martes, 16 julio 2024

Información y noticias de la provincia de Valencia

El primer Presupuesto del Consell de Mazón asciende a 29.732 millones, un 4,5% más que 2023

El gobierno valenciano aprueba las cuentas para 2024 con el 'mayor presupuestos de la historia' para Sanidad en detrimento de otras consellerias y el sector público

El Consell ha presentado este lunes los Presupuestos de la Generalitat Valenciana de 2024. Unas cuentas que asciende hasta los 29.732 millones de euros, un 4,5% más que las del gobierno del Botànic en 2023, aunque en gasto real, al excluir la deuda llega a los 22.670 millones de euros, un 2,3% más que el pasado año pese a la “crítica situación financiera” que atraviesa el gobierno valenciano.

Así lo ha dado a conocer la portavoz y consellera de Hacienda, Ruth Merino, en la rueda de prensa posterior al Pleno en el que se han aprobado el proyecto de Ley de Presupuestos de la Generalitat para 2024 y la Ley de Acompañamiento, que ya se han entregado a la presidenta de Les Corts, Llanos Massó, para su tramitación y aprobación parlamentaria antes de que termine el año.

Las primeras cuentas autonómicas de PP y Vox destinarán el mayor montante a la conselleria de Sanidad que contará con 8.504 millones de euros, cerca de 246 millones más que en 2023, lo que supone el “mayor presupuesto de la historia”. Así pues, el gasto real para el área sanitaria equivale al 37% del Presupuesto y refuerza “partidas fundamentales” como la Atención Primaria que dispondrá de 730 millones, un tercio del total de los recursos para Sanidad.

Otra de las áreas con mayor inversión será la de Educación, Universidades y Empleo que tendrá 6.871 millones de euros, 84 millones más, es decir, solo 1,2% pese a incluir ahora también el área de Ocupación. Esto incluye la subida de los conciertos de educación un 4,9% hasta los 715 millones de euros; el aumento de un 11% de los recursos destinados a formación del profesorado; y mantener la promoción del valenciano y se apostará por el multilingüismo en la escuela con 19,5 millones de euros.

El gobierno valenciano también aumenta en 25 millones la partida para la conselleria de Servicios Sociales, Igualdad y Vivienda que llega a los 2.811 millones de euros lo que permitirá subir la partida para Atención Primaria y Dependencia un 13,6% y los centros socio sanitarios con 1.200 plazas. Con todo ello, se “refuerza” el gasto social que equivale el 83 % del total del presupuesto para el próximo ejercicio, es decir, 18.342 millones, un 2,15% mas. “Nunca vamos a dejar de lado los servicios fundamentales, sino que los vamos a reforzar. Asumimos absolutamente esta prioridad” ha expresado Merino.

Recorte en inversiones y sector público

No obstante, algunas consellerias sí que han visto disminuido su presupuesto respecto a otros años como la de Hacienda, Medio Ambiente y Infraestructuras o Innovación, ya que, según ha explicado Merino, tienen “un remanente muy elevado” y este “importe adicional” se le sumará a partir del próximo año. Además, el Consell dirigido por Mazón solo ha contemplado una “ejecución real y verdadera” y no “una cifra para acompañar a una consellería”. “Hemos intentando ser rigurosos y no mentir. No se ha presupuestado nada que no vayamos a ejecutar” ha indicado la portavoz del gobierno valenciano, que también ha cifrado el remanente, a 30 de septiembre, en más de 1.000 millones.

La tijera también se ha aplicado al sector público instrumental que se reduce en 400 millones, un 7,7 % menos de inversión, pese a que la portavoz del Consell no ha querido hablar de recortes sino de “optimización de los recursos”. De hecho, de momento no ha desparecido ninguno de los entes públicos, pero “cada consellería se ha centrado en que lo que se podía prescindir y priorizar”. “Esto es solo el principio y el primer paso para optimizar recursos” ha precisado Merino.

El Consell reducirá por ejemplo las cuentas de Labora, el servicio valenciano de empleo que pasará de un presupuesto de 552,9 millones en 2023 a los 446,1 millones de euros para 2024, es decir, un 19% menos para las políticas que luchan contra el desempleo. Otras de los organismos que verán recortado su inversión será el IVACE (un 30%), FGV, la Agencia Valenciana de la Innovación o el Institut Valencià de Finances (IVF).

