04:02 - sábado, 24 febrero 2024

Información y noticias de la provincia de Valencia

Medicina de familia alerta de los problemas de las sustituciones de verano con médicos de la ‘generación covid19’

Son la promoción que retrasó el inicio de su periodo MIR por la pandemia y que serían quienes cubrirían estas vacantes estivales, sin embargo, para entonces aún no habrán finalizado su especialización

Si cubrir las plazas sanitarios durante las ausencias ya es un problema crónico, los profesionales de la medicina familiar ya advierten de los conflictos añadidos que se producirán en la planificación de las coberturas este verano. La razón es que el conjunto de residentes que terminan en 2024 son la “generación covid19”. Aquella que se incorporó en septiembre en lugar de en mayo, es decir cuatro meses más tarde, con lo cual, la especialidad pasará un verano sin nuevos especialistas.

Ante esto, los médicos instan a la Consellería de Sanidad “y gestores competentes” a tomar las medidas oportunas en la contratación de profesionales. De no hacerlo, advierten que podrían “incurrir en prácticas ilegales como es la incorporación de graduados sin titulación homologada o sin título de especialistas ocupando plaza de especialista”.

La Sociedad Valenciana de Medicina de Familia y Comunitaria (SoVaMFiC) ha querido adelantarse y ejercer la medicina preventiva y por eso avisa ya que la cobertura de estos puestos durante el verano de 2024 “podría convertirse en una tormenta perfecta”, dado que este año los residentes de cuarto año terminan su proceso formativo en septiembre, en lugar de en mayo.

“Se trata de la promoción que, de forma extraordinaria, inició su periodo MIR en otoño a causa de la pandemia de covid19. Por todo ello, la Sociedad Valenciana de Medicina de Familia y Comunitaria (SoVaMFiC) insta a planificar con suficiente antelación la cobertura de plazas para evitar la contratación de egresados ーgraduados sin MIRー y médicos no homologados que, en el peor de los casos, podrían acabar ocupando temporalmente plazas de médicos que son tutores de residentes de cuarto año (R4)”, explican en un comunicado.

Por eso, desde las sociedades federadas en la Medicina de Familia, ya se alerta de que ambas circunstancias, tanto la contratación de egresados, o no homologados, como la asunción de la tutorización de R4 por parte de estos, son líneas rojas para la especialidad. También se estima que en ningún caso sería procedente la contratación de médicos que todavía no han finalizado el periodo formativo, con actividad y responsabilidad de adjuntos.

Líneas rojas:

Para solucionar o al menos dar respuesta a este problema futuro, y temiendo que las posibles alternativas vulneren algunos derechos o límites, en el mismo escrito hecho público de advertencia, la SoVaMFiC recuerda las líneas rojas marcadas en la gestión de las contrataciones:

  1. Se solicita a la Consellería de Sanidad que desista de la incorporación de estos perfiles de profesionales, y busquen alternativas en modelos organizativos que aseguren la calidad del SNS.
  2. Se solicita encarecidamente a los gestores que se ofrezcan condiciones laborales y profesionales que aseguren la calidad asistencial, evitando la fuga de especialistas fuera de nuestro entorno, y que destierren la idea de que existe un nivel asistencial de primera con profesionales especialistas (Atención Hospitalaria), y un nivel asistencial de segunda donde no es necesaria la especialidad (Atención Primaria).
  3. En situaciones de extrema necesidad y con limitación temporal definida y acotada, se propone la puesta en marcha de un perfil profesional específico para profesionales no homologados y con especialidad, que pueda aportar su valor en el trabajo en los equipos de Atención Primaria, pero sin tareas específicas que impliquen competencias propias de la especialidad. Este perfil profesional NO podría, en ningún caso:
    a) Prescribir fármacos complejos o abordar situaciones clínicas complejas.
    b) Disponer de un cupo de población asignada, y constar como médico de referencia.
    c) Llevar a cabo actividad asistencial que supere un número máximo de horas (evitar los contratos encadenados con horas continuas de actividad asistencial). (40 horas semanales + 1 guardia de 24 horas como tope máximo)
    d) Realizar tareas de médicos tutores de la especialidad. NO pueden tutorizar o trabajar con los médicos residentes de Medicina Familiar, ni hacer las suplencias de los tutores de residentes.
    e) Realizar actividad en urgencias con médicos residentes. NO podrán trabajar en dispositivos de urgencias en los que los residentes realicen guardias.
  4. La contratación de profesionales sin conocimiento del idioma. Han de acreditar un mínimo de conocimiento imprescindible para entender a la población que van a atender.

Últimas noticias

Contenido relacionado