domingo, 19 mayo 2024

Información y noticias de la provincia de Valencia

Más de 750 monumentos falleros inundan València con nueve comisiones de sección Especial que ‘aspiran a todo’

Una 'Plantà' con mensaje pacifista derrocha 'majestuosidad' e 'ilusión extraordinaria'

Las fallas de todas las categorías ultiman los detalles antes de que el jurado pase por los monumentos falleros a primera hora de este sábado. Durante estos días de ‘Plantà’, los artistas falleros y las comisiones trabajan a contrarreloj para convertir las calles de València en el mayor museo de arte efímero.

Los monumentos falleros de mayor envergadura y presupuesto son las nueve comisiones de la sección Especial, que mantiene su composición con Exposición-Micer Mascó como defensora del cetro fallero, Plaza el Pilar, Convento Jerusalén-Matemático Marzal, Na Jordana, Sueca-Literato Azorín, Cuba-Literato Azorín, Monestir de Poblet-Aparicio Albiñana, Almirante Cadarso-Conde de Altea y Reino de València-Duque de Calabria.

Tras el éxito del año pasado con el primer premio de su historia, Exposición-Micer Mascó presenta ‘Sensitiva, descubriendo los cinco sentidos’, una nueva obra de David Sánchez Llongo en el 75 aniversario de una comisión que ha aumentado su presupuesto hasta los 182.000 euros con el que consiga despertar “el séptimo sentido de la ilusión extraordinaria, porque aspiramos a todo”, ha asegurado el presidente de la falla, Manolo Mas, en declaraciones a Europa Press.

Esta propuesta plantea un juego con los sentidos y dedica un remate a cada uno de ellos, aunque en lo más alto de la falla destacan flores de todo tipo dedicadas especialmente al olfato. Junto a la figura central resalta un pavo real de casi 10 metros y con “todo lujo de detalles”, fruto de la “profesionalidad infinita” de Sánchez Llongo que despierta “todas las ilusiones y las máximas expectativas”.

Las cuestiones de actualidad no quedan fuera de este monumento fallero, que dedica ‘ninots’ a personajes del mundo cultural local como la expresidenta del Palau de la Música Mayren Beneyto y también hace hueco a la política nacional con escenas sobre “el buen y el mal gusto de la política” con Pedro Sánchez, Carles Puigdemont y la amnistía como telón de fondo.

Por su parte, Plaza del Pilar vuelve a apostar por Paco Torres con ‘Vudú’, una falla que busca el podio con un presupuesto de 175.000 euros tras cuatro ediciones consecutivas como segundo premio. En todas las escenas está presente ‘Maldo’, un personaje en homenaje a la calle Maldonado por donde entran las piezas en la plaza, que se convierte en el “protagonista” del monumento fallero, como ha apuntado el delegado de Medios de la comisión, Nacho Gandia.

El remate de la falla representa cómo “la envidia le clava una aguja en el corazón” a la figura de ‘Maldo’ dentro del hilo argumental que critica cómo el protagonista “no se responsabiliza de sus propias acciones”. En este sentido, Torres carga contra la actual situación del Valencia Club de Fútbol, con Peter Lim a la cabeza, pero también de gestores pretéritos de la entidad.

La política local tiene su espacio con la escena dedicada al concejal de Fallas, Santiago Ballester, y a su antecesor en el cargo, Pere Fuset, que pugnan sobre las palomas de la falla municipal. La ‘mascletà’ de Madrid o la particular “pugna” por el poder en el Partido Popular entre Isabel Díaz Ayuso y Alberto Núñez Feijoó.

“UN PRIMER PREMIO SERÍA MAGNÍFICO”

‘OlimpIA’ será última falla de Pere Baenas en este ciclo en Convento Jerusalén-Matemático Marzal, una propuesta tratada “con mucho cariño y esmero” con unos detalles “cuidados al máximo” que convierten al monumento fallero en una obra “majestuosa” que, según ha destacado su artista, es “la mejor falla que hemos hecho nunca”.

La comisión de La Roqueta-Arrancapins ha puesto “toda la carne en el asador” con 245.000 euros, el presupuesto más alto de la categoría, con el que quiere recuperar el primer premio de Especial. Un deseo que también comparte Baenas: “Despedirme de este ciclo en Especial con casi 25 años con un primer premio sería magnífico”.

