jueves, 13 junio 2024

Información y noticias de la provincia de Valencia

La Diputación aprueba el ‘Pla Obert d’Inversions’ seis meses antes que el anterior y sin votos en contra

El pleno de enero aprueba por unanimidad la prórroga del plan 2022-23, que presenta una ejecución inferior al 10% de los proyectos solicitados, con el objetivo de que 'las obras se finalicen y el dinero se quede en los pueblos'

La Diputació de València ha aprobado el Pla Obert d’Inversions 2024-27 con los votos a favor del PP, Ens Uneix, el PSPV y Vox, y la abstención de los tres diputados de Compromís. El pleno de enero ha dado luz verde al mayor programa inversor en la historia de la corporación provincial, con 340 millones para los municipios y 10 para las mancomunidades en los próximos cuatro años, con un incremento del 21% respecto a la dotación de los planes de inversión de la pasada legislatura.

La vicepresidenta primera y responsable de Cooperación, Natàlia Enguix, ha agradecido el voto favorable a un plan que “beneficiará a todos los municipios valencianos y que se aprueba seis meses antes de lo que aprobó su último plan el anterior gobierno provincial”. Enguix ha defendido, además, que el Pla Obert “ofrecerá todas las facilidades a los ayuntamientos para que puedan presentar sus proyectos en cualquier momento, sin presiones ni plazos que les condicionen, y que dispongan del tiempo suficiente para ejecutarlos y que el dinero que les llega de la Diputación se quede en los municipios en forma de mejoras reales”.

En la sesión plenaria de enero se han aprobado también, por unanimidad, sendas prórrogas o ampliaciones de plazos para que los consistorios puedan finalizar obras incluidas en el Plan de Inversiones 2022-23 y el plan inversor de 2021 para grandes municipios. “Somos conscientes de que el retraso en la aprobación del último plan del anterior gobierno dificultó a los municipios la ejecución de los proyectos, con 100 millones de euros por adjudicar, y también que, en el caso

del plan de 2021, se han visto condicionados por los efectos de la pandemia y el conflicto en Ucrania, teniendo en cuenta el desabastecimiento y el incremento del precio de los materiales y el coste de las obras”, ha explicado la vicepresidenta Enguix.

Las grandes ciudades que presentaron proyectos en el plan 2021 dispondrán de cinco meses más, como permite la ley, para finalizar las obras, hasta el 23 de septiembre; mientras que los plazos del Plan de Inversiones 2022-23 se amplían hasta el 19 de mayo de 2025 para ejecutar y octubre de ese mismo año para justificar las obras. La propia Enguix añade que los ayuntamientos “pueden solicitar un cambio en los proyectos con la intención de que estos puedan finalizarse y no tengan que renunciar a las ayudas, en respuesta a estos tiempos cambiantes en los que pueden alterarse también las necesidades de los municipios”.

Una única abstención

El Pla Obert d’Inversions del gobierno que preside Vicent Mompó ha salido adelante “en el primer pleno del año, tal y como prometimos en su presentación a principios de diciembre”, ha recordado Enguix. Solo el grupo Compromís se ha abstenido al considerar que “se desmantela la estrategia Reacciona contra la emergencia climática” que incluía el anterior ejecutivo. En palabras del diputado Josep Riera, “el nuevo plan de inversiones reparte más dinero pero de otra manera, incluyendo las actuaciones del ciclo del agua y las zonas verdes, pero dejando fuera otras líneas que beneficiaban a los pueblos más pequeños”.

En respuesta a Riera, la responsable de Cooperación Municipal ha dejado claro que “el Reacciona no desaparece”. Natàlia Enguix ha explicado que lo que ha hecho el nuevo gobierno provincial es “incluir dos líneas, la de agua y la de energía, en el Pla Obert, y el resto de líneas, como movilidad, gestión forestal o de residuos, se mantendrán en otras áreas”.

En cuanto a la fórmula de reparto, que en esta ocasión refuerza el criterio poblacional frente a la superficie, Enguix ha defendido que “desde 2015 esta Diputación se ha encargado de garantizar la financiación de los pueblos más pequeños para equipararlos a los grandes, y ahora que hemos conseguido que todos tengan esos servicios y equipamientos básicos, creemos que es momento de, sin descuidar las necesidades de esos pequeños municipios a los que vamos a seguir ayudando, fijarnos también en los consistorios que prestan servicios a miles de habitantes, en la línea de lo que esta autonomía reclama al Estado en el marco de la financiación autonómica”.

Últimas noticias

Contenido relacionado