sábado, 25 mayo 2024

Información y noticias de la provincia de Valencia

Los vecinos afectados podrán acceder a las viviendas del Ayuntamiento en Safranar la próxima semana

Reconocen discrepancias entre propietarios e inquilinos ante 'intereses diferentes' y por ello acuerdan tener 'dos grupos'

Los vecinos de los edificios afectados por el incendio de Campanar, tanto propietarios como inquilinos, podrán acceder esta próxima semana a las 131 viviendas de nueva construcción de un inmueble de Safranar que el Ayuntamiento de València ha puesto a su disposición, que ya están equipadas.

Así se lo han comunicado responsables municipales en una reunión que han mantenido en la tarde del sábado con los afectados. En el encuentro han participado los concejales de Innovación, Tecnología, Agenda Digital y Captación de Inversiones, Paula Llobet; de Patrimonio y Recursos Humanos y Técnicos, Julia Climent; de Urbanismo, Vivienda y Licencias, Juan Giner, y de Control Administrativo, José Mari Olano. También ha asistido el segundo teniente de alcalde, Juanma Badenas, y los concejales José Gosálbez, Cecilia Herrero y Mónica Gil.

Tras el encuentro, la edil de Recursos Humanos y Técnicos, Julia Climent, en declaraciones a los medios de comunicación, ha subrayado que en la reunión desde el consistorio les han explicado a los vecinos “todos los pasos” que se han dado para “apoyarles”, después de que estos celebraran este mismo sábado una junta de propietarios para hablar sobre su situación actual y su posible organización en los próximos meses.

La edil ha asegurado que aquellos afectados que “lo necesiten y lo indiquen” serán atendidos “en la medida de lo posible y a la mayor brevedad” por el Servicio de Vivienda del Ayuntamiento y podrán ser realojados en el inmueble facilitado por la administración local, donde podrán permanecer “hasta que su situación esté aclarada y solucionada”. En esta línea, Climent ha remarcado que “prácticamente todas” las viviendas ofrecidas ya están “totalmente equipadas” y “en condiciones”.

“Hay gente que ahora tiene que hacer gestiones, con sus seguros, sus bancos, etc. Por lo tanto, mientras esas gestiones estén en marcha podrán estar en la vivienda”, ha aclarado, al tiempo que ha apuntado que el consistorio “va a ir haciendo un seguimiento estudiando las circunstancias y la situación de cada uno para que bien permanezcan en esa vivienda el tiempo que haga falta o bien la dejen porque ya tienen solucionada su situación”.

Julia Climent ha precisado que “no todos” los vecinos han solicitado poder trasladarse a una vivienda en el edificio de Safranar, dado que “probablemente tengan otra o incluso sus seguros ya les cubran una segunda vivienda”. En cualquier caso, ha insistido en que el Ayuntamiento va a “atender a todos, tanto a las personas propietarias como a las inquilinas”.

PUNTO DE ATENCIÓN

En esta línea, la concejala ha transmitido a los vecinos que la “idea principal” que deben saber es la creación por parte del consistorio de un punto único de atención personal y presencial para los afectados en el complejo de Tabacalera y ha incidido en que se les va a ofrecer “una atención individualizada, muy concreta y específica a cada uno de los casos”, puesto que hay “casos muy diferentes” y cada uno tiene “unas circunstancias en un contexto completamente diferente”.

La edil ha recalcado la importancia de que los vecinos acudan a este punto, en el que se han atendido hasta el momento 130 solicitudes “de todo tipo”, para que el Ayuntamiento pueda tenerles registrados en el censo de afectados, así como para conocer “todas las necesidades que tienen, ya sean de vivienda, de tipo social o vital”. También, por ejemplo, ha apuntado, por si necesitan “algún tipo de asesoría jurídica”, dado que se han dispuesto “especialistas jurídicos que les pueden asesorar” al respecto.

