domingo, 14 julio 2024

Información y noticias de la provincia de Valencia

José Miguel Ferris: ‘Un buen alcalde debe acabar acciones y después anunciarlas y este es mi deber en Albal’

El alcalde de Albal hace un repaso con Actualitat Valenciana por las necesidades del municipio, los proyectos que prevé y como espera que sea su relación con la oposición

José Miguel Ferris comenzó en política colaborando con el Partido Popular a nivel más informal y de manera extraoficial, desde 2003 cuando tenía 14 años. José Vicente Sanchís, el entonces alcalde de Albal, era amigo de su padre y fue el que hizo que el tema político despertase su interés. Ahí descubrió que interesaba y gustaba como para dedicar su vida a esto y por tanto ya luego con 18 años decidió afiliarse. 

En 2011 formó parte como número 8 de la primera lista electoral y en 2012 al año de fallecer su compañera, la ex secretaria general Loli Benítez, entró de concejal. A continuación en 2015 estuvo de número dos de la candidatura de Pepe Ferrerols y ya en 2019 fue por primera vez candidato pero sin llegar a la alcaldía hasta que en las pasadas elecciones del 28M este 2023, ha conseguido alzarse con la vara de mando. 

Actualitat Valenciana hace un repaso con José Miguel Ferris, alcalde de Albal, por las necesidades del municipio, los proyectos que prevé poner en marcha a corto y largo plazo y como espera que sea su relación con la oposición.

P: Hace 20 años que estaba aquí en Albal el PSOE, ¿porque crees que se ha dado este cambio? 

R: Porque al final todos los equipos tienen un ciclo y el del PSOE evidentemente había pasado en Albal, y creo que se notaba. Había un rumor en la calle acerca de lo que estaba ocurriendo y todo el mundo sabía que era un gobierno estancado y que no tenía nada más que ofrecerle a este municipio.

Ahora una vez ya estamos dentro lo notamos, faltaba empuje a la hora de trabajar porque este edil ya estaba en una situación de acomodamiento total y se pensaban que las elecciones se ganaban gracias a una persona y sin ningún tipo de proyecto, simplemente era Ramón el alcalde, sin ningún tipo de mensaje más, ni contenido solo que este era el edil. Y al final, cuando pasan ya los años al final la gente empieza a cansarse de la desidia, del desorden y de la falta de actuación en muchas de las áreas.

P: Lleva desde 2019 al frente de la oposición de Albal, ¿Qué destacarías de estos 4 años?

R: En cuanto a nuestra oposición siempre ha sido una de calle, amable y colaboradora con la institución, yo a lo que me he dedicado principalmente siempre es a presentarme a la gente, a ofrecer mi proyecto, a decirles que la alternativa pasaba por una persona y por un equipo que atendiese a la gente que realmente estuviese al corriente de las necesidades reales y no que se gobernara de memoria.

Por tanto, esto ha sido lo que realmente nos ha hecho igualar al equipo de gobierno que había anteriormente, ya que al final ha habido una diferencia de 30 votos. Todo ello a base de mucha calle, de andar, de que la gente viera que te movías, que ibas a sus actos, las asociaciones que supieran que conocía sus problemas, que estabas con ellos y que ahora estamos intentando solucionar muchas de aquellas cosas que nos contaron en su día y esa ha sido la fórmula en todo momento, no ha sido una oposición de desgaste sino una de calle.

P: Tras las últimas polémicas surgidas entorno a Vox por el asunto LGTBI o la violencia de género, ¿Cómo se siente al haber tenido que pactar con ellos para poder conformar gobierno?

R: Creo sinceramente y no lo digo por decir, ni es un mantra, que los vecinos de Albal no tienen que tener absolutamente ningún miedo a la concejala de Vox, ya que les aseguro que es una persona responsable y que tiene una ideología pero sabe que en el gobierno hay que trabajar para todos, para los que piensan como tú y para los que no.

El gobierno en general no va a preguntarle a la gente ni qué piensa, ni que vota, lo que queremos es atender a todo el mundo independientemente de su conciencia, se acabó el clientelismo, el personalismo, vamos a trabajar como un equipo y realmente lo que queremos es eso, que la gente no sienta que tenemos un color político cuando se dirige a nosotros. Por tanto, si un vecino tiene un problema vote lo que vote aquí está el equipo de gobierno y el Ayuntamiento para atenderlos.

En cuanto al tema LGTBI, la bandera estuvo aquí toda la semana y nadie puso ninguna pega. Además el balcón es de mi despacho, y por tanto salí yo personalmente y la puse. No ha habido ningún tipo de problema en ese aspecto.

P: Y por tanto siendo honesto, ¿Cómo cree que será la relación con ellos?

