martes, 28 mayo 2024

Información y noticias de la provincia de Valencia

‘La inversión en los Centros Tecnológicos de la Comunitat Valenciana ha generado 3.200 millones de euros de impacto social y ambiental’

Charlamos con Gonzalo Belenguer, director general de REDIT, sobre la labor de los Centros Tecnológicos, innovación, tejido empresarial y estabilidad presupuestaria

Nos citamos con Gonzalo Belenguer, director general de la Red de Institutos Tecnológicos de la Comunitat Valenciana (REDIT), a las 17:00 de la tarde por vídeollamada para charlar sobre REDIT, la innovación en la CV y otros aspectos del ecosistema innovador.

REDIT aúna a 11 institutos (o centros) tecnológicos bajo su paraguas, algunos de ellos con más de 50 años de historia, desarrollos tecnológicos y transferencia de conocimiento a la sociedad. En este sentido, su máximo responsable, Gonzalo Belenguer, se define como un “trabajador del cambio y de la innovación. Una persona que intenta hacer su trabajo de la mejor manera posible, desde la honestidad y con mucha humildad, para contribuir a que el futuro de la Comunidad Valenciana sea el que tiene que ser”.

El principal objetivo de REDIT podría identificarse como: “Un activo estratégico que pretende mejorar la competitividad de nuestro tejido industrial a partir de la I+D+I”, sobre todo atendiendo a que el entorno empresarial de la Comunitat el 99% son pymes y micropymes. De hecho, más de 15.500 empresas colaboran todos los años con los Centros Tecnológicos adscritos, que son “auténticas referencia nacionales e internacionales en sus respectivos sectores y están en la Comunitat Valenciana trabajando para todo el mundo” añade el máximo responsable de la agrupación autonómica, que concluye “tenemos un activo estratégico al servicio de la Comunitat”.

Antes de comenzar con las preguntas Belenguer nos aclara que “’para entender la visión real de un Centro Tecnológico hay que aclarar que somos asociaciones privadas sin ánimo de lucro donde los órganos de gobierno lo ocupan los principales empresarios de cada uno de los sectores. Están las principales empresas aun siendo competidoras, tomando decisiones y visionando juntas cual es el futuro tecnológico de los sectores productivos. Es un espacio de colaboración, de generosidad y de responsabilidad con el sector y con la sociedad”.


Bajo este prisma, añade: “Ese ADN empresarial es lo que nos diferencia respecto a otros agentes que tienen otro cometido y lo hacen fenomenal. Pero el del Centro Tecnológico es visionar para generar I+D+I aplicada y transferirlo al tejido productivo”.

¿Cuáles son los principales retos de los Institutos Tecnológicos para evolucionar?

El principal reto es lograr la estabilidad presupuestaria necesaria para afrontar los retos tecnológico a medio plazo, de manera conveniente, y, sobre todo, tener una periodicidad plurianual suficientemente dotada que permita a los centros garantizar su actividad, de acuerdo a los niveles actuales y permitiendo, además de desarrollar las inversiones y planificaciones necesarias para contribuir a la evolución y al crecimiento del tejido industrial.

Actualmente, esta aspiración es fundamental para mantener el actual grado de excelencia de la Red, en el contexto nacional e internacional: hoy en día, el 60% de las empresas de España que colaboran con algún centro tecnológico, lo hace con alguno de los 11 socios de REDIT.

¿Con qué presupuesto anual cuenta la Red de Institutos Tecnológicos de la Comunitat Valenciana?

Los ingresos del último año superan los 160 millones de euros, de los cuales el 56% es actividad económica de los Centros Tecnológicos con más de 15.500 empresas, y el 44% restante es financiación pública. Es importante diferenciar la financiación autonómica, de la nacional y de la europea. El 32% de ese 44% es financiación autonómica, fundamentalmente a través de IVACE.

