sábado, 25 mayo 2024

Información y noticias de la provincia de Valencia

Una familia de València denuncia el olvido de su hijo de 4 años que se quedó dormido en un autobús escolar

Las AMPA exigen a Educación una respuesta 'contundente' contra la empresa, que ya dejó sin servicio al alumnado al inicio de curso

La Inspección educativa está investigando la queja de una familia de un colegio de València que denuncia que su hijo, de 4 años de edad, fue olvidado en el autobús escolar tras quedarse dormido. No fue hasta que el vehículo llegó a cocheras cuando el conductor se dio cuenta de la presencia del menor.

Según ha adelantado el diario Levante-EMV, los hechos sucedieron el pasado 25 de marzo, cuando el pequeño se quedó dormido de camino al centro escolar –el CEIP Santo Ángel de la Guarda– y nadie se percató –ni los monitores ni el chófer en un primer momento– de que no bajó junto al resto de sus compañeros al llegar al destino. El bus siguió el trayecto hasta las cocheras de la empresa y una vez allí el conductor advirtió la presencia del niño.

Desde la Conselleria de Educación han confirmado a Europa Press que la Inspección está estudiando ya qué ha sucedido, al tiempo que recuerdan que la contratación de los monitores que acompañan al alumnado depende de las empresas adjudicatarias del servicio.

Por su parte, el presidente de la Confederación de asociaciones de madres y padres de alumnos de la Comunitat Valenciana ‘Gonzalo Anaya’, Rubén Pacheco, ha subrayado que se trata de un incidente de “extraordinaria gravedad”. “‘El niño olvidado’ parece el título de una película que llevaría como argumento todas las barbaridades de esta empresa desde el inicio de curso”, ha lamentado.

Y es que se da la circunstancia de que la mercantil es Monbus, que protagonizó “el caos” del transporte escolar en el inicio de curso en la provincia de Valencia al dejar sin servicio a los estudiantes de varias rutas. De hecho, la Conselleria de Educación ha abierto un expediente sancionador que sigue su curso.

Pero para el colectivo de progenitores, este proceso va “extremadamente lento”. “Nos sorprende cómo una empresa contratada para transportar a niños y niñas puede ir sumando semejante listado de infracciones sin que pase nada más allá de una sanción económica que puede asumir”, ha hecho notar Pacheco.

Desde la ‘Gonzalo Anaya’ califican de “inaceptable” e “indignante” la situación y no entienden que la administración “no tenga o no aplique las herramientas para corregir el comportamiento de una empresa que presta un servicio tan delicado como el de transporte escolar”.

“Desconfianza y angustia”

Las familias viven un estado de “desconfianza y angustia”, asevera este portavoz, que echa de menos una mayor “contundencia” de la Conselleria de Educación.

“Una Conselleria que cada vez que hace una declaración parece que está en un ring debe dar una respuesta a este mal funcionamiento con la misma contundencia y de manera radical”, ha sentenciado.

Últimas noticias

Contenido relacionado