“UN POQUITO DE LÍO”

Por su parte, el presidente saliente de la comunidad de propietarios, Emilio Verdejo, ha informado de que han convocado una reunión de propietarios tan “pronto”, pese a que no saben “el alcance de cómo se encuentra el edificio” –que no se conocerá “hasta que los profesionales decidan si está en ruina o no”– para abordar la situación y cobertura de los seguros. “Llevamos un poquito de lío porque había mucho inquilino. Os podéis imaginar el desastre, pero bueno, poquito a poquito”, ha agregado.

Verdejo ha explicado que, hasta que se determine que el edificio incendiado está en situación de ruina, los vecinos seguirán asociados en la comunidad de propietarios, y será a partir de ese momento cuando puedan constituir una asociación. En cualquier caso, ha insistido en que permanecen a la espera del informe de los técnicos sobre el estado del inmueble.

Preguntado por si en algún momento los vecinos trasladaron algún tipo de “preocupación” sobre los materiales con los que estaba construido el edificio, ha indicado que la finca “es de 2008” y que ellos “entraron a vivir en 2009”, por lo que se trataba de un edificio “teóricamente nuevo”. En este contexto, ha remarcado que la legislación sobre construcción en la Comunitat Valenciana es “una de las más exigentes de España”, por lo que, “si hay alguna deficiencia, los técnicos la sacarán”.

EDIFICIO “GEMELO” EN MISLATA

Preguntado por un edificio de similar construcción y materiales en Mislata, ha asegurado que este inmueble es un “gemelo” y tiene “las mismas características” que el incendiado en Campanar, además de ser “del mismo constructor, la misma promotora y el mismo arquitecto”. “Supongo que las cosas las harían bien”, ha expresado.

Por último, ha agradecido el apoyo “en todo momento” del Ayuntamiento de València: “Desde el minuto cero ha estado con nosotros, está apoyándonos, ha abierto unas oficinas y se ha comprometido a darnos unas viviendas durante un tiempo”. Y ha manifestado “no tener queja” de los responsables municipales, por lo que espera “que esto siga así”.

“MOMENTOS DUROS”

Dos de los inquilinos, Nancy Khawam y Miguel Rodríguez, han valorado que los responsables municipales les han “tranquilizado a todos por igual” y que tanto inquilinos como propietarios van a tener acceso a las viviendas del consistorio. En este sentido, han reconocido vivir “momentos bastante duros” y “seguir en ‘shock'” al ver “la desgracia que ha tenido gente que ha perdido familiares”, pero han afirmado que ahora deben tener “la cabeza fría”, “recapacitar” y “ver la realidad”, por lo que han apostado por “mirar el vaso medio lleno y seguir adelante”.

Los inquilinos han valorado que el consistorio les ha atendido “muy bien” y, tras la reunión, se encuentran “más tranquilos”, al tiempo que han agradecido el apoyo de la Generalitat: “Nos está proporcionando atención psicológica, alojamiento y cualquier cosa que haga falta”.

Por otro lado, han señalado que la aseguradora del edificio ha habilitado una oficina para consultas, aunque han sostenido que “la letra pequeña es la letra pequeña”. “Te dicen que si no tienes asegurado el contenido –de la vivienda– no tienes nada que hacer, pero esto no ha sido nuestra diligencia de que nuestra casa se haya encendido, sino de la comunidad”, han defendido.

DISCREPANCIAS

En este punto, han indicado que en las últimas horas han surgido discrepancias entre vecinos y que, pese a la “desagradable situación”, han acordado “tener dos grupos”: uno de los propietarios y otro de los inquilinos. Estos últimos, que, según ellos, son el grueso “principal”, constituirán una asociación de afectados para poder trasladar a las distintas instituciones y administraciones sus necesidades como colectivo, han anunciado.

Khawam y Rodríguez han explicado que han tratado de impulsar la creación de una asociación de damnificados conformada tanto por propietarios como por inquilinos para “poder ir conjuntamente”, pero han lamentado que “no ha sido posible”. Han lamentado que los propietarios “quieren ir por su cuenta porque dicen que pueden tener intereses diferentes” y han manifestado que los inquilinos “no lo ven” así pero que “respetan” la decisión.

Últimas noticias

Contenido relacionado