Los fondos que se retornan a la Comunitat gracias a la acción de los Centros Tecnológicos, procedentes de programas europeos y nacionales, en colaboración con empresas, superan los 144 millones de euros, en el último año. De estos, el 80% va dirigido directamente a las empresas.

Hace un tiempo se creó el fondo de inversión tecnológica REDIT Ventures, ¿Cuáles fueron los principales motivos que les llevaron a ello?

REDIT Ventures emana de un estudio que desarrollamos en el ámbito del ‘think tank’,  cuyo objetivo fue analizar los modelos de transferencia realizada por otros centros homólogos en el contexto europeo. A partir de ese primer estudio, desarrollado en 2012, y otros posteriores, entendimos la necesidad de crear un modelo ‘ad hoc’, completamente ajustado a nuestro modelo. 2022 fue el año en que lanzamos esta novedosa iniciativa que, a día de hoy, es única.

Es un fondo que se ha hecho a fuego lento, desde el consenso de todos los centros, desde la convicción de que juntos somos más fuertes y estamos construyendo una solución única que ayuda a los sectores productivos a evolucionar y lo va a hacer de la mano de la tecnología.

¿Hacía dónde camina REDIT Ventures, cuál es su futuro?

El objetivo de Redit Ventures es construir a un tejido industrial de base tecnológica. Precisamente esa idiosincrasia, ese ADN tan REDIT, le confiere una particularidad única en Europa. Por dos motivos: son 11 sectores industriales colaborando con un mismo fondo, y por otra parte, tenemos una doble condición: inverte pero, además, crea empresas de base tecnológica. Esa dualidad es lo que le confiere la singularidad de ser absolutamente único.

Hasta el momento, ya hemos lanzado cuatro ‘spin off’ y el motivo fue incrementar el grado de transferencia más disruptiva la mercado. Aprendimos que grandes proyectos con gran potencial, que por su disrupción no eran transferidaos en la actualidad al mercado, podían desarrollarse como nuevas ‘spin offs’ si les conferíamos un tratamiento diferencial.

Se hizo desde el conocimiento, el análisis y la responsabilidad de querer aportar a la Comunitat nuevas soluciones que contribuyeran a crear nuevas empresas de base tecnológica de alto valor añadido y agentes que ayudara a los propios sectores a evolucionar en el ámbito tecnológico.

“ESTAMOS TRABAJANDO PARA CONSTRUIR UN FUTURO MEJOR PARA TODAS LAS PERSONAS QUE TENEMOS LA SUERTE DE VIVIR EN LA CV”

¿Qué hace falta para mejorar la innovación y la investigación en España y su visibilidad?

Si comparamos España con otros ecosistemas internacionales, estamos por debajo de la media Europa en inversión; estamos por debajo de Alemania, Finlandia, por no hablar de Israel, Corea del Sur, EE.UU. o China. Eso repercute en nuestra productividad, que está por debajo de la media europea… Si hablamos de la productividad valenciana, incluso estamos por debajo de la media española, por lo que es esencial invertir en I+D+I para reducir esta preocupante distancia.

Cuando, como sociedad, apostamos por la I+D+i, estamos potenciando también que en nuestro territorio se asienten y nazcan empresas de alto valor añadido, con puestos de trabajo bien retribuidos y estamos invirtiendo en futuro, en mejorar la calidad de vida de las personas que viven en nuestra región. Por esto es tan importante aportar estabilidad a los agentes que nos dedicamos a la I+D+i, porque esto redunda directamente en las empresas y en la sociedad.

¿Afecta a la organización, los presupuestos o en algún aspecto como a los planes de desarrollo de los IITT los cambios de Gobierno (regional, autonómico o nacional)?

Más que los cambios de gobierno… Esto debe ser una política invariable de Estado o política de desarrollo regional, ajenas a los ciclos políticos. De hecho, aquellas regiones españolas y extranjeras más competitivas aplican desde hace décadas políticas de esta índole.

