viernes, 14 junio 2024

Información y noticias de la provincia de Valencia

PP y Vox pactan impedir ‘cualquier beneficio urbanístico’ a Peter Lim

Ambos partidos buscan una fórmula para evitar que el máximo accionista del club obtenga los derechos urbanísticos de las 'fichas del pelotazo' el próximo 3 de agosto

Los grupos de PP y Vox, los socios de gobierno en el Ayuntamiento de València, han alcanzado un acuerdo para buscar una solución que impida que Peter Lim obtenga beneficios y derechos urbanísticos vinculados a la construcción del Nuevo Mestalla y la reconversión del suelo del actual estadio “sin que cumpla con la ciudad y el valencianismo”.

Así lo ha informado a través de un comunicado el segundo teniente de alcalde y portavoz municipal de VOX, Juanma Badenas, en el que también ha asegurado que ha conseguido el “compromiso” de la alcaldesa de València, Maria José Catalá, de que se van a empezar a trabajar las medidas jurídicas pertinentes para evitar que el levantamiento de la suspensión de las licencias permita a Lim obtener “los beneficios dimanantes de las fichas del pelotazo”, cuando el 3 de agosto caduque esta suspensión y pueda actuar según el planeamiento vigente y sin limitaciones.

Exigiremos el cumplimiento íntegro de lo dispuesto en los convenios suscritos entre el Ayuntamiento y el Valencia CF”, ha añadido el portavoz de Vox.

Por su parte, la alcaldesa de València, María José Catalá, preguntada por este comunicado, ha explicado que instancia suya se reunió ayer con Badenas y con otro dirigente nacional de Vox, para abordar distintos temas como “encontrar una solución” y “un punto de acuerdo” sobre el Valencia CF antes del 3 de agosto.

“Yo ya dije que iba a dar un paso adelante antes del 3 de agosto y que no íbamos a permitir que la caída de la suspensión de licencias generará beneficios urbanísticos sobre el propietario. Por tanto, yo estoy trazando la hoja de ruta que me marqué” ha explicado Catalá que también ha confirmado que todavía no hay una fórmula para hacerlo, pero que van a trabajar con los servicios jurídicos para buscar una “solución que nos ajuste a todos”.

Preguntada por si esa propuesta se extenderá a la oposición para conseguir un acuerdo unánime de la corporación local, la alcaldesa ha respondido: “Por supuesto, se llevaría a un pleno”. A su vez, ha recordado que antes del 3 de agosto quedan en el consistorio dos sesiones plenarias ordinarias: la de junio u la de julio. “Tengo margen. Llego”, ha apostillado.

Sobre si tendrían que salir adelante las fichas urbanísticas, la primera edil ha señalado que “no necesariamente”. “Vamos a ver el marco que nos han fijado los jurídicos y en ese marco qué es lo que se nos plantea y lo que nos ajusta más a todos”, ha resaltado.

“A mi fichas sí fichas no, convenio sí convenios no me da igual. Yo lo que quiero es que el propietario del Valencia cumpla con la ciudad y que no recupere beneficios urbanísticos el 3 de agosto. No quiero nada más. Y voy a emplear cualquier tipo de vía que me lleve a ese lugar”, ha precisado Catalá.

Preguntada por si la venta del terciario anexo al Nou Mestalla anunciada este miércoles por el Valencia CF cambia alguna cosa o la condiciona, la responsable municipal ha dicho que no y ha reiterado que “eso es un tema entre privados, un acuerdo entre privados” que respeta.

“Contrario a derecho”

Este encuentro se ha producido después de que el pasado martes, en el pleno ordinario de mayo, no se llegara a un acuerdo sobre las fichas urbanísticas que afectan a estas actuaciones, con condiciones planteadas a Lim para actuar en el espacio de ambos estadios, y el ejecutivo municipal rechazara la moción que defendieron los dos grupos de la oposición, PSPV-PSOE y Compromís.

La moción presentada por la oposición en el último pleno, original de PSPV y enmendada por Compromís, pedía aprobar en la sesión plenaria de junio las fichas urbanísticas vinculadas al Nou Mestalla y que estas incluyeran, a falta de la firma de un nuevo convenio con el Valencia CF, las condiciones que ha de cumplir el nuevo estadio, así como que se elabore una auditoría del coste del futuro campo.

El texto que rechazó el ejecutivo local partía de la moción presentada inicialmente por el PSPV-PSOE, un documento que no reclamaba en principio la auditoría y que proponía que el club de fútbol depositara “una fianza por el valor total de las obras de construcción del nuevo estadio” para “poder obtener la licencia de edificación” de ese campo.

Finalmente, la iniciativa socialista se modificó durante el pleno a partir de los informes jurídicos encargados por la Alcaldía –a la secretaría general del Ayuntamiento y del pleno y a la de Urbanismo– respecto a la petición de la fianza y el resto de propuestas de acuerdo socialistas, para conocer sus “implicaciones jurídicas”.

El informe de Urbanismo consideró que reclamar esa fianza desde el consistorio es “contrario a derecho“. La moción fue además enmendada por Compromís, que logró que se incluyera la petición de la auditoría externa sobre el coste del estadio –con los requisitos de las fichas urbanísticas aprobadas con las exigencias del convenio–. Así, se eliminó del texto la solicitud de fianza y se puso la de la auditoría.

“No resulta creíble”

Sobre la moción presentada por el grupo socialista, Catalá ha destacado que “en el pleno no se llegó a un acuerdo porque el PSOE planteó algo manifiestamente ilegal, más bien, cito textualmente a la Abogacía del Ayuntamiento ‘contrario a derecho’, y por tanto, somos los responsable del equipo de gobierno quienes vamos a dar un paso adelante y buscar una solución”.

Igualmente, Badenas ha señalado que “adolecía de eventuales vicios de legalidad, por lo que ante esa situación no podíamos respaldar una moción porque daba aire a Lim y seguir disfrutando de los beneficios urbanísticos”.

El segundo teniente alcalde ha añadido que la postura del grupo socialista “no resulta creíble” porque “durante el gobierno anterior fueron aprobadas las fichas del pelotazo urbanístico para Lim y tuvieron la oportunidad de modificarlas y no lo hicieron”.

Por tanto, “la moción presentada por Borja Sanjuán no es más que una cortina de humo para tapar con charlatanería y palabrería su responsabilidad en la aprobación de las fichas que conceden beneficios urbanísticos al máximo accionista del Valencia CF”, ha concluido.

Últimas noticias

Contenido relacionado