16:02 - sábado, 24 febrero 2024

Información y noticias de la provincia de Valencia

Catalá llama a las ONGs que reparten comida en el río a coordinarse con los servicios sociales municipales

La alcaldesa se reunirá con estas asociaciones la próxima semana y ha anunciado un aumento del 150 % de la ayuda para la Casa de la Caridad con 250.000 euros para su programa de reparto de alimentos e higiene básica

La alcaldesa de València, Maria José Catalá, ha anunciado este jueves que el próximo 5 de enero se reunirá con las dos asociaciones, Amigos de la Calle y Fundación Ayuda a una Familia, que repartían comida a las personas sinhogar en la ciudad para abordar soluciones y buscar acciones de coordinación. Este anuncio llega tras la “prohibición” del gobierno municipal de repartir comida en el antiguo cauce del río Turia por cuestiones “sanitarias”.

“Ya hemos hablado con las dos asociaciones que repartían comida y el día 5 de enero tendremos una reunión con ellos, pero de momento les hemos pedido que colaboren con el Ayuntamiento para incorporar a esas personas a un circuito de atención integral de salud, vivienda, trabajo y alimentación”, ha señalado Catalá.

Del mismo modo, ha asegurado que la Policía Local no prohibió a la asociación Amigos de la Calle el reparto en furgoneta de comida, sino que pidió que “intentarán organizar mejor el punto de ubicación para no perjudicar tráfico ni acceso”. Además, ha indicado que a la otra asociación, la Fundación Ayuda a una Familia, que repartía semanalmente comida en el antiguo caucel del Turia, se les ha planteado que trasladen esta acción hasta un solar cerca de Jesuitas.

“Llamamiento a la coordinación”

Del mismo modo, ha hecho un llamamiento a las ONG’s para que se coordinen con el Ayuntamiento en la ayuda a todas las personas que necesitan una atención básica. “Nos gustaría que todo aquel que trabaje en este sentido estuviera coordinado con los servicios municipales ya que se trata de ofrecer una atención integral y trabajar en la autonomía de la persona”, ha indicado.

Del mismo modo, ha reiterado a todas las asociaciones que “se incorporen al circuito y pedimos coordinación para trabajar en el perfil de la persona de forma global. Es muy importante la solidaridad y el reparto de alimentos, pero no es tan sencillo, tiene unas exigencias sanitarias importantes y además es importante que este coordinado con otras actuaciones para que estas personas se acercaran a un albergue o estar lugar cobijado en esta temporada fría”.

Además, Catalá ha asegurado que la Policía Local está ofreciendo a todas las personas que están en la calle ir a dormir a un albergue. “Es una obsesión para mí que no haya gente durmiendo en la calle en Valencia y es algo complejo, pero tenemos que conseguirlo, con un reparto puntual de alimentos no lo conseguimos. En cambio, si nos coordinamos estaremos más cerca. En el Centro de Atención de Emergencias Sociales hoy han dormido 25 personas y podrán hacerlo todas las noches que lo necesiten”, ha indicado Catalá.

Aumenta la ayuda a Casa Caridad

Por otro lado, la alcaldesa de València ha anunciado que el Ayuntamiento va a aumentar un 150 % el presupuesto destinado a Casa Caridad y el reparto de alimentos e higiene básica que lleva a cabo esta ONG pasando de los 100.000 actuales a 250.000 para el año 2024.

“Consideramos que la labor que hace la Casa de la Caridad es muy importante, es una institución muy seria y es una de las que más colaboran con nuestros servicios municipales y por eso queremos ofrecer desde el Ayuntamiento todos los medios necesarios para ayudarles”, ha señalado la alcaldesa.

Del mismo modo, ha recordado que una de las primeras llamadas que hizo cuando llegó a la Alcaldía fue a Casa Caridad y además, reactivó una partida presupuestaria para poner en marcha el programa de ayuda de reparto de alimentos. “El Ayuntamiento se siente cómplice de la labor de Casa Caridad, la respalda y así va a seguir siendo”, ha asegurado.

Actualmente, la media de atenciones diaria en la actualidad son 150 entregas gracias a la colaboración de 4 personas voluntarias cada día que apoyan al equipo de dos trabajadoras sociales, dos integradoras y trabajadores del área de almacén de la Casa de la Caridad. Diariamente, esta entidad compra fruta y verdura para complementar los carros de la compra donde se incluyen los productos no perecederos del fondo europeo, se entregan packs de higiene femenina y productos de limpieza del hogar e higiene personal.

“Hipocresía”

Compromís critica la “hipocresía” de Catalá en la atención a las personas vulnerables y sin hogar “mientras recorta las ayudas sociales e impide los repartos de alimentos sin dar alternativa ni a las entidades ni a las personas que acuden”.

La portavoz de Compromís per València, Papi Robles, ha exigido a la alcaldesa que “se deje de frivolidades y se ponga a trabajar en una solución urgente para las más de 700 personas, y sus familias, a las que ha prohibido acceder a la entrega de alimentos durante estos días de Navidad y todavía no les ha dado una solución alternativa”.

Robles recuerda que “el gobierno de Joan Ribó habilitaba recursos de emergencia dignos y multiplicó las ayudas a las entidades a fin de garantizar la atención a estas personas. En cambio, Catalá se dedica a desmantelar la red pública de servicios sociales con una reorganización de la concejalía que es un recorte encubierto de estos recursos y prohibiendo el trabajo a las entidades que se dedican a atender estas emergencias de alimentos y frío durante los mismos días sin darles apoyo ni alternativa”.

Últimas noticias

Contenido relacionado