domingo, 23 junio 2024

Información y noticias de la provincia de Valencia

La hostelería valenciana prevé facturar estas Fallas un 26,3% más que en las de 2022

Los restaurantes y bares tienen unas 'expectativas optimistas' y creen que se alcanzarán 'cifras históricas' que mejorarán los resultados del año pasado

Las Fallas de este 2023 se augura que serán “históricas” al ser las primeras fiestas josefinas de la vuelta a la normalidad y en las que se espera la llegada de miles de turistas, coincidiendo en fin de semana y con el puente en la Comunidad de Madrid del 20 de marzo. Por ello, la hostelería de València es “optimista y positiva” y prevé mejorar las cifras del 2022 e incluso superar los niveles prepandemia.

En este sentido, la Asociación por una Hostelería Responsable en Russafa (Al Balansí) espera que la facturación de bares, restaurantes y locales de ocio del barrio estas Fallas sea un 26,3% superior a la de las Fallas de 2022 y estiman que puede llegar a superar en un 8,7% a la de 2019. De hecho, el 100% de los bares, restaurantes y locales de ocio de Russafa consultados por la asociación tienen “unas expectativas optimistas” sobre las próximas Fallas, teniendo en cuenta que todos consideran que van a ser mejores que las de 2019.

A esto, subrayan que hay que sumar que “estamos hablando de una de las zonas céntricas de la ciudad y con gran tradición y actividades falleras que son un reclamo para los visitantes y turistas que recorren estos días la ciudad para ver las fallas y su ambiente”. 

“Si se cumplen las previsiones se alcanzarían cifras récord e históricas, superando los niveles económicos prepandemia, tras cuatro años sin unas fiestas con plena normalidad y con un calendario festivo fallero de fin de semana y previsiones meteorológicas favorables” señalan desde Al Balansí.

Del mismo modo, el presidente de la Federación Empresarial de Hostelería de València (FEHV), Manuel Espinar, señala que en un sondeo realizado estos días a las empresas asociadas “las previsiones que manejamos para las Fallas 2023 son muy buenas, y muchos hosteleros aseguran tener ya un buen volumen de reservas para estas fechas“. Para un 70% de los encuestados las previsiones son “muy positivas” y prevén mejorar los resultados del año pasado.

“Después de tres años, por la evolución actual de la pandemia, van a ser las primeras fallas de la vuelta a la normalidad, sin ningún tipo de restricciones. Por todo ello se espera que haya una muy buena respuesta de visitantes y turistas tanto local como de otros puntos de España e internacionales” asegura Espinar.

La clave del fin de semana fallero

El momento clave de reservas y ocupación será el fin de semana de los días grandes de Fallas, 17, 18 y 19 de marzo, y el festivo en la Comunidad de Madrid del 20 de marzo. De hecho, desde la FEHV, aseguran que “la noche del 19 de marzo (a nivel de hostelería) suele ser una noche floja de muy poco movimiento, pero este año esperamos que haya plena actividad, y sea un día de trabajo muy bueno tanto en la restauración como en el sector del ocio, teniendo en cuenta que se celebra San José y el día del Padre también”.

En la misma línea va la previsión de la asociación por una Hostelería Responsable en Russafa, que según sus cálculos, si casi 1 de cada 4 de los clientes fueron turistas, este año calculan que “el porcentaje sea mucho mayor, sobre todo contando con que el día 20 es festivo en Madrid y que los madrileños encabezan el ranking de visitantes nacionales a las fiestas josefinas”.

Sobre el funcionamiento de la actividad los fines de semana previos a los días grandes, los datos y las expectativas también son positivos. A falta de cifras concretas, esperan superar, en algunos locales, los niveles de 2019.  

Buenas expectativas, pero caída de la rentabilidad

Por último, Espinar ha explicado que tras las fiestas se realizará un balance y se analizará también la rentabilidad que “en estos momentos es el principal obstáculo para la recuperación en las empresas de hostelería”. “La demanda está funcionando muy bien, el verano y las Navidades han tenido una gran respuesta de los clientes, pero la subida de precios de este último año ha generado una caída de la rentabilidad que en muchos casos impide la viabilidad del negocio” asegura.

“Hay que tener en cuenta además que el sector está ahora mismo devolviendo los créditos ICO que se concedieron en el periodo de pandemia para poder superar la situación, y que también lastra la actividad económica de las empresas” concluye.

Últimas noticias

Contenido relacionado