R: Creo que las relaciones serán muy buenas ya que además hemos sido capaces de formar un equipo muy competente y estamos en coordinación absoluta. Como gobierno dentro de esta casa, dentro de lo que es el Ayuntamiento de Albal, lo que vamos a hacer es trabajar como un solo equipo.

Cada uno obviamente tenemos nuestras diferencias ideológicas entre los tres partidos es una cosa normal. Al igual que le ha pasado a la izquierda, pues ahora nos pasa a nosotros, o sea, no hay ningún tipo de problema, ya que si se ha podido ver un tándem en el centro izquierda porque no se va a ver en el centro derecha, no hay ningún problema.

P: ¿Y con la oposición? Especialmente con los socialistas

R: De momento con el PSOE, en concreto con Ramon Mari quien fue alcalde de Albal 20 años, está siendo una relación de tensión porque el traspaso de poderes, ha sido absolutamente nulo. Creo que una persona como él, que lo ha sido todo en este municipio y en su partido, lo que tendría que hacer en estos momentos, es explicar al actual equipo de gobierno todas aquellas actuaciones que se pudieran acabar o que quisiésemos cortar en cualquiera de las dos direcciones.

Considero que es una verdadera lástima que esto pase, porque al final el Ayuntamiento de  Albal es un equipo que está formado por prácticamente 200 personas. Entonces necesitamos de verdad unas directrices por lo menos para lo importante, ya luego cada uno aplicará sus políticas. Esto no ha ocurrido y por tanto lo que hemos hecho es ir trabajando en una dirección clara. No obstante, es cierto que si no tienes la información cuesta un poco más, pero no pasa nada, estamos dispuestos a todo. Sabíamos a lo que veníamos y nos acoplaremos.

P: Una de sus principales reivindicaciones durante la campaña era la falta de seguridad en este municipio, ¿por qué Albal tiene este problema?

R: Al final creo que la delincuencia es un problema generalizado en todos los pueblos del área metropolitana de Valencia, pues al final va escampando por los pueblos cercanos. No obstante, a lo mejor si estuviésemos hablando con un pueblo del interior de la Ribera, seguramente no sería lo mismo porque los casos serían más aislados, pero cuando un pueblo está a 7 kilómetros de València tiene prácticamente los mismos problemas que la capital.

Por ello, lo que observamos que ocurre es que las plantillas se quedan reducidas, tenemos que reformarlas en primer lugar y luego buscar métodos para que la seguridad sea más efectiva. En estos momentos una de las primeras cosas que hemos hecho ha sido reforzar la protección civil con un coche para que, por ejemplo, haga un poco de patrulla informativa para la gente que está a deshoras por la calle.

P: Y por tanto, ¿Qué prevén hacer al respecto para solucionarlo?

R: Tenemos que reforzar la plantilla, la policía ya nos ha trasladado una propuesta de mejora y pues paulatinamente poco a poco iremos intentando solucionar todos los problemas que ellos ven para que se actúe correctamente.

No obstante, siempre, hay que cumplir una ratio y por supuesto que lo haremos. Luego la organización, que en estos momentos es estupenda. Además de métodos de seguridad más modernos y que realmente ayuden a la policía a ejercer correctamente su labor porque en este municipio ejercen un gran trabajo. 

José Miguel Ferris, alcalde Albal/ SC
José Miguel Ferris, alcalde Albal/ SC

P: También ha comentado en reiteradas ocasiones que una de las tareas pendientes de este municipio es la limpieza, ¿Qué medidas van a poner en marcha para solucionar esto?

R: Una de las primeras acciones que hemos hecho como gobierno ha sido mantener conversaciones con la empresa de limpieza para que se cumpla correctamente el contrato. Este hecho es un hándicap en Albal, con lo cual estamos negociando para que las cosas funcionen. Próximamente vencerá su contrata y habrá que ver que podemos mejorar. En lo inmediato, solo podemos presionar para que se cumpla el contrato de manera óptima. 

Una segunda pata es la fumigación. Vamos a realizar una fumigación ordinaria en todos los colegios de la población y, además, hemos pedido otra extraordinaria. Queremos hacer una fumigación generalizada en todo el pueblo para que se note que hay un cambio. Este tipo de problemas no son una cuestión de dinero, sino de voluntad para que se cumplan los contratos. 

Pueblos que son la mitad que Albal están invirtiendo el doble. Tenemos un encargado de vigilar las contratas de la limpieza y, todas las mañanas, junto al concejal de urbanismo hablamos con él. Los pueblos tienen que estar limpios, fumigados e iluminados.

P: Ha criticado también los dos polideportivos construidos por los socialistas en Albal, el primero debido al mal estado en el que se encuentra y el segundo por la cuantía que costó a causa de la quiebra de la empresa, ¿tienen en mente realizar algún proyecto de mejora o rehabilitación de ambos o quizá crear uno nuevo?

