lunes, 24 junio 2024

Información y noticias de la provincia de Valencia

La UPV denuncia actos vandálicos y daño económico causado por la Acampada proPalestina

El rector José Esteban Capilla indica que las medidas de tolerancia no han sido correspondidas, entrando en una nueva fase de acciones legales

La Universitat Politécnica de València (UPV) va a denunciar “los actos vandálicos” y el “daño económico” causado tras la actuación de la Acampada a favor de Palestina que ha provocado la cancelación del Foro de Empleo. La universidad considera que por su parte se había establecido una vía de comunicación con los acampados que “no ha sido correspondida” por lo que ahora “hemos entrado en otra fase”.

Así lo ha aseverado el rector de la universidad, José Esteban Capilla, en una rueda de prensa ofrecida este miércoles tras la decisión de la institución de suspender el Foro Empleo de la universidad –previsto para este miércoles y jueves y que contaba con la presencia de más de 200 empresas y entidades–, debido a la ocupación del espacio por parte de los miembros de la acampada.

Capilla ha indicado que la actitud de la universidad respecto a la acampada ha sido desde su inicio, hace 17 días, de “total tolerancia” y que, tras mantener diferentes conversaciones con los estudiantes, estaban dispuestos a tomar “algunas medidas” y trasladar las propuestas al Consejo de Gobierno.

Entre ellas ha mencionado “adoptar una postura más clara respecto al conflicto entre Palestina e Israel; promover proyectos conjuntos o intercambios con universidades palestinas; hacer una revisión del código ético de la universidad o llevar a cabo acciones que puedan facilitar la vida de los palestinos”.

Respecto a lo ocurrido este martes, Capilla ha señalado que por la noche se encontraron con un movimiento “súbito” de los miembros de la acampada que se estaban desplazando de la zona en la que estaban ubicados a la zona central donde se iba a celebrar el Foro de Empleo como señal de protesta a que algunas de las empresas y entidades participantes tuvieran relaciones con el estado de Israel.

Situación “absolutamente inviable”

“Se consideraba que había empresas que, de manera directa o indirecta, colaboraban con, pues esto que se llama genocidio y que tienen que juzgar los tribunales competentes para ello. No ha habido ninguna justificación, de hecho nosotros no hemos encontrado a ninguna de las empresas que participan en el Foro en una lista que tiene ahora mismo Naciones Unidas y que la hemos revisado”, ha subrayado.

En este sentido, ha explicado que, debido a que la situación era “absolutamente inviable” para poder desarrollar el encuentro por la falta de “seguridad”, se concluyó que había que cancelarlo porque no había otra opción.

“Los vigilantes de seguridad trataron de desplazar las tiendas de campaña que estaban habitando allí, tratando de evitar la situación y hubo intentos de agresión hacia ellos. Nosotros teníamos órdenes efectivamente de que no hubiera enfrentamientos y cuando se denunció el tema automáticamente vinieron las fuerzas policiales que permanecieron”, ha destacado al tiempo que ha precisado que se dio la orden de que “no pudieran entrar”. “Por supuesto yo no quería una situación de estas dentro del campo de la universidad”, ha incidido, José Esteban Capilla.

Preguntado por si se teme que suceda lo mismo durante las Pruebas de Acceso a la Universidad (PAU), que se celebran la próxima semana, ha indicado que “por respeto al normal funcionamiento de las instituciones académicas”, espera que no ocurra.

“No tengo la respuesta, espero que no, sinceramente, porque creo que todas estas cosas, como el propio boicot que se ha hecho al foro de empleo, no ayudan para nada a esto que se está persiguiendo, que es acabar con el conflicto palestino y generar unas mejores condiciones de vida para el resto”, ha agregado. Y ha señalado que, en el caso que se restringiera el acceso a los alumnos, sería una situación “muy compleja” ya que considera que “los campus universitarios tienen que ser espacios libres y con movilidad”.

En este momento, algunos representantes de la acampada que han asistido a la comparecencia del rector han mostrado su desacuerdo con estas palabras y alguno ha llegado a interpelar a Capilla por la actuación de la seguridad privada del campus.

“Me podría haber planteado blindar los campus, blindar la entrada de todas las personas, como ocurre en otros países que tienen niveles de seguridad bajos, pero me niego a hacer eso. Yo creo que España es un país libre y tenemos libertad para circular por aquí y me parecería una decisión terrible”, ha insistido el máximo responsable universitario.

En este punto, ha precisado en que desde la universidad no se puede ordenar el desalojo de la acampada, ya que lo tiene que dictar un juez, y ha señalado que lo hechos ocurridos la noche del martes están ya denunciados y que tiene que ser la autoridad competente quien se pronuncie al respecto.

Sobre las consecuencias económicas de la suspensión del encuentro de empresas, el rector ha resaltado la importancia de este encuentro que reúne a 250 empresas que se desplazan a València y ha indicado que esperan enfrentarse a “un montón de reclamaciones”. Y ha indicado: “Solo hay que utilizar una cifra que a alguien se le pase por la cabeza y multiplicarla por 200 stands. Entonces hay miles de euros en pérdidas, una cantidad muy importante y que, evidentemente, habrá una investigación y una búsqueda de responsabilidades”, ha aseverado.

Asimismo, ha agradecido la confianza de todas las empresas y entidades para participar en esta iniciativa y ha asegurado que, desde la UPV, se va a trabajar para “reparar” lo ocurrido y garantizar de alguna manera que su participación se pueda materializar “aunque no sea directamente a través de su presencia en los stands”.

Por su parte, una de las portavoces de la Acampada por Palestina ha negado que se produjeran agresiones a la seguridad privada de la universidad y ha apuntado que es la forma que tiene la UPV de justificar la medida “represiva” de llamar a la Policía Nacional y que aparecieran “ocho furgones policiales dentro del campus”.

Rechazar a empresas que “trabajan para Israel”

Así, ha indicado que su voluntad no era la cancelación del Foro de Empleo, sino que lo que pedían era que la universidad emitiera un comunicado en el que se evidenciara el rechazo hacia aquellas empresas que trabajan para Israel y “añadir cláusulas administrativas dentro de los contratos para que esas empresas puedan asegurar que no cometen crímenes de guerra, de lesa humanidad o violan los derechos humanos”.

“¿Cómo puede ser que todas las universidades del país estén posicionando a favor de Palestina y en contra del genocidio que está haciendo el Estado terrorista y sionista de Israel y la Universidad Politécnica lo único que hace es cancelar un foro de empleo e inculpar a los estudiantes que estamos pacíficamente manifestándonos? Eso no se puede permitir. Y no puede permitirlo la comunidad universitaria”, ha planteado.

Sobre la presencia policial se ha pronunciado la delegada del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Pilar Bernabé, quien, a preguntas de los medios, ha explicado que los agentes acudieron “a la llamada de la Universidad Politécnica, como también atendió un requerimiento de una denuncia que puso anteayer ante la preocupación ya mostrada por que pudiese suceder algún hecho conflictivo”.

“Lo único que puedo decir es que la Policía Nacional siempre actúa y siempre atiende cualquier petición de auxilio, que es lo que nosotros recibimos ayer en una llamada al 091 por parte de la Politécnica”, ha señalado Bernabé, que ha apostillado que no se tuvo que producir ninguna actuación por parte de la Policía.

Últimas noticias

Contenido relacionado