sábado, 20 abril 2024

Información y noticias de la provincia de Valencia

Mazón y López Miras reclaman una gestión hídrica nacional con ‘vision de Estado’ y no ‘de unos pocos’

Los presidentes de la Comunitat Valenciana y Región de Murcia rubrican en el Palacio de San Esteban (Murcia) un manifiesto conjunto para reclamar un pacto nacional del agua

Los presidentes de la Comunitat Valenciana, Carlos Mazón, y Región de Murcia, Fernando López Miras, han celebrado un acto oficial por el Día Mundial del Agua en el Palacio de San Esteban, en Murcia, en el que han firmado un manifiesto conjunto para reivindicar un pacto nacional del agua. El jefe del Consell ha reclamado una gestión hídrica con “visión de Estado” así como diálogo técnico entre las autonomías y la administración central.

Tras la lectura y rúbrica del manifiesto, Carlos Mazón ha comenzado su intervención aludiendo al vínculo de las dos regiones por el uso del agua “y con él todo el sistema de aprovechamiento levantado gracias al esfuerzo el rigor y el sentido común de muchas generaciones”. Pero ha manifestado que la cuestión no es “demostrar más o menos autoridad es cuestión de solucionar una necesidad”, Así, ha indicado que este manifiesto no es solo “una alianza interesada” de dos comunidades desde la periferia del país.

“El consenso político en torno al agua en España no puede seguir siendo el que tenemos. No estamos clamando por soluciones particulares, estamos exigiendo una visión general”. Para el president “la política hídrica debe regresar a esa visión de Estado” y “lo que es de todos no puede distribuirse, cuidarse, gestionarse en base a criterios de unos pocos. La suma de criterios unilaterales no es el camino para hacer realidad esa voluntad amplia que exige la gestión de un recurso público y estratégico como es el agua”.

Asimismo ha reclamado nuevamente diálogo a la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera quien, según ha expresado, aceptó reuniones técnicas y diálogo días antes de la reunión para la revisión de las reglas de explotación del trasvase Tajo-Segura entre el gabinete ministerial y las distintas comunidades afectadas, incluidos representantes extremeños. “Desde el pasado 8 de marzo -un día después de esta reunión- sabemos que no va a haber ni intercambio de datos ni conversación telefónica entre los expertos de los territorios”, ha aseverado.

Por su parte, López Miras ha recordado las inversiones de ambas comunidades en modernización, en tecnología, en aprovechamiento hídrico y en depuración. “Somos un ejemplo a nivel mundial y podemos y debemos presumir de ello, de que nos visitan desde otros muchos países para aprender cómo deben hacer las cosas”.

En la misma línea discursiva sobre la vertebración hídrica nacional, el presidente murciano ha lamentado los recortes del Trasvase Tajo-Segura. “Que España vertebre y administre de manera común y solidaria sus recursos nacionales va en contra de la lectura sesgada y rupturista de unos pocos. De aquellos que exigieron y lograron que se derogase el Plan Hidrológico Nacional de 2001 basado en unos criterios técnicos y fruto del acuerdo de todos los implicados, que no tenía una motivación como un condicionante político“. Y ha recordado que los casi 50 trasvases en España solo “está amenazado” uno.

Igualmente, ha calificado como no admisible “que haya regiones que viven situaciones de extrema, sequía mientras otra ven como sus infraestructuras son insuficientes para contener el exceso de agua que sufren de manera recurrente”.

El manifiesto conjunto del Día Mundial del Agua 2024 ha sido leído por María José Martínez, catedrática de Edafología y Química Agrícola de la Universidad de Murcia. Como primer punto, ambas comunidades se comprometen a instar al Estado a que garantice que todos los españoles puedan “disfrutar en las mismas condiciones del agua como elemento esencial del derecho a la vida que reconoce el artículo 15″ de la Constitución Española.

En segundo lugar, reclama que se incluya en el Pacto Nacional del Agua la construcción de infraestructuras en toda España que garanticen la disponibilidad de agua así como el mantenimiento y mejora de las ya existentes. Señala el texto que “en esta línea, y para paliar las consecuencias de ese desigual reparto, resulta absolutamente irrenunciable reivindicar el trasvase Tajo-Segura que durante 45 años viene demostrando que es una infraestructura insustituible es vital y plenamente solidaria que trae agua de donde hay a donde hace falta”.

El tercer punto de este acuerdo entre las dos regiones apuesta por la depuración y la reutilización del agua. “Es necesario que el conjunto del país incremente la capacidad de depuración y reutilización de las aguas porque con ello se consigue dar una segunda vida a un tan valioso recurso y se dejan de utilizar aguas naturales que pueden dar servicios ecosistémicos”. Por último, anima a impulsar políticas para reducir el consumo de agua.

Últimas noticias

Contenido relacionado