sábado, 25 mayo 2024

Información y noticias de la provincia de Valencia

Villarejo desvela un ‘interés’ de Rajoy y Cotino por ‘cargarse’ a Zaplana: ‘Podía disputarle el liderazgo’

El comisiario jubilado revela en el juicio del caso Erial cómo operaciones desde 2010 buscaban desacreditar políticamente a Zaplana

El comisario jubilado José Manuel Villarejo ha apuntado a un “interés” por el PP y por el expresidente del Ejecutivo central Mariano Rajoy por “cargarse” al expresidente de la Generalitat Valenciana y exmininistro con el PP Eduardo Zaplana: “Pensaban que podía disputarle el liderazgo”.

Villarejo se ha pronunciado en estos términos en su declaración, en calidad de testigo, en el juicio que se sigue contra Zaplana y otras 14 personas más por el caso Erial, procedimiento en el que se ha investigado el supuesto cobro de más de 10 millones de euros en comisiones derivadas de concesiones de ITV y parques eólicos de la Comunitat Valenciana. El fraude está cuantificado en más de 20 millones de euros.

Villarejo ha sido el primer testigo propuesto por la defensa de Zaplana en el juicio y se le ha preguntado por una comparecencia que hizo en 2021 en una comisión de investigación en el Congreso de los Diputados en la que aseguró que había un interés por destruir a Zaplana y que, para ello, se había utilizado a un ciudadano sirio, confidente del CNI –se trata de la persona que halló unos documentos en el piso que había sido propiedad de Zaplana y que originaron el caso Erial–.

Preguntado por estas afirmaciones, el testigo ha manifestado que como agente de inteligencia que era, recababa diferente información y supo que entre 2010 y 2011 comenzaron una serie de actuaciones “tendentes a desacreditar a Zaplana” por razones que desconoce. “Yo no quise participar en el tema”, ha dicho.

Posteriormente, Villarejo ha indicado que entre los años 2016 y 2017 mantuvo varios encuentros con el coronel jefe de la Unidad Central Operativa (UCO) Manuel Corbín en los que hablaron de “varios asuntos”, entre ellos, de Zaplana. “Y yo le dije que era un error usar malas artes para implicar. Que si había sospechas, habría un procedimiento ortodoxo”, ha manifestado.

A este respecto, y tal y como también manifestó en una segunda comparecencia en el Congreso, el testigo ha mantenido que el número dos de la UCO estaba “muy vinculado al CNI” y “daba instrucciones a Corbín”. De hecho, este último le comentó en alguna ocasión que había “interés” del CNI hacía él y “hacia los temas de Valencia”.

“INTERÉS MÁS BIEN POLÍTICO”

Villarejo, interpelado por si 2011 hubo alguna investigación oficial o policial sobre Zaplana, ha dicho que “el interés que había era más bien político, de conseguir información por si fuera judicializable. Sorprendentemente había más interés en su propio partido en desacreditarlo que en el propio PSOE. Me consta que Alfredo Pérez Rubalcaba tenía buena opinión de él”, ha dicho.

También ha señalado que en ese periodo de tiempo mantuvo conversaciones con el expresidente de Les Corts y ex director general de la Policía Juan Cotino, ya fallecido, por este “interés” sobre Zaplana. Y ha agregado: “Yo era gran amigo de Cotino, me parecía un hombre honorable aunque era muy dependiente de Rajoy”.

Preguntado, entonces, por si Cotino tenía interés en investigar a Zaplana, ha respondido: “Sí. Mi convicción, por lo que ví, es que no era un interés propio sino que le pedían que lo hiciera. Él tenía muchas relaciones con Rajoy y el problema es que por las razones que sea pensaban que Zaplana podía, en el futuro, disputarle el liderazgo”.

Respecto al informador de origen sirio, el testigo ha manifestado: “Sé lo que me dijo el propio Corbín. No había más remedio que buscar cosas. Y yo le respondía que eso era un error, porque cargarse a un político… Corbín me dijo que fue un acto provocado para generar la investigación”, ha apostillado.

Últimas noticias

Contenido relacionado