sábado, 20 julio 2024

Información y noticias de la provincia de Valencia

La propuesta de despidos del ERE y futura readmisión en Ford Almussafes ha puesto en jaque al tejido productivo valenciano

Mientras patronal, Consell y sindicatos exigen que se aplique el mecanismo de ayudas RED, las empresas auxiliares se plantean como afrontar los cambios con formación y los sindicatos cuestionan las fechas de readmisiones laborales

Tras el anuncio de medidas de Ford Almussafes respecto el ERE que afectará a 1622 trabajadores, las reacciones y valoraciones tanto en lo político como en lo económico se han sucedido, con el denominador común de la preocupación.

Preocupación lógica de quienes se verán afectados directamente. Lamento empresarial por la “mala noticia”. Disconformidad sindical ante unas medidas futuras que no ven claras y que plantean de una readmisión futura -en 2027- y por otra parte, exigencia política de responsables autonómicos, que como la consellera de Industria, la patronal o los sindicatos, reclaman al gobierno central al aplicación de medidas extraordinarias como el mecanismo Red.

Por una lado, el presidente de la Confederación Empresarial de la Comunitat Valenciana (CEV), Salvador Navarro, ha lamentado que el ERE de 1.622 trabajadores que aplicará Ford en la fábrica de Almussafes (Valencia) es “una malísima noticia, sin paliativos” y ha defendido que “ayudaría que el sector de la automoción pudiese contar con el mecanismo de ayudas Red para mantener el empleo durante el periodo transitorio hasta la producción del nuevo coche”.

Navarro espera que se “pueda reducir” el número de trabajadores afectados por el ERE anunciado en la fábrica de Ford en Almussafes, “que funcione el diálogo social, como lo ha hecho hasta ahora, y que la salida de los empleados sea en las mejores condiciones”. Aunque también ha matizado que el ERE “responde a la estrategia global de la compañía y que toca adaptarse a la nueva realidad”.

Por otro lado, la Cámara de Comercio de Valencia también ha defendido la decisión “difícil” pero, a la vez, “valiente” de Ford de plantear un nuevo Expediente de Regulación de Empleo (ERE) en la factoría de Almussafes (Valencia) que afectará a 1.622 trabajadores, en “momentos de dificultades”, al tiempo que ha reclamado al Gobierno de España su “apoyo” al futuro de la compañía y su parque de empresas proveedoras.

Para el presidente de la Cámara, Ford “está tomando las decisiones que le van a permitir mantener una posición competitiva en el futuro”. “Siempre defenderemos las decisiones valientes de estas empresas y sus trabajadores que, en momentos de dificultades, se mantienen firmes en un proyecto que ha situado a la Comunidad Valenciana como líder en la automoción, siendo una de las mejores fábricas de Europa”, ha argumentado.

En este contexto, ha defendido que la economía valenciana “necesita empresas como Ford, productivas, innovadoras, y generadoras de talento”. “La planta –de Almussafes–, una de las más eficientes y competitivas, actúa como empresa tractora generando una industria auxiliar y de proveedores que es vital para nuestro territorio”, ha incidido.

Últimas noticias

Contenido relacionado