martes, 23 julio 2024

Información y noticias de la provincia de Valencia

Orriols en lucha denuncia que ‘la alcaldía congele las reivindicaciones del barrio por el verano’

La plataforma vecinal lamenta 'el retraso en la organización de la tercera mesa interconcejalías para la que el consistorio no da una fecha'

Orriols en Lucha denuncia que, después de un año con el nuevo gobierno de María José Català en el Ayuntamiento de València, «solo se han hecho pequeños gestos como la instalación de cámaras, que se notan, pero no resuelven cuestiones de fondo», explica Mari Carmen Tarín, portavoz de esta plataforma vecinal.

Por eso, han lanzado una campaña en redes sociales sobre los temas congelados por la llegada del verano y el retraso en la fecha de la tercera mesa interconcejalías. Han pasado cinco meses desde la segunda mesa interconcejalías que el barrio de Orriols ha tenido con el equipo municipal y les han dicho que no esperen una nueva convocatoria para este mes, «lo que, en las fechas que estamos, nos lleva como pronto hasta septiembre, si no pasa nada este verano», lamentan desde la plataforma, «porque es una herramienta eficaz y la propia alcaldesa se comprometió a hacerlas cada tres meses».

Además, siguen pendientes de una biblioteca con las dimensiones que marca la ley e instalaciones adecuadas a las necesidades de estudio: «en muchas casas las y los menores del barrio no tienen las condiciones necesarias para concentrarse y estudiar». Tampoco cuentan con zonas deportivas de uso libre y gratuito, públicas, donde poder disfrutar de un ocio saludable.

A primeros de año, en una carta que presentaron a los Reyes Magos ante la desatención de la alcaldesa, Orriols en lucha hacía repaso de las tareas pendientes: los casi 140 árboles pendientes de plantación en tres de las principales calles de la barriada, que ya estaba aprobado por el anterior gobierno; la remodelación de la plaza Esteban Dolz del Castellar, y la puesta en marcha de los huertos urbanos. Pedían también un plan de rehabilitación integral del barrio; la compra de 50 viviendas para alquiler a precios asequibles; que se inicie la petición para instalar cámaras de seguridad en la llamada “zona cero” o una campaña efectiva para acabar con los excrementos de perro en las aceras.

De todas esas peticiones, solo han recibido «pequeños gestos que se notan pero que no resuelven cuestiones de fondo» como las cámaras de tráfico o los contenedores más grandes que han instalado en el barrio pero que no han conseguido acabar con el abandono de enseres en cualquier calle ni con las cacas de perro en las aceras para lo que pedían campañas de concienciación que no han llegado pese a las promesas.

Por su parte, las cámaras han pacificado un poco las áreas más problemáticas porque «sirven como medida disuasoria, aunque solo han trasladado el problema al interior de las fincas», se lamentan y piden acciones eficaces que involucren a los servicios sociales. La promesa de que se centren solo en la población del barrio de Orriols se anunció para finales de año y, mientras esperan, los colectivos exigen que hagan trabajo de calle para conocer las realidades de las familias porque los y las menores merecen que se vele por sus derechos, así como favorecer el acceso a la vivienda a precios asequibles a jóvenes y familias trabajadoras y no destinados a la delincuencia porque, como ya han dicho tantas veces, «con delincuencia no hay convivencia».

Lanzaron también recientemente otra protesta humorística para recuperar las mesas que el concejal de Parques y Jardines del Ayuntamiento de Valencia, Juanma Badenas, retiró sin acuerdo del vecindario, tal y como se le hizo saber en la última mesa interconcejalías, de la plaza de la ermita. Tras hacer llegar una queja al concejal y también a alcaldía, siguen sin respuesta.

Las vecinas y vecinos de Orriols insisten: «No queremos cambiar de barrio, queremos que el barrio, nuestro barrio, cambie y la forma de conseguir esto es trabajando de forma regular y continuada a través de las mesas interconcejalías». Y para mantener vivas sus reivindicaciones y visibilizar que la lucha vecinal no se rendirá hasta conseguir un Orriols seguro, diverso y digno, la entidad se reúne cada miércoles en la plaza de la Ermita.

Orriols en Lucha es una plataforma que nació en junio de 2021 con el fin de garantizar, a través de reivindicaciones, que Orriols tenga un futuro, y que las personas que viven allí puedan disfrutar de sus derechos sin miedo, desarrollando sus vidas en paz y con dignidad.

Últimas noticias

Contenido relacionado