El remate y las figuras de gran volumen que “juegan con el riesgo” y los colores, como la cola de Poseidón o la diosa de la sabiduría, que preside una falla “robótica” e “interactiva” con matices de “originalidad” y un “plus en pintura y colorido”.

Con ‘Memòries de l’avenir”, Na Jornada rinde su particular “homenaje” al modernismo valenciano con referencias a elementos arquitectónicos, valores y tradiciones de la València de 1924, al tiempo que es una “demostración de color, escultura y composición”, como ha defendido el vicepresidente de la comisión, Julián Pastor.

Junto al modernismo, Mario Gual rinde tributo a Modesto González, el “más antiguo de los grandes artistas” de la falla, que realizó el primer monumento fallero de la comisión y consiguió su primer premio de Especial en la plaza del Portal Nou. Además, el artista también homenajea a su propia madre, con un retrato de ella como figura principal. El ‘Micalet, las Torres de Quart y de Serranos coronan el remate de la falla junto a una gran luna.

Por otro lado, Sueca-Literato Azorín saca a la calle una crítica a las redes sociales con ‘Dame un like’. La falla de Pedro Santaeulalia se sustenta sobre tres pequeños bufones, encarnados por las redes sociales Facebook, Instagram y Twitter, que sustentan una gran figura de una princesa de un reino fantástico.

También en Ruzafa, Cuba-Literato Azorín presenta un recorrido por algunos de los personajes más extravagantes de la historia con ‘Quiéreme loca’, de Vicente Martínez Aparici. Con Frida Khalo como figura principal, completan la falla don Quijote, Galileo Galilei, Juana ‘la Loca’ o el rey Luis II de Baviera.

“HACER EL HUMOR Y NO LA GUERRA”

‘Canvi climàtic’ es la apuesta de Monestir de Poblet-Aparicio Albiñana, popularmente conocida como L’Antiga de Campanar, en el debut en la falla y en la sección de Josué Beitia. La propuesta aborda efectos del cambio climático como la contaminación, así como la desaparición de la primavera y el otoño en favor de un invierno y un verano que “cogen fuerza”.

Una contraposición que el artista fallero consigue con “el juego de los colores fríos y cálidos”, como ha apuntado la fallera mayor de la comisión, Lucía Marín. Pero la “gran sorpresa” de la falla es el Yeti, una figura que no formaba parte de los bocetos: “La gente se está quedando muy sorprendida cuando lo descubre”, ha precisado.

Por su lado, Almirante Cadarso-Conde Altea invita a “hacer humor y no la guerra” con ‘La raó de la desraó’. La falla de Toni Pérez repasa las contiendas bélicas desde la sátira con Charles Chaplin como remate del monumento fallero y con referencias a los ‘sketchs’ del humorista Miguel Gila o a las alianzas entre Vladimir Putin y Kim Jong-un.

Completa la sección Especial ‘The Regnopolitan Museum’, la particular versión del Museo Metropolitano de Nueva York que Sergio Musoles ha realizado para Reino de València-Duque de Calabria. Con 98.000 euros, el presupuesto más bajo de la categoría, la falla incluye ‘ninots’ desde la época de los dinosaurios hasta la actualidad, con referencias a los faraones del Antiguo Egipto, la llegada del hombre a la luna o la Reina de Inglaterra.

ALEGATO PACIFISTA

Fuera de concurso, la falla municipal ‘Dos palomas, una rama’ es un alegato pacifista, obra de Pere Baenas y diseñada por Esif, con dos grandes palomas unidas por una rama de olivo que expone “el absurdo y las contradicciones de la guerra” y que recupera las tradicionales estructuras laterales de soporte de madera.

Entre los ‘ninots’ que conforman el monumento fallero que preside la plaza del Ayuntamiento destacan un gran pato amarillo, propio de las casetas de feria, y una escena recuperada de ‘La meditadora’, la falla municipal de 2020, con unos migrantes que tratan de saltar la valla de protección de las ‘mascletaes’.

Últimas noticias

Contenido relacionado