jueves, 18 julio 2024

Información y noticias de la provincia de Valencia

València adopta medidas preventivas para reducir molestias acústicas en Russafa mientras se evalúa la ZAS

En estos momentos, los servicios municipales se encuentran en fase de revisión de los resultados obtenidos por el estudio sonométrico

La Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de València ha aprobado este viernes una serie de medidas “previas y preventivas” en el barrio de Russafa para “minimizar las posibles molestias acústicas que pudieran producirse durante el proceso de evaluación de los resultados como Zona Acústicamente Saturada (ZAS)“.

El Ayuntamiento de València ya ha realizado el estudio sonométrico previo, si procede a una declaración de ZAS del barrio de Russafa, según establecen las ordenanzas municipales, ha indicado el consistorio en un comunicado.

El estudio sonométrico ha sido elaborado mediante cuatro fases de medición en otras tantas estaciones de medición en contínuo, dotadas con equipos Brüel & Kjaer 2245, y comprobaciones con calibrador de Brüel & Kjaer 4231, a las que se ha sumado otra fase adicional en tres puntos de especial significación acústica.

En estos momentos, los servicios municipales se encuentran en fase de revisión de los resultados obtenidos por el estudio sonométrico. Por lo tanto, se está a la espera de la emisión del informe técnico y medidas preventivas que se ponen en práctica que evalúe si procede el inicio de expediente la declaración de Zona Acústicamente Saturada del barrio de Russafa.

De esta forma, el Ayuntamiento, con el objetivo de “disminuir el nivel sonoro exterior hasta situarlo en los objetivos de calidad acústica“, ha aprobado el corte de tráfico durante los períodos donde los niveles sonoros superen los objetivos de calidad; la intensificación de la vigilancia por agentes de la autoridad; el control del cumplimiento de los limitadores de potencia acústica en locales con ambientación sonora, y la adopción de medidas de concienciación a través de la difusión de carteles y trípticos en la zona.

Asimismo, se ha aprobado el aumento de inspecciones y controles de consumo de bebidas en vía pública fuera del local; el refuerzo de los servicios de limpieza en vía pública y control del depósito de residuos de vidrio en los contenedores durante el día y no en horario nocturno; la prohibición, entre las 22.00 y las 8.00 horas de la expedición de bebidas y alimentos en el exterior de los establecimientos, a través de ventanas o barras dispuestas al efecto y recayentes en vía pública, y la limitación del uso de máquinas expendedoras en vía pública, que sólo se podrán utilizar durante el horario de funcionamiento de la actividad.

El consistorio ha apuntado que estas medidas son “propuestas e iniciativas que se aplican para mejorar y garantizar la calidad de vida de los vecinos del barrio de Russafa” y ha agregado que se establecen de acuerdo con la Ordenanza de Protección contra la Comunicación Acústica, en aquellas zonas de la ciudad “donde existan numerosas actividades destinadas al uso de establecimientos públicos y niveles de recepción en el ambiente exterior, producido por la adición de las múltiples actividades existentes y por la actividad de las personas que utilicen estos establecimientos”.

“NUEVA FASE, SIN PRECEDENTES”

La Asociación por una Hostelería en Russafa (Al Balansi) ha considerado que las medidas del Ayuntamiento suponen un “buen abordaje del problema del ruido”, pues, ha resaltado, implican una “nueva fase, sin precedentes, en la lucha contra la contaminación acústica en las zonas de ocio, así como en la mejora por la convivencia ciudadana“. “Siempre hemos reivindicado la importancia y necesidad de poner en marcha un plan de medidas para luchar contra el ruido, identificando las causas objetivas de las molestias y con un buen trabajo de campo en el barrio”, ha asegurado la entidad en un comunicado.

En esta línea, los hosteleros de la zona han valorado que se trata de una “apuesta para hacer compatible la protección de las pymes, los puestos de trabajo que crean y la calidad de vida en el barrio“, al tiempo que han reiterado su apoyo “a todo tipo de medidas de prevención, y, particularmente, a las anunciadas por el gobierno local, que, por primera vez, tratan la problemática de las tiendas 24 horas o el impacto acústico del tráfico, abordando así de forma global y transversal la problemática del ruido”.

Últimas noticias

Contenido relacionado