jueves, 13 junio 2024

Información y noticias de la provincia de Valencia

València modifica el proyecto de la muralla islámica para reanudar la obra tras la demora

Las obras fueron adjudicadas en diciembre de 2020 por 2.701.607,41 euros (IVA incluido) y con un plazo de duración de 15 meses. Hasta la fecha, se ha ejecutado aproximadamente el 54% de las mismas

El concejal de Acción Cultural, Patrimonio y Recursos Culturales, José Luis Moreno, ha visitado esta mañana las obras de restauración de la antigua muralla islámica de València, en la Plaza del Ángel, acompañado de la dirección facultativa y de los técnicos de la Sección de Arqueología Municipal (SIAM), a fin de conocer de primera mano los trabajos realizados hasta la fecha y de dar nuevos pasos en la recuperación y puesta en valor de este bien protegido. 

Esta visita se produce tan sólo unas semanas después de que el Ayuntamiento de València acordara rescindir el contrato de ejecución de obras de excavación, restauración y puesta en valor de la muralla islámica por demora en el cumplimiento de los plazos por parte del contratista y por incumplimiento de la obligación principal de contrato, tras recibir el pasado 20 de diciembre el dictamen favorable del Consell Jurídic Consultiu, que avala la citada decisión municipal.

Los referidos trabajos, ejecutados aproximadamente en un 54%, han permitido el descubrimiento de importantes hallazgos relativos tanto al sistema defensivo andalusí como al cementerio medieval de la parroquia de la Santa Cruz. Así, se ha recuperado y sacado a la luz, tal y como estaba previsto, el antemural o barbacana, primer muro defensivo antes de llegar a la propia muralla, la berma o paso entre ambas y el foso exterior defensivo por donde circulaba el agua.

Asimismo, en verano de 2022 se descubrió, durante las excavaciones arqueológicas efectuadas en el subsuelo del futuro centro de interpretación, parte de dos viviendas de época andalusí, cuya fachada recaía al camino de ronda interior que discurría en paralelo a la propia muralla. Una de las habitaciones de la residencia presenta un excelente estado de conservación de los muros y pavimento, y conserva el acabado original de mortero pintado a la almagra.

Tal y como han analizado los técnicos, su presencia constituye un elemento esencial para mostrar, en un mismo emplazamiento, tanto el sistema defensivo, con sus diferentes elementos, como la organización espacial intramuros con viviendas coetáneas a la propia muralla, permitiendo establecer y recuperar el nivel que pisaban los habitantes de Balansiya en los siglos XI y XII y que, ahora, gracias a estos últimos hallazgos, se podrá recuperar para los futuros visitantes.

“Tras conocer los criterios de los técnicos municipales y del proyecto, esta Concejalía se ha decantado por la solución más acorde con los criterios de protección patrimonial, consistente en la integración de los restos en el futuro centro de visitantes. Esta solución exige la modificación del proyecto de obras de construcción del edificio, buscando el mantenimiento de los restos donde se encuentran actualmente, sin desplazarlos”, ha manifestado José Luis Moreno.

“La importancia de los restos encontrados hace que ahora se plantee la necesidad de modificar el proyecto, incluyendo todos los restos arqueológicos recuperados intramuros, para lo cual se tendrá que cambiar y adecuar la distribución del centro de interpretación, así como posibles cambios a estudiar en la fachada del mismo, de manera que sean acordes a la nueva distribución y a su mejor integración en el entorno donde se encuentra”, ha seguido explicando Moreno.

Con ello, se va a contratar la redacción de la modificación del proyecto, una vez se tenga finalizada la liquidación de la obra con el contratista anterior. A continuación, y una vez aprobado este nuevo proyecto por la Conselleria de Cultura, y sólo entonces, se procederá a la licitación, a través del procedimiento de urgencia, del nuevo contrato de ejecución de obras, para finalizar la intervención patrimonial en todo el conjunto, y se establecerán los nuevos plazos de obra.  