No obstante, entes como la Academia Valenciana de la Llengua (AVL) verán aumentado su presupuesto un 6,14% con 3,89 millones para el próximo ejercicio, además de la radio y televisión valenciana (À punt) que también sube un 2,5% la inversión, así como Fira Valencia que llega a los 33.015.330 euros. 

Del mismo modo, también se ha reducido la cuantía dedicada al capítulo de inversiones que pasa de 1.492 a 1.228 millones, es decir, cerca de 250 millones menos que las cuentas anteriores. No obstante, la titular de Hacienda ha defendido que el “gobierno del cambio” ha hecho una estimación de las inversiones “ajustadas a la realidad” y que “no van a prometer cosas que luego generan frustración”. “Hemos hecho más con menos” ha asegurado.

Presupuesto “riguroso” pero a “tientas”

Así pues, estas cuentas “récord” crecen gracias a las transferencias del Gobierno por las entregas a cuenta de 2024 de 12,798 millones de euros y la liquidación de 2022 de 2.719 millones, estimaciones “provisionales” de la Airef (Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal) al no disponer de los datos reales por parte del Gobierno, pero que permiten cuadrar las cuentas, ya que aumenta un 16% los recursos recibidos, según explican fuentes de Hacienda.

En este sentido ha criticado al Ejecutivo central por no informarles sobre las entrega a cuenta o la liquidación del sistema de financiación autonómico, que solicitaron hace dos meses por carta y de la que “no ha habido ninguna respuesta”, lo que ha provocado que se haya elaborado las cuentas a “tientas”.

Además, el Consell, al igual que el anterior, también incluye la “esperanza” de recibir 926 millones de euros del Fondo de Garantía Asistencial (FOGA) por la atención sanitaria a extranjeros y desplazados de otras comunidades. Una partida que se acerca a las “ficticia” del Botànic, ya que el Gobierno de España lleva años sin abonar esta compensación. “Tenemos el derecho a recibirlo”, ha apuntado.

“Compromiso en ejecución”

Merino ha valorado que son unos presupuestos “reales, rigurosos y respetuosos” y que se han elaborado en un ambiente de “complicidad, armonía y con hoja de ruta muy clara”. “Hemos trabajado en un hoja de ruta de un único gobierno que trabaja unido y en el que no ha habido conflictos internos ni sobresaltos” ha agregado al mismo tiempo que ha matizado que avanzaron que las cuentas serían “muy duras”, pero en elaboración y no en resultado.

Igualmente, ha defendido que “no están adulterados con partidas ficticias sino que están basados en informes rigurosos y datos ciertos” y se ha comprometido a “ejecutarlo bien y de forma eficiente” porque “de nada sirve que los Presupuestos crezcan exponencialmente si luego esas promesas y datos tan llamativos se quedan en papel mojado”. “En los últimos años hemos estado viendo una ejecución muy baja en muchos capítulos. Nosotros no queremos mentir a los ciudadanos sino tratarlos como personas listas que entienden de lo que estamos hablando” ha indicado. 

La deuda, la cuarta consellería con más presupuesto

En cuanto a la deuda autonómica, asciende a los 57.000 millones de euros, una “cifra sangrante” que no deja de crecer y que en el último año ha aumentado un 20%, a lo que hay que sumar los intereses. Según datos del departamento que dirige Merino, este año se han pagado 412 millones de euros de intereses, que aumentarán un 113% para 2024 y llegarán hasta los 870 millones. “Desde 2015 se ha incrementado la deuda un 42%” ha asegurado Merino, criticando así la “herencia recibida” por el Botànic. 

Así pues, entre vencimiento y intereses los Presupuestos contemplan el pago de 7.948 millones, es decir, 1.341 millones de euros más lo que dejan a la economía valenciana en “una crítica situación económico financiera”. “Es un presupuesto importante que no deja de hacernos plantear todo lo que con esto se podría hacer. Sería la cuarta conselleria con mejor presupuesto y equivale a todos los fondos para hacer frente a la pandemia del covid y a 5.400 plazas de residencias” ha lamentado Merino. 

A ello se suma la “fuerte caída” que se producirá el próximo año en los Fondos Europeos, que pasan de 1.164 millones de euros en 2023 a 530 millones en 2024. La caída es de 633 millones de euros en un solo año, un 54% menos, sumando los recursos del Programa Operativo 2014-20 y 2021-27, el fondo REACT EU y MRR.

Últimas noticias

Contenido relacionado