sábado, 25 mayo 2024

Información y noticias de la provincia de Valencia

El PSPV presenta una moción para exigir a la Diputación un Fondo de Cooperación mínimo de 80 millones

Los socialistas reclaman a PP y Ens Uneix que abandonen la indefinición y se comprometan seriamente con el mantenimiento del fondo que la institución multiplicó por cuatro en la pasada legislatura.

El grupo socialista de la Diputación de València ha presentado una moción para el pleno de la próxima semana en la que reclama el mantenimiento del Fondo de Cooperación Municipal con una cuantía mínima de 80 millones de euros, al menos la misma que en la pasada legislatura bajo presidencia socialista.

El texto de la moción insta a los presidentes de la Generalitat y de la Diputación, Carlos Mazón y Vicent Mompó, a continuar trabajando en este modelo de cooperación entre administraciones que permite mejorar los servicios y las infraestructuras que prestan los ayuntamientos, una herramienta que es pionera en la Comunitat Valenciana y que genera seguridad financiera, menores trámites administrativos y refuerza la autonomía política de los municipios a través de las transferencias incondicionadas del fondo.

Además, el PSPV provincial activará un frente municipal de forma que la moción se presente en todos los ayuntamientos de la provincia, ha avanzado el portavoz en la Diputación y secretario general provincial, Carlos Fernández Bielsa, ya que la herramienta es clave para que los ayuntamientos puedan confeccionar sus presupuestos.

Bielsa asegura que los socialistas “siempre hemos apostado por reforzar la autonomía del municipalismo con la ejecución de políticas que han permitido que los gobiernos locales estén al servicio de las personas y para nosotros es fundamental que las entidades locales, como administraciones más cercanas a la ciudadanía, tengan recursos suficientes para ofrecer mejores servicios a través de este fondo que se basa en criterios objetivos de reparto”, señala.

La Generalitat puso en marcha el Fondo de Cooperación Municipal en 2017, al que se sumaron la Diputación de València y la de Castellón, pero no lo hizo la Diputación de Alicante que, por contra, optó por acudir al Tribunal Constitucional, que hace unas semanas tumbó el recurso y avaló la legalidad del fondo de cooperación.

La Diputación de Valencia presidida por los socialistas realizó un importante esfuerzo económico hasta cuadruplicar la cantidad inicial de 20 millones y elevarla hasta los 80 millones que transfirió a los ayuntamientos en el último presupuesto bajo los principios de objetividad, transparencia, publicidad y equidad.

Sin embargo, la situación ha cambiado por completo con el nuevo gobierno de derechas (PP y Ens Uneix con apoyo de Vox) e incluso el presidente de la Diputación, Vicent Mompó, llegó a asegurar en una entrevista que no tenía “ni idea” de qué hacer con el fondo de cooperación de 80 millones y que esperaba las directrices del líder de su partido, Carlos Mazón, que fue precisamente quien promovió que su partido presentara un recurso de inconstitucionalidad.

Los socialistas admiten su preocupación por la continuidad del Fondo de Cooperación Municipal ante la indefinición del PP por lo que reclaman el mantenimiento del fondo.

Una de las principales características del Fondo de Cooperación Municipal es que atiende algunas de las principales necesidades y demandas de los ayuntamientos a través de ayudas incondicionadas y no finalistas, es decir los municipios tienen autonomía y libertad para invertir estos fondos en aquello que consideren prioritario y no en lo que el gobierno de turno decide, como ocurría en los tiempos del PP.

Últimas noticias

Contenido relacionado