sábado, 13 julio 2024

Información y noticias de la provincia de Valencia

València protegerá las placas de nombres de calle con valor patrimonial

Se ha elaborado un catálogo con los más de 300 rótulos que deben ser conservados por su valor patrimonial y etnológico

En total se han inventariado 304 placas en este catálogo que tiene como finalidad preservar todas aquellas que tengan un especial valor patrimonial y etnológico.  Las más antiguas que se conservan fueron instaladas en el último tercio del siglo XVIII.

La Concejalía de Patrimonio y Recursos Culturales ha remitido a todos los servicios municipales implicados esta documentación para que tengan conocimiento de la necesidad de evitar su deterioro.

Buena parte de estas placas son Bienes de Relevancia Local porque se trata de placas de cerámica anteriores a los años 40 y que deberán ser conservadas en la calle donde fueron instaladasy si ello no fuera posible, en los almacenes de patrimonio histórico. 

El catálogo ha documentado 304 placas que están recogidas en nueve tipologías diferentes, según la fecha de instalación, taller donde fueron realizadas y características materiales.

Las placas más antiguas conservadas fueron instaladas en el último tercio del siglo XVIII, de las que solo se conservan dos en las calles de la ciudad situadas en la plaça de la Mare de Déu y calle del Salvador. Se elaboraron en una fábrica de cerámica de la calle Mossén Femades y están escritas con letras mayúsculas y minúsculas de color azul sobre fondo blanco.

Del mismo taller ceramista se conservan una treintena de placas del segundo tercio del siglo XIX distribuidas por Ciutat Vella.  El rótulo aparece en letras negras sobre placa con barniz blanco. Ejemplo de este tipo de placas son las que aparecen con los rótulos de Gobernador Viejo, Conde del Real, Trinitarios, Trinquete de Caballeros o Zurradores entre otras.

Otro grupo destacado de placas corresponde al último tercio del siglo XIX.  Se conservan unas cincuenta distribuidas básicamente por Ciutat Vella aunque también hay algún ejemplo disperso  en Botànic, la Roqueta i Benimaclet. Estas placas se elaboraron en la fábrica de San Carlos, en letras negras sobre barniz blanco.  Como nota característica presentan un punto final redondo o cuadrado.  Ejemplos de este tipo se encuentran en las calles Baró de Petrés, plaça de Benimaclet, calle Cadirers, Benificència o Pes de la Farina entre otras.

En el centro histórico de Benimàmet hay 4 placas del siglo XIX, únicas que se conservan de esta tipología caracterizada por su caligrafía con letra capital azul  sobre fondo blanco y punto final.  Se pueden observar en las calles Rafael Tenes Escrich, Garzando y Bétera.

Del primer tercio del siglo XX se conserva otro grupo de 50 placas distribuidas por Ciutat Vella, Extramurs, Eixample i las zonas más antiguas de Patraix, Creu Coberta i Poblats Marítims.  Su característica distintiva principal es que los rótulos aparecen en letras blancas sobre fondo azul ya que en las bases del concurso que se hizo en 1902 para la adquisición de estas placas, uno de los requisitos era que se mejorara la visibilidad y facilidad de lectura.  Pertenecen a esta tipología las placas de las calle Abastos, Amadeo de Saboya, calle de les Dames, de la Farina, Félix Pizcueta, Llimera o Micalet entre otras.

Otro grupo significativo de placas que proliferaron desde principios del siglo XX está compuesto por una treintena de azulejos artísticos sin uniformidad realizados con materiales diversos y más labradas a fin de dar relevancia al personaje al que hacen referencia.  De este tipo son las que pueden contemplarse por ejemplo en las calles Almela i Vives, Botànic Cavanilles, Cervantes, doctor Landete o Guillem de Castro.

También son placas más elaboradas las que se instalaron en 1937 provenientes de la sección de bellas Artes del Sindicato Único de Profesiones Liberales de la CNT.  Se instalaron 19 de las que solo se conservan 5 en la actualidad en las calles Borriana, Císcar, Joaquín Costa, Jordi Joan y Roger de Lloria.

En la década de 1940, la escuela de Artes y Oficios elaboró 183 placas artísticas para las calles y personajes más destacadas.  Un tercio de estas placas todavía se conservan. Presentan en su remate el escudo franquista o el escudo de la ciudad.  Finalmente, las placas más extendidas son las que se colocaron entre 1940 y 1970 por toda la ciudad en cerámica con letras blancas sobre fondo azul. 

Últimas noticias

Contenido relacionado