sábado, 25 mayo 2024

Información y noticias de la provincia de Valencia

El plan turístico de València ‘priorizará mercados de menor impacto’

La capital del Turia registró más de 5,5 millones de pernoctaciones y más de 2,3 millones de viajeros en 2023

El Ayuntamiento de València ha detallado este miércoles las líneas principales que dirigirán la política turística de la ciudad y el plan estratégico que se ha sacado a licitación, con medidas como la descentralización del turismo a través de rutas por diferentes barrios de la ciudad o la “priorización de mercados con menor impacto“, de forma que las acciones promocionales vayan encaminadas a segmentos de viajeros que tienden a ser “comprometidos con el entorno” y “respetuosos”.

“Ha llegado el momento de gestionar el éxito”, ha afirmado la concejala de Turismo, Paula Llobet, en una rueda de prensa junto al director de Visit Valencia, Tono Franco, para presentar el balance turístico de 2023 y la nueva política municipal en este ámbito para 2024 y los próximos años, que se articulará a través de la implementación del Plan Estratégico 2024-2028 anunciado la semana pasada y que se ha sacado ya a licitación pública.

Llobet ha destacado los “récords” del sector en el último año, con más de 2,3 millones de viajeros (2.319.546) entre enero y diciembre de 2023 (+1,4%) y casi 5,5 millones de pernoctaciones (+5%) durante el mismo periodo de tiempo. También ha destacado el incremento de la rentabilidad turística, que ha crecido un 18%.

Al hablar de la nacionalidad de los viajeros, el balance realizado por la fundación Visit Valencia refleja que durante 2023 visitaron la ciudad 1.261.464 extranjeros, y 1.058.082 españoles, y que en ese año se incrementaron un 7,9% el número de pernoctaciones de los primeros.

Este documento también habla de la desestacionalización del turismo, ya que muestra que casi medio millón de las pernoctaciones se registraron de diciembre del año 2022 a febrero del 2023; y refleja mercados emergentes como Alemania y Estados Unidos, países de origen de turistas que han incrementado un 14,9% y 13,9%, respectivamente, el número de pernoctaciones en Valencia.

Estamos en momento decisivo, en el que la ciudad no debe renunciar a crecer, pero debe hacerlo de un modo sostenido y sostenible”, ha destacado la concejala. “Por ello, la política turística, que ya estamos implementando, y el Plan Estratégico 2024-2028, que plasmará la hoja de ruta a medio plazo, se orientan a la gestión del buen momento que está viviendo València, su notoriedad como destino urbano y atractivo para los visitantes. En definitiva, vamos a establecer un modelo de gestión del éxito que maximice el impacto positivo del turismo en la ciudad” ha declarado Llobet.

La nueva política turística del Ayuntamiento de Valencia se basa, principalmente, en 4 pilares: Sostenibilidad Turística, Innovación 360, Gestión Eficiente y Gobernanza participativa. “El objetivo de esta estrategia es impulsar un crecimiento sostenido y sostenible, que contribuya a la rentabilidad del sector y ofrezca nuevas oportunidades, mantenga del estilo de vida de los ciudadanos y garantice la conservación y recuperación y promoción del patrimonio natural y cultural”, ha explicado la edil.

Cien sensores para monitorizar afluencias

Por un lado, ha explicado que, junto a la Diputación de Valencia, se está trabajando en un informe de impacto turístico que “monitorizará la capacidad de carga que tiene València”. Se han desplegado cien sensores “en los puntos más importantes” para poder disponer de “información de la afluencia a tiempo real”, con la que planificar, por ejemplo, las rutas turísticas en colaboración con los guías. El consistorio y Visit València trabajarán para “prevenir externalidades negativas” a través de indicadores de control de impacto ITIS o GDS.

Así, en el apartado de sostenibilidad, Tono Franco ha señalado que la política municipal incidirá en la recuperación, conservación y promoción de recursos tangibles e intangibles y en la priorización de mercados con menor impacto en el momento de realizar acciones promocionales.

Igualmente, se dedicarán más recursos para captar el interés del “turista de calidad”, que es el que “gasta más dinero y además tiene un comportamiento sostenible y comprometido, que respeta el lugar al que llega”.

Del mismo modo, ha asegurado que se establecerá una “gobernanza participativa” recogiendo la opinión e intereses de “muchos colectivos” y que se “profundizará en la gestión eficiente de los recursos humanos y económicos”, con medidas que ya se han tomado, como el que la fundación dependa de la alcaldía.

“Los cruceros no son malos, es malo no gestionar”

A preguntas de los medios, los responsables municipales han defendido la compatibilidad de la sostenibilidad con la llegada de cruceros o la nueva terminal de pasajeros del Puerto de València. “Tenemos que intentar ser un puerto base, que da una rentabilidad de mucho más impacto, y ordenar y planificar la llegada de cruceristas, porque hasta ahora no había una planificación concreta en este ámbito“, ha señalado Llobet. Tono Franco ha añadido que “los cruceros no son malos en sí, lo que es malo es no gestionarlos”.

La edil ha concretado también que València tiene un ratio de hoteles de cuatro y cinco estrellas por debajo del de otros destinos turísticos con los que compite, pero ha destacado que el los últimos meses el gobierno municipal ha “desbloqueado” seis licencias para la construcción de este tipo de establecimientos. Así, ha asegurado que se está “trabajando por tener una oferta de calidad acorte al tipo de turista que queremos atraer”.

Por otro lado, Llobet ha indicado que el Ayuntamiento está trabajando ante el aumento de los apartamentos turísticos de la ciudad, a través de una comisión de trabajo en la que están representadas varias delegaciones. “Si se ha llegado a la situación a la que hemos llegado, es porque no se ha hecho nada en los últimos ocho años, y lo que se hizo fue sin ningún rigor turístico y fue tumbado en los tribunales”.

Últimas noticias

Contenido relacionado