sábado, 18 mayo 2024

Información y noticias de la provincia de Valencia

Compromís denunciará al Defensor del Pueblo la ‘jornada antiabortista’ organizada en València por una concejalía de Vox

El concejal de Sanidad destaca las conclusiones del foro como que el 'aborto no es un derecho constitucional y no está en la Constitución' y el ‘sí a la vida y no a la cultura de la muerte’

La Concejalía de Sanidad, gestionada por Vox, ha organizado el “I Encuentro en Defensa de la Vida Ciudad de València”, en el centro municipal de juventud Jubiocio de Benicalap, dentro de la iniciativa de Provida que celebra cada 25 de marzo el “Día Mundial del niño por nacer”.

Una jornada en la que han participado más de un centenar de personas, entre ellas un colegio concertado, y que ha levantado las ampollas de la oposición, PSPV y Compromís, que han criticado el uso de las instalaciones municipales para “organizar unas jornadas antiabortistas” y “hacer mitines de partido”. Por ello, la formación valencianista ha avanzado que llevarán ante el Defensor del Pueblo estas jornadas promovidas por el Ayuntamiento de València.

Concretamente, el encuentro ha sido conducido por el concejal de Sanidad, José Gonsálbez, que ha contado con cuatro profesionales de distintos ámbitos que han lanzado posturas contrarias al aborto y han analizado “el derecho a la vida desde el punto de vista jurídico, médico y sociológico”. Entre ellos, el diputado nacional de Vox y catedrático de Derecho Constitucional de la Universidad de València, Carlos Flores Juberías, cuya participación ha levantado de nuevo las críticas de la oposición tras participar la semana pasada en el foro ‘Liderazgo con valores’, también promovido por una concejalía de Vox, en sustitución de la anterior jornada de liderazgo femenino.

También han colaborado la directora de Departamento de Medicina y Cirugía de la Universidad CEU Cardenal Herrera, Belén Merck Navarro; el profesor de Bioética y adjunto al Vicerrectorado de Investigación de la Universidad CEU Cardenal Herrera, Emilio García Sánchez; y la presidenta de Redmadre, Fundación de apoyo ante los embarazos no deseados, Pilar Ferrís Beltran.

Así pues, el concejal de Vox ha destacado que de esta jornada se extraen conclusiones como que “el aborto no es un derecho constitucional y no está en la Constitución; que la vida es un bien fundamental; y que nuestro objetivo es la protección de la misma. Y por eso decimos sí a la vida y no a la cultura de la muerte, porque tener hijos es lo más maravilloso que hay, y no vamos a juzgar a las mujeres que abortan; vamos a apoyarlas”.

“Lo más importante que tenemos es la vida y por eso no hay que tener miedo a defenderla. Esto es un sí rotundo a la vida y no a la cultura de la muerte”, ha asegurado el edil de Sanidad.

En este encuentro en el que han participado más de un centenar de personas, entre ellas un colegio concertado, ha levantado las ampollas de la oposición, PSPV y Compromís, que han criticado el uso de las instalaciones municipales para “hacer mitines de partido” y han avanzado que denunciarán estas jornadas “antiabortistas” al Defensor del Pueblo.

Compromís llevará ante el Defensor del Pueblo la ‘jornada antiabortista’

La portavoz de Compromís per València, Papi Robles, ha anunciado que llevará ante el Defensor del Pueblo esta jornada municipal al considerar que “es una vulneración flagrante de la Ley de salud sexual y reproductiva”. “Las instituciones no pueden tratar de alterar la voluntad de las mujeres en ser o no ser madres y mucho menos con charlas, propias del siglo pasado, donde los conferenciantes son diputados de VOX condenados por violencia de género” ha indicado.

Robles ha denunciado que “Catalá y Vox están utilizando las instituciones para hacer mítines de partido, pagados con dinero público, que nos vuelven a debates propios del siglo pasado. Éste es el peor PP que nos podía gobernar. El PP de Catalá está más cerca del fundamentalismo religioso que de la democracia liberal”.

Del mismo modo, la dirigente valencianista ha señalado directamente a la alcaldesa como “responsable de la organización de estas jornadas”, ya que “vive muy a gusto con estos planteamientos y después hará declaraciones grandilocuentes pero la realidad es que está permitiendo una charla de un condenado por maltrato que nos está diciendo a las mujeres lo que debemos hacer con nuestro cuerpo”.

Las únicas legitimadas para tomar decisiones sobre nuestro cuerpo somos las mujeres. Si lo que quieren es mejorar la situación de la natalidad en la ciudad de València existen otras medidas como facilitar la adopción, invertir en recursos para mejorar la salud sexual y reproductiva, o ayudas… pero no atentar contra la posibilidad de las mujeres que decidir sobre nuestro cuerpo”, ha manifestado.

“Guerra frontal contra los derechos de las mujeres”

En la misma línea se ha pronunciado la portavoz del PSPV en el Ayuntamiento, Sandra Gómez, que ha criticado que “se está imponiendo una agenda de guerra frontal y generalizada del gobierno de PP y Vox contra los derechos de las mujeres“. “Lo vimos en el 8 de marzo, con la supresión de unas jornadas dirigidas a empoderar a las mujeres y ahora con unas jornadas donde se vuelve a abrir una guerra al derecho de las mujeres a decidir sobre su maternidad”, ha manifestado.  

“¿Qué opina la señora Catalá de que el Ayuntamiento de València se esté convirtiendo en una especie de sede de Vox?” ha preguntado la dirigente socialista, que también ha lamentado que Catalá “asuma la agenda ultra y permita que Vox convierta el Ayuntamiento en un chiringuito electoral pagado con el dinero de los valencianos y valencianas”.

Igualmente, ha cuestionado la participación del diputado de Vox en el Congreso, Carlos Flores, en estas jornadas: “No sé muy bien que pinta en estas jornadas por segunda vez en la misma semana un diputado nacional como es Carlos Flores, que ha sido condenado por violencia de género y maltrato a su mujer. No sé qué tipo de formación puede tener más allá de quizás asesorar a todas esas personas que van a clínicas a insultar, amenazar y coaccionar a las mujeres”.

“Adoctrinar”

Asimismo, ha expuesto que “en las jornadas antiabortistas avaladas por Catalá hayan participado estudiantes de Secundaria de un centro concertado”. “Es una pena que se utilice una instalación pública municipal para llevar a cabo jornadas antiabortistas y que, además, se invite a menores a participar. Eso sí que es adoctrinar y convertir a esta ciudad en algo que la mayoría de valencianos no quiere: tener un ayuntamiento que ha abierto una guerra frontal contra los derechos de las mujeres”, ha insistido.

Últimas noticias

Contenido relacionado