R: Para un pueblo de 17.000 habitantes es inusual tener dos polideportivos separados y con servicios distintos. Tenemos que acabar con esta situación. En primer lugar, la idea para el Polideportivo La Balaguera es municipalizarlo a medio plazo para dar un servicio coordinado y acabar con la competencia.

Luego, con la contrata del polideportivo de Santa Ana se pretende mejorar sus condiciones e invitarlo a que colabore con el Ayuntamiento porque acabar con la situación de tensión. Se trata de dar un poco como consistorio para que ellos, como empresa, den de sí mismos también. A fin de cuentas, los perjudicados son los niños que van a las escuelas deportivas y hacen uso de las instalaciones. No debe basarse en una lucha de egos sino en que los usuarios necesitan unos servicios que, hoy por hoy, no se dan. 

P: Por tanto, ¿en qué estado se encuentran ambos polideportivos actualmente?

R: La Balaguera sigue en funcionamiento a medio gas con un servicio de conserjería y escuelas deportivas, pero se le puede sacar más partido, por lo que estamos estudiando ampliar las actividades.

En cuanto al polideportivo de Santa Ana, este funciona con las actividades estipuladas, pero tenemos que ayudar en la mejora de las condiciones. Muchos niños y niñas tienen que desplazarse a hacer actividades, como es el caso del futbol a Catarroja. 

P: Por otro lado, un asunto que lleva también arrastrándose años es el tema de la piscina, el pasado año se abrió un expediente a la gestora de esta tras observar deficiencias muy graves en su mantenimiento, como por ejemplo filtraciones. Este 2023, ¿Cómo se encuentra este asunto?

R: Se están corrigiendo deficiencias pero queda camino. La concejala de Deportes, Azucena Muñoz, está en contacto con La Balaguera, la piscina Be One y con Santa Ana. Era una ardua tarea. Mientras que la concejalía de Deportes suele ser un área agradecida, en Albal genera un problema. 

En cuanto a las filtraciones de la piscina, antes del cambio de gobierno se estaba intentando solucionar, creo que se hizo una obra al respecto, y ahora tengo que sentarme con ellos. 

P: El tema del transporte público es otra de las tarea pendientes de este municipio, pues únicamente disponen de un autobús, ya que el tren de cercanías, cuyas vías están terminadas desde febrero, aún no ha abierto sus puertas, a pesar de prometerse que se inauguraría en marzo ¿disponen ya de una fecha definitiva?

R: Se ha creado una expectativa desde hace 12 años aproximadamente. Es cierto que está más cerca que nunca, pero ahora falta que pare el tren. Nuestra obligación como gobierno es insistir para que la gente de Albal tenga los servicios cuanto antes, pero no hay fecha determinada. 

P: Este proyecto se lleva anunciando más de 10 años, ¿por qué cree que se ha dilatado tanto en el tiempo?

R: En primer lugar, porque cuando intervienen más entidades todo va más despacio. Si como gobierno generas una expectativa, la gente espera inmediatez. Se debe explicar a la población que, es un proceso largo y costoso, el cual está mal negociado y para el Ayuntamiento de Albal ha asumido un gran coste de su pago. Hay desinformación y medidas electoralistas. La inmediatez de las elecciones hacía crear una expectativa falsa o en fase embrionaria. 

Por otra parte, estamos estudiando un autobús lanzadera pero está en una fase previa. Por tanto, por el momento, no tenemos más detalles de este. 

P: Albal es un municipio de casi 17.000 habitantes y que se encuentra en auge de población. Por ello, ¿tienen en mente crear algún proyecto de viviendas VPO?

R: Ocurre como el tren. Nosotros desconocíamos ese asunto. Nos enteramos un mes antes de las elecciones en un pleno. Hoy por hoy, no hay nada por escrito. No podemos retomar nada porque no hay nada sobre papel, ni una instancia sobre que el Ayuntamiento de Albal lo ha solicitado, era una quimera electoralista. 

P: Y por tanto, a modo de síntesis, a escasos días de que se forme la nueva Generalitat de la mano de Carlos Mazón ¿Cuáles serán sus principales reivindicaciones?

R: Tengo muchas peticiones. El Centro de Salud que, por ratio de población, Albal merece. Necesitamos también un segundo Instituto, porque hay falta de plazas, y reclamar que pare el tren. A nivel de subvenciones de diputación, me gustaría que se invierta en caminos rurales y la mejora de los servicios para el deporte. Pero, sobre todo, mi obligación es acabar acciones y después anunciarlas, esto es lo que hace un buen alcalde. 

Últimas noticias

Contenido relacionado