martes, 23 julio 2024

Información y noticias de la provincia de Valencia

Las fuertes lluvias obligan a cortar la V-23 por inundación y provocan atascos y retrasos en trenes y metros

Según la Policía Local de València, ahora el tráfico en la ciudad funciona de manera "fluida" a pesar de las lluvias

Las fuertes lluvias de este lunes por la mañana en Valencia han obligado a cortar la V-23 en ambos sentidos por la inundación de la carretera, además de provocar atascos en las entradas a la ciudad de València y retrasos en algunos trenes y metros.

Desde primera hora, la tormenta ha afectado a la circulación de las carreteras, donde se han registrado los atascos habituales de los lunes por la mañana, con retenciones de tres kilómetros en la A-7 por el ‘bypass’, de otros tres kilómetros en la A-3 en la entrada a València o de hasta 13 kilómetros en la V-31. Estos atascos han finalizado pasadas las diez de la mañana, según el Centro de Gestión de Tráfico.

A las 10.30 horas seguía cortada la V-23 en el kilómetro 6,500 y en ambos sentidos por la inundación de la carretera que va a Puerto de Sagunto, con siete kilómetros de retenciones en total. También se ha cortado la CV-309, paralela a la V-23, por inundación en el mismo kilómetro.

Según la Policía Local de València, el tráfico en la ciudad funciona de manera “fluida” a pesar de las lluvias, que han obligado a cortar un túnel en el Camí de Farinós, en la huerta de Benimaclet, que lleva hacia La Patacona de Alboraya. Los agentes colaboran con personal de Ciclo Integral del Agua para resolver pequeñas incidencias causadas por la lluvia en la ciudad.

En los trenes de Cercanías ha habido retrasos medios de 25 minutos en trenes de las líneas C1 entre Alfafar y Sollana y C2 entre Alfafar y Benifaió. Una incidencia ha afectado a la señalización en Estivella-Albalat dels Tarongers, provocando retrasos medios de 20 minutos en los que circulan entre Gilet y Algimia, informa Adif en redes sociales.

Bajada de tensión entre Vinaròs y Tarragona

Fuera del área de Valencia, los trenes de larga distancia se han visto afectados en dirección a Barcelona por una bajada de tensión en el tramo entre Vinaròs (Castellón) y L’Ametlla del Mar (Tarragona), con retrasos de 125 y 80 minutos en dos Euromed y de 89 minutos en un Intercity. La circulación ya se ha restablecido, según fuentes de Renfe.

Paralelamente, las lluvias han provocado problemas por acumulación de agua en algunas estaciones de Ferrocarrils de la Generalitat (FGV), que varían según evolucionan las tormentas.

También han causado retrasos en la línea 3 de Metrovalencia, en el tramo Alboraya-Rabelbunyol con un paso a nivel inundado en Meliana, y en la línea 1 entre Carlet-Castelló por donde circula un tren lanzadera con trasbordo de usuarios en Carlet. La circulación se ha normalizado en todas las líneas, a excepción de los retrasos, detallan fuentes de FGV a Europa Press.

Últimas noticias

Contenido relacionado