viernes, 19 abril 2024

Información y noticias de la provincia de Valencia

La torre de Santa Catalina de València recibirá su nueva campana mayor

Conocida como 'La Gerra', es de nueva fundición y viene acompañada de otras cinco campanas que han sido restauradas en los talleres de Gabriel Rivera de Montehermoso (Cáceres)

La torre de la Iglesia de Santa Catalina Mártir de València recibirá, el próximo miércoles 10 de abril, su nueva campana mayor, la ‘Santa Catalina’. Se trata de un bronce de nueva fundición que ocupará el hueco principal del campanario que está alineado con la calle de la Paz, lugar donde inicialmente estuvo la campana mayor original hasta que fue fundida en los primeros años del siglo XX.

Junto con la campana mayor, Santa Catalina contará, a partir de ahora, con otras cinco campanas más que han sido restauradas en los talleres de campanas de Gabriel Rivera en Montehermoso (Cáceres), informa el Arzobispado de Valencia en un comunicado.

Este primer conjunto de seis bronces completa una parte del proyecto de recuperación de campanas inglesas de la torre de Santa Catalina impulsado por la Hermandad de Sacerdotes Operarios Diocesanos, que atienden el templo desde 1950, el Arzobispado de Valencia y la Asociación Cultural Mestres Campaners.

Las campanas sonarán por primera vez con volteos el día de la festividad de la Virgen de los Desamparados.

La Dirección General de Cultura y Patrimonio, de la Consellería de Cultura i Esport de la Generalitat Valenciana es la promotora íntegra del proyecto.

En abril del año pasado, y siendo directora Carmen Amoraga, concedieron un presupuesto de 112.867,51 euros para su financiación. En dicho proyecto están trabajando como proyectistas y técnicos María Elisa Moliner y Vicente Franco, arquitecta y arquitecto técnico, y Francisca Rubio, arqueóloga. Como colaboradores figuran Salvador Ivorra, doctor ingeniero industrial, Joaquín Segura, arquitecto, y Néstor Olucha, historiador. La ejecución de los trabajos corresponde a la empresa constructora Calallarga, S.L.

“Aunque la obra, que comenzó el 31 de julio de 2023, tenía previsto un plazo de cinco meses para su ejecución, finalmente concluirá a mediados de este mes de abril después de haber superado eficazmente algunas dificultades y podremos disfrutar de las campanas de Santa Catalina”, asegura Mª Elisa Moliner quien ha dirigido los trabajos de restauración de las campanas de la torre.

SISTEMAS DE ANCLAJE

Según Moliner, “era importante, no solo fundir la nueva campana y restaurar las ya existentes, sino asegurar óptimamente los sistemas de anclaje y dotar de la máxima seguridad los vanos de la torre donde irán colocadas estas seis campanas y las futuras que están por llegar“.

En breve comenzará el estudio y viabilidad de una segunda fase del proyecto de recuperación de las campanas “pero antes es urgente acometer otras obras en la cubierta de las capillas y naves laterales de la iglesia donde se han originado importantes goteras, como se puede apreciar desde el interior del templo“.

En estos días, diferentes asociaciones de campaneros han mostrado su alegría y apoyo a este proyecto de recuperación de las campanas de Santa Catalina, que ahora completa su primera fase. También, de la puesta en valor del toque manual de campanas que “se podrá conocer mediante una pequeña muestra museográfica que estará en el acceso a la escalera de la torre de Santa Catalina. Así, y de una forma muy pedagógica, tanto los ciudadanos como los miles de visitantes que acceden al templo a diario, conocerán las partes de una campana, los diferentes tipos de timbres y toques de este Bien, declarado patrimonio inmaterial de la humanidad y de tanta tradición e historia en Valencia“, apunta el historiador Néstor Olucha.

