lunes, 24 junio 2024

Información y noticias de la provincia de Valencia

Sorolla, un pintor de cine

Asistimos este año 2023 al centenario de la muerte del pintor Joaquín Sorolla.

Asistimos este año 2023 al centenario de la muerte del pintor Joaquín Sorolla. Varias exposiciones en diferentes museos y multitud de actos, conferencias y publicaciones nos ilustran sobre la vida y la trayectoria artística del pintor valenciano. Pero hay un aspecto poco estudiado en su obra: la relación de Sorolla con el cine.

Cuando vemos un cuadro de Sorolla, sobre todo los de su época lumínica, a finales del siglo XIX, nos quedamos sorprendidos y atrapados por la maestría con la que capta la luz. Es lo más característico de las obras de este periodo, ese fogonazo de luz y color que produce rápidamente una respuesta emocional en el espectador. Esa forma de captar la luminosidad, muy típica del mediterráneo, ha sido perseguida por varios directores de fotografía, que se han inspirado en Sorolla para intentar trasladar esa atmósfera a alguna de sus películas. El director de fotografía José Luis Alcaine, asegura en el documental “Sorolla: los Viajes de la Luz” que es muy difícil captar los cielos de la comunidad valenciana, muy azules pero muy densos.” Para Alcaine, las obras de Sorolla tienen movimiento.

Otro gran director de fotografía, Néstor Almendros, desarrolló en su cine un concepto más complejo de lo que es iluminar una escena. Al igual que Sorolla, para Almendros la luz es un elemento artístico esencial en una película, junto con el encuadre y los movimientos de cámara.

Y es que hay otro aspecto destacable en las pinturas de Sorolla: el encuadre. Su punto de vista, el lugar desde donde fija su propia mirada. Sus encuadres son dinámicos, se transmite el movimiento, la acción, que, por obra del artista, ha quedado suspendida durante un instante, y entonces nos la muestra claramente. Los encuadres de Sorolla son totalmente innovadores en la historia de la pintura. Nos sitúan ante un pintor que es testigo, espectador muy cercano, observador involucrado en la escena.

La actriz y directora portuguesa María de Medeiros ya reconoció que en Sorolla hay mucho cine. Para ella, los cuadros de Sorolla son momentos cinematográficos.

Sorolla retrata sobre todo la plácida vida burguesa de finales del siglo XIX y principios del XX. Pero algunas de sus primeras obras tienen un alto contenido de crónica social e incluso de denuncia. Véase el famoso cuadro “Y aún dicen que el pescado es caro”, o el muy admirado “Trata de blancas”. Su pintura en esa época estaba influenciada por el realismo social vigente. El propio Vicente Blasco Ibáñez, amigo del pintor, dijo que en ese cuadro hay una novela y que Sorolla es un escritor con pinceles.

Cuando Sorolla estaba en pleno apogeo de su carrera, el cine era todavía un arte que estaba naciendo. Sin embargo, está clara la influencia de la fotografía en la obra del pintor. Su suegro era el famoso fotógrafo y escenógrafo Antonio García Peris (1841-1918). No era un retratista cualquiera, era un innovador muy pendiente de las últimas tecnologías. Todas las novedades que se producían en París las trasladaba rápidamente a Valencia. Era, además, un maestro de la composición, siempre elegante e impecable, y al igual que su yerno era un experto en la iluminación.

Sorolla siempre estuvo interesado en la fotografía. Siendo muy joven entró a trabajar en el estudio de su suegro. Allí se familiarizó con el proceso de producción de una fotografía y aprendió las técnicas de composición, encuadre, iluminación y proceso del negativo.

Todos estos conocimientos, que posteriormente volcó en su trabajo pictórico, hicieron de Sorolla un pintor muy cinematográfico. En el centenario de su muerte varias exposiciones nos permiten comprobarlo y disfrutar de su pintura. Las más destacadas son:

“Sorolla. Orígenes”, puede verse en el Museo Sorolla de Madrid hasta el 19 de marzo.

“Sorolla a través de la luz”, una muestra que combina la obra del pintor con la realidad virtual, está abierta en el Palacio Real de Madrid hasta el 30 de junio.

En el Museo de Bellas Artes de Valencia pude verse la exposición Sorolla, desde el 30 de marzo hasta el 11 de junio.

“Retratos de Joaquín Sorolla” puede contemplarse en el Museo del Prado hasta el 18 de junio.

“Joaquín Sorolla frente al mar”, comisariada por el escritor valenciano Manuel Vicent, en el Museo Sorolla, del 17 de abril al 15 de octubre.

“Sorolla en negro”, Fundación Bancaja, en Valencia, del 4 de abril al 10 de septiembre.

Joaquín Sorolla y la pintura valenciana de su tiempo, Museo de Bellas Artes Gravina de Alicante, puede verse hasta el 25 de junio de 2023.

Últimas noticias

Contenido relacionado