“Desde la Delegación de Acción Cultural, Patrimonio y Recursos Culturales, tenemos la intención de retomar la ejecución de las citadas obras lo antes posible, pues de la finalización de esta actuación depende en gran parte la regeneración urbana de este ámbito del barrio del Carmen, especialmente degradado como consecuencia de la existencia de varias unidades de ejecución privadas pendientes de desarrollo urbanístico”, ha manifestado José Luis Moreno.

Indemnización por daños y perjuicios y medidas cautelares

Según el concejal, “los daños que ha causado esta situación a la ciudad son importantes, por lo que esta Concejalía considera que procede imponer las penalidades diarias que se aprobaron mediante acuerdo de Junta de Gobierno Local de fecha 29 de julio de 2022 y que, una vez finalizado el contrato, se han de hacer efectivas (718 euros por día), así como iniciar los trámites que procedan para la indemnización por los daños y perjuicios ocasionados”.

Al mismo tiempo y, dado que el lugar va a estar sin actividad durante un tiempo, se han establecido una serie de medidas cautelares de manera que quede asegurada la protección y salvaguarda de todos los elementos patrimoniales sacados a la luz durante las excavaciones. Así, las medidas cautelares que se van a adoptar garantizarán que, hasta que se adjudique el concurso y se reanuden las obras, el ámbito esté protegido ante inclemencias del tiempo.

El Servicio Patrimonio Histórico y Artístico solicitó a la Dirección Facultativa un informe sobre las medidas que eran necesarias “por razones de seguridad o indispensables para evitar un trastorno al servicio público o la ruina de lo construido o fabricado”. Estas medidas cautelares se adoptarán con la mayor premura posible, ya sea a través de la empresa contratista de las obras o bien a través del Ayuntamiento, en caso de no alcanzar un acuerdo sobre precio y plazos.

Entre otras medidas, se incluye la conservación en buenas condiciones del lienzo de la muralla; la revisión de vallados y señalizaciones, para impedir el acceso a la zona; la comprobación del estado actual del estabilizador; la realización de revisiones periódicas cada dos meses o, en caso de fuertes tormentas, tras éstas, o el mantenimiento del grupo de bombeo de aguas pluviales, para evitar la acumulación de aguas en las partes más profundas de la excavación.

Plan director de la antigua muralla islámica

Por último, se impulsará, en paralelo a las obras, la elaboración de un estudio global y un plan director del recinto fortificado andalusí en su conjunto, de manera que la presente intervención no quede en una actuación aislada, sino que sirva para tener una perspectiva global y para establecer criterios comunes de cara a futuras acciones en el resto de tramos de muralla dirigidas a su restauración, conservación, promoción y a la mejora de su entorno urbano inmediato.

“Son muchos los datos que se han ido obteniendo en los últimos años referidos a la muralla islámica, pero todavía siguen siendo muchas las incógnitas”, ha declarado José Luis Moreno. “Este plan servirá igualmente para actualizar la información y para llevar a cabo un estudio completo de la fortificación en el que se determinen las distintas patologías que presenta actualmente y en el que se recopilen y sinteticen todas las investigaciones realizadas hasta la fecha”.

También se considera fundamental la instalación de señalética en las inmediaciones de las torres y lienzos de muralla que se conservan, a fin de contextualizarlos históricamente y proporcionar, de una manera asequible y atractiva al público en general, toda la información necesaria sobre la muralla islámica, a través de la colocación de tótems, códigos QR, relieves, cambios de textura y color en el pavimento y/u otros elementos que los identifiquen y pongan en valor.

Elementos todos ellos que permitirían la lectura didáctica de los mismos y que contribuirían, sin lugar a dudas, a aumentar el conocimiento y el aprecio de la población por este monumento tan emblemático como desconocido, como medio más eficaz a la hora de asegurar la colaboración social en su protección y conservación”, ha concluido el edil, quien ha aprovechado para felicitar y para poner en valor el trabajo desarrollado por los técnicos municipales de la Sección de Investigación de Arqueología Municipal (SIAM).

Últimas noticias

Contenido relacionado