lunes, 24 junio 2024

Información y noticias de la provincia de Valencia

Benlloch y Falomir reivindican mayor conectividad en autobús a la Escuela Superior de Cerámica de l’Alcora

El alcalde de Vila-real visita, junto al primer edil de l’Alcora, las instalaciones de la “universidad de la cerámica”, donde actualmente cursan estudios superiores 80 alumnos y alumnas, una decena de ellos de Vila-real

El alcalde de Vila-real, José Benlloch, ha visitado las instalaciones de la Escuela Superior de Cerámica de l’Alcora (Escal), acompañado del primer edil de la capital de l’Alcalatén, Samuel Falomir, para conocer las instalaciones de un referente en formación cerámica, creatividad e innovación.

Ambos alcaldes han valorado la potencia y posibilidades de un recurso educativo único en la Comunitat Valenciana y han reivindicado una mayor conexión de autobuses interurbanos que permita acercar a la población las instalaciones, facilitar el acceso y maximizar el potencial de la Escal como “la universidad de la cerámica”.

En la visita, Benlloch ha sido recibido por el director del centro, Alberto Lázaro, el jefe de estudios, Isaac Nebot, y el secretario de la Escal, Jordi Llop. También han participado en el encuentro el director de la Cátedra de Innovación Cerámica Ciutat de Vila-real de la UJI, Juan Carda, la concejala de Educación de l’Alcora, Vanessa Périz, y el concejal de Ciencia, Innovación y Universidades de Vila-real, Eduardo Pérez.

“La distancia entre Vila-real y l’Alcora es de poco más de 20 kilómetros y 25 minutos de carretera, aproximadamente. Y, sin embargo, pese a la proximidad y la oferta educativa única y referente del centro, apenas una decena de estudiantes de Vila-real se están formando en estos momentos en la Escal, a pesar de la demanda de mano de obra cualificada que la cerámica, nuestro principal motor, viene reclamando en los últimos años”, señala Benlloch.

“Ahora que vamos a poder inaugurar mañana, después de tres años, la feria internacional de la cerámica Cevisama”, agrega, “es el momento para que la Dirección General de Transportes y Movilidad Sostenible de la Generalitat se plantee una mejor conectividad de la provincia con l’Alcora y la Escal que permita que el potencial alumnado del centro pueda acceder con facilidad y, así, aprovechar al máximo un recurso educativo fundamental para la calidad, la competitividad y el futuro de nuestra cerámica”, aboga el primer edil.

“Debemos empezar a entender la necesidad de concebir nuestro territorio de forma cohesionada. Nosotros tenemos cosas que l’Alcora no tiene; y ellos, a su vez, otras que, como la Escal, nosotros no tenemos. Hay que generar sinergias entre nosotros y no competir entre pueblos vecinos. Trabajar juntos para competir en el mundo es fundamental en la nueva Vila-real del siglo XXI”, argumenta Benlloch.

Onda, l’Alcora y Vila-real, motor de la cerámica

En esta línea, el alcalde recuerda que Onda, l’Alcora y Vila-real son “el motor más potente del importante cluster de la cerámica de nuestra provincia”. “Nosotros incorporaremos pronto a la oferta algo más que necesario como es el instituto integrado de Edificación y Obra Civil, que estamos trabajando por construir en los antiguos solares de Frita, gracias a la donación a la ciudad de 10.000 metros cuadrados por parte de Porcelanosa, que cumple 50 años y siempre ha apoyado el futuro. Esta ha sido siempre una seña de identidad de Vila-real, el liderazgo colaborativo, compartiendo con los demás, sumando, aprendiendo y colaborando”, agrega.

Durante la visita, Benlloch ha podido constatar la calidad de la oferta educativa de la Escal, con 6.000 metros cuadrados de instalaciones modernas, laboratorios, talleres, maquinaria y tecnología industrial para abordar la formación específica de la cerámica, con el único título superior europeo homologado -equivalente a grado universitario- vinculado directamente con el sector.

“El plan formativo, el equipamiento y la visión de la Escal la convierten en un recurso muy interesante para nuestra principal industria, pero, a pesar de ello, la escuela superior de cerámica, con 80 alumnos y alumnas, no logra llenar sus aulas, cuando la demanda de personal cualificado en el sector es continua. Estamos seguros que una mayor conectividad sería clave para potenciar el centro”, valora Benlloch, quien incide en que, en la actualidad, la mejor opción para conectar Vila-real con l’Alcora en transporte público supera la hora de trayecto, en el mejor de los casos.

El alcalde ha valorado también la posibilidad de incorporar al alumnado de la Escal en los proyectos de apoyo a la formación y el talento que la ciudad ha venido implementando en los últimos años, con convenios con centros como las Escuelas de

Arte y Superior de Diseño de Valencia y de Castellón. “Podría ser muy interesante incorporar a este tipo de proyectos que mejoran nuestro entorno urbano a los profesionales de la cerámica del futuro”, concluye Benlloch.

Últimas noticias

Contenido relacionado