Desde luego, cuanto más invirtamos en I+D+I, desde el ámbito público y privado, mejor contribución  haremos al desarrollo de nuestro tejido productivo y, desde luego, más competitiva haremos nuestra economía como factor esencial para mejorar la calidad de vida de nuestros conciudadanos, en forma de mejores puestos de trabajo, salarios más altos, reducción de la fuga de talento a otras regiones…

¿Se puede considerar a la Comunitat Valenciana como una región innovadora?

Ateniéndonos al último estudio de la Comisión Europea que analiza la innovación a nivel regional, somos un ‘Moderado plus’ en materia de innovación. Es verdad que en los últimos 8 años ha habido una apuesta decidida por los Centros Tecnológicos y por otros agentes eso y nos ha hecho evolucionar, positivamente, en el Regional Innovation Scoreboard pero no es suficiente. Estamos por debajo de la media europea y española y, sin duda, eso es un hándicap para nuestra región que, desde el compromiso de la Administración, en primer lugar, y de todo el ecosistema de innovación tenemos que paliar.

¿En qué situación se encuentra la Comunitat Valenciana en comparación con otras CC.AA. a nivel de I+D+I?

A nivel nacional, en materia de inversión, somos la sexta, por detrás de País Vasco, Cataluña, Madrid, Navarra y Castilla y León. en gasto de I+D+I respecto al PIB. El Por poner un ejemplo, el País Vasco mantiene una política industrial estable desde hace décadas, donde la apuesta por la  I+D es un factor esencial.

Esta visión estratégica, de largo plazo, es uno de los elementos necesarios que contribuirían a alinear a todos los agentes sociopolíticos y económicos de la región y que, sin duda, nos permitirían reducir la distancia respecto a las comunidades citadas.

La Comunitat goza de talento y potencial. Se puede, es necesario y decisivo invertir en I+D+i, si realmente queremos tener una Comunitat Valenciana de oportunidades y donde se desarrollen iniciativas que impacten nivel mundial.

¿Cuáles son los principales desafíos que enfrenta la Comunitat Valenciana en términos de innovación, y cómo están abordando estos desafíos los institutos tecnológicos?

El principal desafío que tenemos todos por delante es convertir la I+D+I en política industrial, regional, estable y que eso determine el futuro de la Comunitat Valenciana. A parte, hacer que el tejido empresarial e industrial vea en la inversión de I+D+I un elemento  estratégico que les va a permitir desarrollarse, escalar y competir al máximo nivel.

¿Por qué crees que se da ese desconocimiento social?

Somos, poco reivindicativos con la I+D+I. Como sociedad, deberíamos reivindicar y pedir más inversión, , más iniciativas y soluciones más innovadoras porque ese es el futuro que estamos construyendo y nos nos damos cuenta. No invertir o no demandar que nuestros gobernantes apuesten definitivamente por la innovación nos resta competitividad respecto a otras  regiones. Este postulado debe llevarnos a que sea ésta una comunidad de auténtica referencia y liderazgo.

Cerramos la charla poniendo en valor, algo más que el impacto económico de estos organismos clave en el ecosistema de innovación español, lo que se conoce como el ‘Social ROI’. “Por cada euro invertido por los Centros Tecnológico en el último año en 2022 el retorno supera los 14€. Estamos hablando de 3.200 millones de euros de impacto social y ambiental generado por los Centros Tecnológico en la Comunidad Valenciana”, apunta Gonzalo Belenguer.

Y concluye la entrevista: “Invertir en los institutos tecnológicos de REDIT es hacerlo en la competitividad de nuestro tejido industrial. Sin duda, un activo estratégico de la Comunitat, cuyo triple impacto -social, económico y ambiental- redunda positivamente en nuestro tejido industrial pero también en la calidad de vida de nuestros ciudadanos”.

Últimas noticias

Contenido relacionado