Igualmente, los mismos campaneros de estas asociaciones que visitaron Santa Catalina, y algunos de ellos que participaron en los toques de campanas con motivo de los actos del centenario de la coronación de la Virgen de los Desamparados en mayo de 2023, vieron “in situ” la necesidad de anteponer los proyectos y poner remedio a la situación urgente que presentan los tejados y cubiertas de la iglesia, debido a las filtraciones de agua y humedades“, afirman desde la dirección del templo.

Ya en 2019, “cuando las lluvias torrenciales dejaron grandes daños en la iglesia que agravaron las filtraciones de agua ya existentes localizadas principalmente en la nave lateral y las capillas laterales del lado de la epístola, surgió la iniciativa ciudadana ‘Restaurem Santa Catalina’ para iniciar un proceso de obras que sumaba también los problemas en la red de evacuación de aguas pluviales y la entrada de agua del subsuelo en la zona de la sacristía”.

Entonces, “se comenzó a redactar un Plan director con una visión global de todas las deficiencias, además de realizar obras de emergencia que se han ido llevando a cabo en estos últimos años“.

Actualmente, la dirección del templo está trabajando, conjuntamente con el equipo Arquitectos Lavila, para la redacción del proyecto que se presentará próximamente al programa de subvenciones para actuaciones de conservación y protección de los bienes inmuebles del patrimonio cultural de la Comunitat Valenciana, “tal y como nos indicó en una entrevista reciente la actual directora general de Cultura y Patrimonio, Pilar Tébar, al tratarse Santa Catalina de un edificio declarado Monumento Nacional y Bien de Interés Cultural“.

DESCRIPCIÓN Y EMPLAZAMIENTO

Junto con la recuperación de las campanas históricas para la torre de Santa Catalina, esta primera fase del proyecto que está por concluir también tiene como objetivo reubicar los seis bronces según la tradición de su emplazamiento original y, con ello recuperar, el toque primitivo de las campanas de Santa Catalina.

Así, la campana ‘Santa Catalina‘, de nueva fundición, tiene un peso de 1.810 kg, con un diámetro de 146,5 cm. Es de estilo inglés, similar a la campana original, con el yugo de madera de estilo valenciano y badajo de forja. Cuenta con herrajes para el volteo manual y tiene un martillo de toque electrificado. Sin duda, es la campana mayor y seguirá conservando su denominación popular “la Gerra“, por su forma de tinaja invertida. Estará en el hueco este del campanario, que es el hueco principal alineado con la Calle de la Paz, siendo esta su ubicación original.

Y la campana ‘el Peret‘, también de nueva manufactura, tiene 117 kg de peso del bronce y un diámetro de 55 cm. “Costeada por colecta popular, fue fundida y bendecida en 2019, gracias a nuestra Asociación de Mestres Campaners, la gran impulsora de este proyecto, afirman desde la entidad. Estará instalada sobre las vigas de madera centrales del interior del cuerpo de campanas. Y es estilo inglés, por tanto, tiene las mismas características similares a la de Santa Catalina, ‘la Gerra'”.

Junto a estas nuevas, figuran dos ya existentes, que ahora han sido restauradas: la campana San Eloy (‘el Eloy‘) que fue fundida en el año 1846 y financiada por el gremio de plateros de la ciudad. Tiene 209 kg de peso el bronce y un diámetro de 71 cm. Fue descolgada de su emplazamiento actual en agosto pasado, cuando las campanas de Santa Catalina se trasladaron al taller de Campanas Rivera que las iba a restaurar. Ahora, ocupará el hueco noroeste, orientado hacia la plaza del Mocadoret.

Y la campana ‘María de la Asunción‘, fundida en el año 1950. Su bronce tiene 119 kg de peso. Estará en el hueco sureste, orientada hacia la calle San Vicente. Finalmente, se suman dos campanas donadas por el Arzobispado de Valencia en 2021. La campana Santa María o ‘Juliana Clara‘, fundida en el año 1804. Y la ‘Jesús, María y José‘, que fue fundida en el año 1789. El bronce pesa 26,5 kg y tiene un diámetro de 34 cm.

Últimas noticias

Contenido relacionado