sábado, 25 mayo 2024

Información y noticias de la provincia de Valencia

La Unió critica la falta de seriedad de Bruselas y Planas que ‘se ríen con sus propuestas del campo valenciano’

Se estudia un nuevo calendario de movilizaciones porque no se 'toman en serio la situación y las decisiones se hacen para cuatro grandes empresas, en lugar de apoyar al modelo agrario familiar, profesional y mayoritario'

La Unió Llauradora i Ramadera, tras la celebración del Consejo de ministros de Agricultura de este lunes en Bruselas, critica la falta de seriedad del comisario de Agricultura, la ausencia de análisis de la competencia desleal de las importaciones de terceros países y la necesidad urgente de incorporar cláusulas espejo en los tratados de libre comercio y la hipocresía de Luis Planas.

LA UNIÓ, después de estudiar lo debatido durante el Consejo de Ministros, critica que la Unión Europea continúe dando la espalda al campo valenciano, favoreciendo las producciones y comercialización de terceros países sin incorporar las cláusulas espejo en los acuerdos que están debatiéndose y que tiene previsto aprobar de manera casi inminente, negando el problema.

La organización recuerda que estas cláusulas podrían servir para frenar la competencia desleal que se está generando con otros países desde hace tiempo, favoreciendo, por fin, la producción y comercialización en igualdad de condiciones. “La UE nos utiliza como moneda de cambio en temas políticos y luego también favorece a las grandes empresas y fondos de inversión que son los únicos beneficiarios de los acuerdos con terceros países, con inversiones y normativas más laxas que las nuestras. Es un abuso y un abandono continuo el que sufrimos los profesionales agrarios europeos y se pone de manifiesto que la UE solo trabaja para cuatro grandes empresas”, señala Carles Peris, secretario general de LA UNIÓ.

En este sentido, manifiesta su desaprobación por las declaraciones del comisario de Agricultura que echa balones fuera sobre la responsabilidad europea de los acuerdos comerciales de Mercosur y Marruecos. “Si esto no es política agraria, ¿qué es? Es el uso de la agricultura y la ganadería como moneda de cambio de una forma descarada. El Comisario de Agricultura no ha entendido nada a pesar de tener los tractores en su puerta”, comenta la organización. En este sentido, señala que el ministro de Agricultura se vuelve igual que se fue, sin conseguir nada en un Consejo que se antojaba para la opinión pública un punto de inflexión en las movilizaciones.

Unión de Uniones, organización estatal en la que se integra LA UNIÓ, está ya trabajando en un nuevo calendario de movilizaciones. De hecho hoy nuestros compañeros de Unió de Pagesos de Catalunya han convocado hoy y mañana concentraciones en los pasos fronterizos con Francia como señal de protesta de esta política permisiva con las importaciones.

Por otra parte, la organización valora positivamente que se tenga en cuenta la petición de flexibilización de la interpretación de la cláusula de fuerza mayor del reglamento de financiación de la PAC teniendo en consideración el contexto actual y las consecuencias de desestabilización por la guerra en Ucrania.

A nivel estatal, la organización lamenta la desidia de Planas al sentirse eximido de culpas por cómo está la situación del sector agrario. “Hemos leído que el ministro dice que “a un problema europeo, una respuesta europea” como si él no tuviera nada que ver o no formara parte de la toma de decisiones de Europa que nos han traído hasta donde estamos”, critican desde LA UNIÓ. “Hay muchas cosas que él sí puede hacer en otro ámbito para que el campo vaya mejor, así que nos parece que más bien quiere escurrir el bulto y pasar la patata caliente a otros”, añade.

Por otra parte, la organización considera una hipocresía que el Ministro Planas apele a la necesidad de diálogo entre las instituciones europeas y los agricultores y ganaderos cuando él, en España, lo restringe al bloquear las elecciones al campo, dejando discrecionalmente fuera de la interlocución institucional a nuestra organización estatal Unión de Uniones, que ha acreditado de forma sobrada su representatividad y solvencia con su trabajo reivindicativo en estos años, en las urnas allí donde se han celebrado consultas y con el respaldo masivo e histórico demostrado en la tractorada del 21 de febrero pasado.

Tampoco puede eludir su responsabilidad sobre los motivos de estas protestas el conseller de Agricultura, José Luis Aguirre. “El nuevo equipo de Conselleria, tras siete meses en el cargo, no puede dedicarse a lanzar continuamente balones fuera, echando las culpas a Madrid y Bruselas, como si no fuera con él la cosa cuando se pueden hacer cosas en clave de política agraria autonómica”.

Últimas noticias

Contenido relacionado