y 19 de abril.

Por otro lado, la dirección de la multinacional también ha propuesto aumentar el número de trabajadores afectados en vehículos hasta un máximo de 700 diarios, debido a que el lanzamiento del Kuga no aumentará su producción por “problemas de proveedores” hasta el 19 de abril, por lo que el turno de tarde “seguirá sin producción”. En cualquier caso, sostiene que se aplicará “la máxima rotación posible”.

Desde UGT aseguran que han accedido a acordar esta ampliación del ERTE hasta el 19 de abril, aunque han advertido de que a partir del día 17 de ese mes la situación “cambiará sustancialmente”, puesto que será “el último día de producción” de la furgoneta Transit.

En este punto, desde el sindicato han insistido en que ya han reiterado “en ocasiones anteriores” que el tratamiento del excedente de personal que se genere “dependerá de las respuestas” de la compañía “antes de esa fecha”.

STM pide un “trato más justo”

Por su parte, desde STM-Intersindical –que no firmó el acuerdo para este ERTE–, su portavoz, Dani Portillo, ha garantizado que no van a “apoyar” que se “continúe con los atropellos hacia la plantilla” de unos trabajadores que “tantos beneficios les ha dado –a la compañía– durante tantos y tantos años”, por lo que ha defendido que merecen “un trato más justo”.

Portillo ha hecho hincapié en la “pérdida de poder adquisitivo de cerca del 10 por ciento” que sufren los trabajadores de la fábrica valenciana debido a la congelación salarial en este “ecuador del mal llamado acuerdo de la electrificación”, mediante el que “se suponía que iban a venir coches eléctricos”, pero que, “de momento, ya veremos si vienen los híbridos”. “Esperemos que sí, para que siga con su negocio esta multinacional”, ha añadido.

Por ello, ha manifestado no entender que en factorías de otras compañías como Volkswagen “sí que lleguen a acuerdos del 100% del pago de la masa salarial”, mientras en Ford, “además de la merma económica del 10% de poder adquisitivo”, los trabajadores “acumulan un 20% más de sus nóminas”.

Condiciones

La dirección de Ford y UGT acordaron el pasado febrero establecer un ERTE hasta el 28 de marzo –ahora prorrogado– para adaptarse a las bajadas de producción en la factoría. Este ERTE, que en aquel momento se acordó que no podía afectar a más de 500 trabajadores diarios, contempla paros en el turno de tarde de las plantas de vehículos y motores.

Las condiciones económicas de este expediente son las mismas que en los ERTE anteriores: 80% del salario real y 100% de pagas extras, gratificación especial, vacaciones, y antigüedad.

De este modo, la dirección de la empresa contempló las condiciones expuestas por parte de UGT durante las negociaciones en cuanto a las fechas y número de afectados diariamente. El sindicato insistió en que el excedente de mano de obra “solo puede estar vinculado a un problema puntual por falta de producción prevista y no por exceso de personal”. Por ello, solo estaba dispuesto a aceptar la fecha del 28 de marzo como último día del expediente.

La fábrica valenciana fue en 2022 la elegida por Ford para producir su nueva plataforma de vehículos eléctricos a partir de 2025, una decisión que aseguraba la carga de trabajo en los próximos años y que llevó a un acuerdo con UGT para que el nuevo convenio de la compañía, firmado en abril de ese año, recogiese medidas salariales y de flexibilidad condicionadas a la electrificación. La adjudicación a Ford no evitó que se tuviera que redimensionar la plantilla con un ERE que ha afectado a 1.124 trabajadores.

Mientras no se inician las inversiones, cuyo calendario previsto ya va retrasado según ha advertido en varias ocasiones el sindicato, la fábrica ha tenido que ajustar su producción ante la reducción de ventas. Este año Ford Almussafes deja de fabricar la furgoneta Transit y el único modelo hasta la llegada de los nuevos eléctricos es el Kuga. En enero la firma automovilística presentó la nueva versión de este modelo fabricado en la planta de Ford de Almussafes.

La fábrica valenciana lleva encadenando diferentes ERTE varios años y prorrogó el último expediente hasta 30 de junio de 2023 debido a la inestabilidad en el suministro de semiconductores y componentes derivados.

Reunión con la dirección mundial

En este contexto, la dirección mundial de Ford se reunirá el próximo miércoles 27 de marzo con el sindicato mayoritario, UGT, en un encuentro en el que se espera que la multinacional aporte más datos sobre las alternativas en las que está trabajando para garantizar la carga de trabajo de la factoría, que aún no recibe las inversiones previstas para su electrificación.

La cita tendrá lugar en Dunton (Inglaterra), con la participación de directivos de la compañía como su presidente global, Jim Farley, y representantes sindicales europeos, entre ellos el presidente del Comité de Empresa de Ford en Almussafes, Carlos Faubel (UGT).

El pasado mes de febrero, el sindicato se reunió con el vicepresidente de Ford Europa, Kieran Caghill, y éste trasladó que la compañía “está trabajando en una alternativa para solucionar el problema” que se ha originado en la factoría ante la incertidumbre que genera el coche eléctrico en la actualidad.

La semana pasada, el secretario general de UGT PV, Ismael Sáez, y el secretario de UGT FICA PV, Darío Argente, se mostraron “optimistas” sobre el futuro de la fábrica. “Tenemos toda la confianza del mundo en que pronto tendremos una alternativa, que no sea el coche eléctrico de momento pero sí híbrido”, indicaron.

La factoría hace frente desde hace meses a la incertidumbre sobre la llegada de las inversiones necesarias para producir los vehículos eléctricos de la firma del óvalo. El pasado noviembre, Ford comunicó que aplazaba “cualquier decisión que tenga que ver con inversiones” para la electrificación de la fábrica valenciana, que en 2022 fue la elegida por Ford para producir su nueva plataforma de vehículos eléctricos a partir de 2025.

Últimas noticias

Contenido relacionado