sábado, 25 mayo 2024

Información y noticias de la provincia de Valencia

Un proyecto europeo medirá la calidad del aire de la estación de Colón

Este estudio tiene como objetivo investigar la cantidad y toxicidad de partículas ultrafinas derivadas del tráfico rodado, aeronáutico, aviación y ferrocarril

Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV) colabora en el proyecto nPETS, financiado por la Comisión Europea, y que tiene como objetivo principal investigar la cantidad y toxicidad de partículas ultrafinas (<100 newton·metros (nm) emitidas por el tráfico rodado, aeronáutico, ferroviario y marítimo.

El estudio lo realiza el Grupo de Investigación en Geoquímica Ambiental y Atmosférica, que forma parte del Instituto de Evaluación Ambiental e Investigaciones del Agua (Idaea), dependiente del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). València es una las ciudades que participa en este estudio junto con Estocolmo, Milán, Thessaloniki y Barcelona.

El director gerente de FGV, Alfonso Novo, ha mostrado su satisfacción por la posibilidad de colaborar en este proyecto y ha señalado que “se ha escogido la estación Colón para obtener datos, al ser una de las instalaciones más transitadas de la red”. 

A su vez ha explicado que “las mediciones que se obtengan en la estación de Colón a lo largo de las próximas semanas se podrán comparar con las obtenidas en otras ciudades y diseñar, posteriormente, medidas más eficaces para reducir el impacto sobre la salud pública de estas partículas ultrafinas que se derivan de los diferentes medios de transporte”.

Estudio nPETS

El proyecto nPETS tiene como objetivo estudiar la vida de las emisiones inferiores a 100 newton·metros desde su creación hasta su ruta potencial hacia los seres humanos y los animales.

A su vez, se desarrollan métodos innovadores para la cuantificación de la toxicidad en todos los modos de transporte. Hoy en día no existen métodos para medir estas emisiones de partículas inferiores a 100 newton·metros procedentes de diversas fuentes individuales.

El equipo de investigación del Idaea-CSIC ha desarrollado nuevas estrategias de caracterización química y seguimiento de la contaminación atmosférica, centrándose en los aerosoles, pero también incluyendo especies orgánicas semivolátiles como contaminantes orgánicos persistentes, drogas de abuso y contaminantes gaseosos.

Últimas noticias

Contenido relacionado