martes, 25 junio 2024

Información y noticias de la provincia de Valencia

El alumnado de Natzaret reclama un final del río Turia sin contaminación

Centenares de niños y niñas, vecinos y profesores han realizado una marcha reivindicativa hasta el Ayuntamiento para entregar al alcalde un estudio sobre el estado el río que muestra presencia de aguas fecales y falta de oxigeno

Centenares de niños y niñas del barrio de Nazaret, profesores y representantes de entidades sociales han iniciado esta mañana una marcha hasta el Ayuntamiento de València para reclamar un rio sin contaminación. Este paseo reivindicativo bajo el lema ‘SOM RIU’ y convocado por el Consell d’Alumnes de Nazaret, que aglutina el alumnado de los cuatro colegios y la Escuela Popular de adultos del barrio (FPA), y todas las entidades que trabajan con la infancia en la zona, ha recorrido todo el antiguo cauce del río durante más de tres horas hasta llegar al consistorio para entregar al alcalde un estudio sobre el estado del río Túria a su paso por Nazaret.

Según explica Victor Gil, profesor miembro del Consell, este documento es resultado del proyecto educativo ‘SOM RIU’, que los alumnos han estado trabajando durante este curso, y que nace tras los malos olores que experimentan los niños y vecinos que viven cerca de la desembocadura del río Turia. Por ello, el alumnado decidió recoger muestras y analizarlas en los laboratorios de los colegios para determinar el grado de contaminación de este espacio fluvial y buscar soluciones.

Estas muestras de agua, obtenidas durante los meses de noviembre, diciembre y enero, han determinado la presencia de bacterias coliformes provenientes de un aporte de aguas fecales al río y por lo tanto un indicador de la posible presencia de patógenos en el agua. “La presencia de los vertidos de aguas pluviales proveniente de la red unitaria de saneamiento contienen agua residual” muestra el informe.

Por contra, también hay bajas concentraciones de oxígeno disuelto en algunos puntos del río (4 mg O2/l) e incluso una medición con 0 mg O2/l, como consecuencia de la degradación de la materia orgánica. “Los bajos niveles de O2 generan problemas de mortandad de peces y de otras especies que precisan de O2 disuelto en el agua, además de problemas de malos olores que pueden afectar a la población debido a la descomposición anaerobia de la materia orgánica” indican en dicho informe.

Pancarta del Consell del Alumnado de Nazaret | Populares VLC

Además, señalan que “este problema es más grave en los meses de verano en los que la temperatura del agua debe ser mayor, ya que, la velocidad de degradación de la materia orgánica por parte de los microorganismos crece exponencialmente con la temperatura”.

Por otro lado, también han encontrado una elevada concentración de nitratos y fosfatos que “pueden conducir a problemas de eutrofización”, y una proliferación de fitoplancton y de algas, lo que afirman provoca “ruptura del equilibrio ecológico y disminución de la biodiversidad, y sobre todo, problemas asociados de nuevo a variaciones bruscas del oxígeno disuelto que pueden generar situaciones de anoxia por la noche y por el aporte de materia orgánica del fitoplancton/algas”, es decir, “de nuevo posibles malos olores”. En relación al PH, manifiestan que “no lo vemos problemático y la turbidez, no se suele utilizar mucho para determinar la calidad del agua en el medio natural”.

“Hay un cambio en positivo en la desembocadura”

Tras recibir el estudio, el alcalde València, Joan Ribó, ha explicado que “están totalmente de acuerdo con esta motivación” del alumnado y en ir en esa dirección y que por ello están trabajando en la apertura del parque de Desembocadura, que está camino de su adjudicación definitiva. Además, ha dado las gracias al consejo del Alumnado de Nazaret por el informe y su preocupación por el río porque “es un elemento muy importante”.

Igualmente, ha recordado que desde hace cinco años ya se viene trabajando en el Turia con temas de biorremediación y que a pesar de que los datos “todavía muestran problemas, hay un cambio en positivo” y han desaparecido los olores, que “no molestan tanto como antes”, y la mortandad de peces ya no existen. “Quedan problemas, pero vamos a continuar trabajando para que el final del río y el parque de Desembocadura sean un elemento fundamental para el barrio de Nazaret” ha señalado el alcalde.

L’alcalde de València, Joan Ribó, es reunix amb els membres del Consell d’Alumnes de Natzaret, alumnat de les quatre escoles del barri de Natzaret.

Por su parte, la concejal de Ciclo Integral del Agua, Elisa Valía, que ha acompañado al alcalde en la recepción, también ha destacado que se está trabajando “de forma acelerada” para tener el Parque de Desembocadura “lo más pronto posible”, y que son “conscientes” de las molestias que causaba hace años todo el entorno en la zona, pero que se han llevado a cabo soluciones provisionales para mejorar el día a día de los vecinos.

“Estamos midiendo dos veces al día la cantidad de oxigeno que hay en diferentes puntos y el río no ha estado tan bien en la vida. Son soluciones provisionales, pero estamos satisfechos de que la zona se está manteniendo en condiciones bastante aceptables mientras llega el proyecto definitivo” ha concluido.

Últimas noticias

Contenido relacionado