sábado, 25 mayo 2024

Información y noticias de la provincia de Valencia

La Federación de Vecinos rechaza la ampliación del aeropuerto y avanza acciones para paralizarla

La entidad vecinal asegura que este proyecto es 'claramente perjudicial para la salud y el medio ambiente' y lamenta que vaya en línea con 'la turistificación descontrolada' que sufre València

La Federació d’Associacions Veïnals de València (FAAVV) se ha mostrado este viernes totalmente en contra de la ampliación del Aeropuerto de Valencia-Manises y ha avanzado futuras acciones para paralizar este proyecto que Aena podría licitar en el último trimestre de este año, tal y como anunció ayer tras la reunión con la consellera de Medio Ambiente, Infraestructuras y Agua, Salomé Pradas, y la titular de Turismo e Industria, Nuria Montes.

Una obra con la que el aeropuerto podría llegar a los 17 millones de pasajeros en 2030 que dejarían 933 millones de euros anuales en el el PIB de la provincia de València y unos ingresos cercanos a los 1.080 millones de euros anuales. Sin embargo, tanto el Ayuntamiento de Manises, donde se ubica la instalación, y otros limítrofes como el de Quart de Poblet, ya han expresado su negativa a que se cometa esta expansión que aseguran supondrá “más contaminación, más ruido y restricciones de crecimiento”.

Un posición que comparten desde la asociación vecinal que ha manifestado su “firme posicionamiento en contra” de esta ampliación” que, “entre otras zonas afecta a gran parte de la ciudad de València y su barrios, así como a la calidad de vida de sus vecinos y vecinas”.

En este sentido, la presidenta de la federación vecinal María José Broseta, ha señalado que “el proyecto de ampliación del aeropuerto tiene una dimensión que abarca a toda la ciudad, así como a distintos municipios de la comarca, afectando por tanto a un amplísimo número de vecinos y vecinas”.

“Se trata de un proyecto que es claramente perjudicial para la salud de las personas y para el medio ambiente, debido al grave incremento de contaminación acústica y atmosférica que ocasionaría”, ha minifestado.

“Intereses puramente empresariales”

Del mismo modo, desde la entidad vecinal han asegurado que la idea de la ampliación “responde a intereses puramente empresariales e individualistas, en línea de la acentuación de la actual deriva de turistificación desmesurada y descontrolada que afecta a toda la ciudad y el área metropolitana, muy alejada de un turismo sostenible y de calidad que verdaderamente aporte un valor añadido a la ciudad”.

“Este proyecto se está planteando totalmente al margen de la ciudadanía, sin transparencia y sin ningún tipo de diálogo ni fomento de la participación colectiva, y sin oportunidad de plantear ni estudiar cualquier tipo de alternativas”, ha explicado María José Broseta.

Por todo ello, desde la Federación vecinal de València ha destacado “su compromiso con la máxima movilización y colaboración con todas aquellas entidades y organizaciones que se manifiesten y trabajen para paralizar este proyecto que atenta claramente contra los intereses colectivos de la ciudadanía, como la plataforma creada por vecinos y vecinas de varios municipios de la comarca”.

Igualmente, han señalado que desde la FAAVV “se solicitarán cuantas reuniones sean necesarias con las entidades y administraciones implicadas, para llevar a cabo esta reivindicación”.

Últimas noticias

Contenido relacionado