sábado, 25 mayo 2024

Información y noticias de la provincia de Valencia

Ivace+i apoya el desarrollo y uso de probióticos ambientales para reducir el uso de fertilizantes químicos en el campo

La ayuda de Ivace+i supera los 236.000 euros para un proyecto en el que colaboran la Cooperativa Vinícola de Llíria, Picda y el Grupo Sanz

El Instituto Valenciano de Competitividad e Innovación (Ivace+i) ha apoyado con 236.600 euros, dentro de la última convocatoria de ayudas a centros tecnológicos, la incorporación de probióticos ambientales en hidrogeles naturales y films agrícolas acolchados biodegradables que actúen como bioestimulantes de los cultivos

El objetivo de este proyecto novedoso, liderado por el Instituto Tecnológico del Plástico (AIMPLAS) en colaboración con varias empresas agroalimentarias y del sector plástico (Cooperativa Vinícola de Llíria, Picda y el Grupo Sanz), es aumentar la eficiencia de los cultivos, mejorar la absorción de nutrientes y reducir el uso de agua, fertilizantes sintéticos y el impacto ambiental asociado

Según los datos facilitados por Agriculture Plastics Environment Europe (APE), la asociación profesional que reúne a empresas y organizaciones involucradas en los agroplásticos, se estima que más del 30 % del total del plástico no biodegradable para acolchado que se usa en Europa permanece en el campo y en el suelo. 

Esto genera unas 15.000 toneladas de microplásticos cada año, que permanecen como residuos en los campos de toda Europa. 

La consellera de Innovación e Industria, Nuria Montes, ha tildado el proyecto de “revolucionario y necesario para el campo”, al tiempo que ha destacado la “importancia de que empresas del sector colaboren de manera activa con los centros tecnológicos para buscar soluciones a necesidades reales que puedan beneficiar no sólo al sector en el que se trabaja sino a otros sectores”. 

Notables beneficios 

El uso de probióticos aporta notables beneficios para mejorar la salud del suelo y por ende mantener el rendimiento y la calidad de los cultivos reduciendo el uso de insumos químicos. AIMPLAS está probando estas soluciones sostenibles en cultivos hortofrutícolas donde se requiere el uso del film acolchado,  en concreto en el tomate, aunque podría aplicarse a otro tipo de cultivos.

La investigación de AIMPLAS está cofinanciada con fondos europeos dentro del Programa Operativo FEDER de la Comunitat Valenciana 2021-2027.

Últimas noticias

Contenido relacionado