sábado, 13 julio 2024

Información y noticias de la provincia de Valencia

OCU Valencia denuncia la prohibición de entrada con comida y bebida al Festival Les Arts

Los gastos de gestión, además de no estar justificados, carecen de transparencia: no se indican hasta que se realiza el pago de la entrada.

El festival de Les Arts de Valencia, se ha convertido en uno de los festivales nacionales más populares del momento, llegando a juntar a más de 40.000 personas. Lamentablemente, no son raras las prácticas contrarias a la normativa de consumo, denuncia la Delegación en Valencia de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU).

En particular, OCU considera injustificada la prohibición de entrada con comida y bebida al recinto, obligando a los asistentes a consumirlas dentro del mismo a precios elevados. Esta práctica es contraria a los intereses del consumidor y a las propias directrices de la Dirección de Consumo, dado que, si en el interior del recinto se vende comida y se pueden consumir alimentos, no deberían poner objeciones a entrar con ellos, sobre todo cuando la actividad principal se supone que es artística y musical, no alimentaria.

Además, la organización del festival condiciona a los asistentes a una única forma de pago dentro del festival, a través de la pulsera cashless, sin opción a pagar en metálico o a través de tarjeta bancaria. Dicha práctica es contraria a la normativa de consumo, que obliga a los empresarios a aceptar siempre el efectivo como medio de pago.

Otra práctica abusiva es el cobro de una comisión de 3 € para el reembolso del dinero cargado. Es más, el asistente sólo dispone de 7 días para solicitar su devolución: desde las 9:00 horas del 12 de junio, hasta las 23:59 del 19 de junio.

En cuanto a los gastos de gestión, que gravan un 10% el precio final de cada entrada, OCU considera que no están justificados, ya que es el propio usuario el que asume el peso de la gestión de la compra de una entrada por internet, cuando, además, carecen de transparencia, al estar ocultos hasta el mismo momento en que el usuario va a realizar el pago, incrementando inesperadamente el precio anunciado.

Además, consideramos abusivo el coste adicional de 20 € por realizar la personalización del Abono una vez transcurridos 20 días desde la fecha de compra y 30 € si se realiza en el mismo momento del acceso al recinto. La personalización del abono suele tener como finalidad evitar la reventa de entradas, por lo que se trata de una práctica recomendable, si bien la misma tendría que ser gratuita, sobre todo en estos casos en que las entradas se adquieren con 9 meses de antelación a la celebración del evento.

OCU aconseja a los consumidores que, ante cualquier situación abusiva o problema con la organización de un festival, se dirijan en primer lugar al establecimiento o plataforma on-line donde adquirió la entrada para intentar alcanzar una solución. Si la empresa no atiende la reclamación o no lo hace de manera satisfactoria, el consumidor puede acudir a la Oficina Municipal de Información al Consumidor (OMIC) de su municipio.

Asimismo, si la empresa estuviera adherida a arbitraje puede presentar una solicitud a la Junta Arbitral de Consumo o bien, puede acudir a los tribunales de justicia, que para reclamaciones inferiores a 2.000 euros no es necesaria la asistencia con abogado ni procurador. OCU recuerda que es necesario conservar el justificante de compra de la entrada y cualquier documento que acredite la reclamación para que la misma pueda prosperar.

OCU Valencia solicita a la Conselleria de Consumo una normativa específica que defina de manera urgente los servicios básicos de los Festivales de música al aire libre y establezca distintas compensaciones en caso de malas prácticas, y que así mismo impulse un cambio normativo que considere los gastos de gestión abusivos, cuando la compra se realice a través de la página web oficial del evento.

Últimas noticias

Contenido relacionado